Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Mowgli: La leyenda de la selva ★★★★

Crítica de la película Mowgli: La leyenda de la selva

Buena película y diferente en muchos aspectos de la última versión Disney.

Lo mejor de este largometraje es que tiene su propia personalidad y es diferente en el tratamiento de la misma historia frente a la última versión de la misma estrenada por Disney. Son dos películas distintas y sería injusto jugar a compararlas. No hay comparación en suficientes temas que las definen y más allá de que a mí me parezca ligeramente mejor la de Disney, confieso que ésta me gusta más, por varios motivos.

El primero de ellos es que he visto brotar el rostro de los actores por debajo de la piel de los animales. Ésta es una película donde brilla más el reparto que la animación, resuelta en planos medios cortos y primeros planos, donde domina la voz de sus actores y juega la mirada. En eso es heredera de lo conseguido en la trilogía de películas de El planeta de los simios que ha protagonizado Andy Serkis, el director de Mowgli, la leyenda de la selva. Es decisivo cómo ha trabajado con los actores para darle personalidad a su propuesta, Bale como la pantera, él mismo como el oso Baloo, Cate Blanchett como la serpiente Kaa, Benedict Cumberbatch como el tigre, etcétera. Todos ellos, con sus voces, toman posesión de los personajes animales con una solvencia y un trabajo de animación que, como ya ocurriera con Serkis cuando oficiaba como el chimpancé César de El planeta de los simios, permite que a medida que avanza la trama se vayan manifestando los matices de la interpretación en los rostros de los personajes. Un detalle, por ejemplo: en el diálogo de la pantera y el niño hacia el final, con la jaula de por medio, vemos a Bale completamente tras la piel de la pantera. Otro ejemplo, el matiz de la edad que se advierte en el oso Baloo que interpreta Serkis, el tono ambiguo y ominoso de la serpiente Kaa y su secuencia inquietante con el niño en la cueva, capitaneada por la voz de Cate Blanchett… Y el tigre, que cuando habla es Cumberbatch, pero cuando mira también.

Otro tema en el que ésta se diferencia de la de Disney es ese mayor peso de la aldea humana y lo que allí ocurre, con ese estallido de colores brillantes que curiosamente contrasta sutilmente con los colores de la selva, evidenciando la pertenencia de ese niño protagonista a los dos mundos.

En su puesta en escena, además, Serkis puede trabajar con más libertad y madurez el tema central, dejar más claro ese dilema de pertenencia que persigue y define a Mowgli y le conduce por un viaje del héroe muy interesante en el que brilla la fase de caída en la caverna más profunda, sus conflictos y sus negativas, esa búsqueda de figuras paternales, la pantera, el oso, el lobo y finalmente el cazador, y el encuentro con el desengaño en esa otra jungla, la del hombre, donde le espera una fauna siniestramente distinta y grotesca a la vital zoología que le envuelve el resto del viaje, con un encuentro terrible con un viejo amigo de la selva.

Miguel Juan Payán

Add to Flipboard Magazine.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Modificado por última vez en Jueves, 29 Noviembre 2018 23:38
Valora este artículo
(0 votos)
Miguel Juan Payán

Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.