Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Crítica de la película La Favorita

Una película que no dejará a nadie indiferente.

Simplemente brillante. He leído en varios medios internacionales que se trata de la película más accesible de su director, Yorgos Lanthimos, un creador que nos ha sorprendido siempre para bien, con películas tan magistrales como Langosta, El Sacrificio de un Ciervo Sagrado, Canino o Alps. Y es cierto que es mucho más accesible para el público menos acostumbrado a su cine, pero eso no significa que sea una película simple, o que no tenga toda la fuerza de sus películas anteriores. Simplemente la historia, en esta ocasión, parece ser más sencilla. Con especial énfasis en esa palabra. Parece. Nada nos tiene preparados para el viaje al que nos somete el director, para su torbellino de emociones, pasiones y luchas de poder.

La película nos lleva a inicios del siglo XVIII, cuando una débil reina Ana (Olivia Colman) que muchas veces se comporta como una niña pequeña sin mucho sentido común, ha dejado todas las decisiones importantes del reino en manos de lady Sarah (Rachel Weisz), con la que mantiene una relación de lo más particular. Pero la llegada de una nueva criada llamada Abigail (Emma Stone) hará que las cosas se tambaleen en la relación, al llamar poderosamente la atención de la reina. Todo ello mientras la guerra debilita a la nación y en el propio parlamento hay una enorme división entre partidarios de la guerra y de firmar la paz. Pero la verdadera guerra está dentro de palacio…

Si este año le entregasen el Oscar a mejor interpretación femenina a Olivia Colman, sin tan siquiera nominar a nadie más, la verdad no podría decirse que no fuese justo. Y, ojo, eso en una película en la que cualquiera de sus tres protagonistas podría perfectamente ser nominada y ganar. Pero lo de Colman es de otro mundo, una de esas interpretaciones memorables que nunca se olvidan. De niña malcriada a mujer decadente, a gobernante perdida… Sus cambios, sutiles o drásticos, mueven al resto de personajes, en un peculiar triángulo que sorprende al espectador porque nunca lleva por el camino que esperamos. De hecho muchas veces parece que va a dar un giro y continua en línea recta… ahí reside lo sorprendente de la historia.

Lanthimos construye unos personajes maravillosos, con Mark Gatiss o Nicholas Hoult acompañando a las protagonistas, como escuderos de lujo. La fotografía (que recuerda continuamente al Kubrick de Barry Lyndon), es una maravilla, lo mismo que ese uso del gran angular, convertido en ojo de pez en más de una ocasión, donde la recta es curva y se pierde la perspectiva… Todo para contar una historia de pasiones, de poder y de traiciones, a través de tres personajes simplemente maravillosos. Una película de la que cada visionado nos aportaría cosas nuevas, increíbles y distintas, y que nos muestra un tipo de cine visceral en sus personajes, pero medido al milímetro con el talento de sus responsables. Otra de las grandes candidatas a los premios, aunque una película minoritaria, eso sí. Brillante.

Jesús Usero

Add to Flipboard Magazine.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Modificado por última vez en Viernes, 30 Noviembre 2018 10:25
Valora este artículo
(0 votos)
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.