Imprimir esta página

Crítica de la película Bumblebee

Una de las mejores películas de la franquicia Transformers.

Posiblemente no sea la más cara ni la que tiene mejores efectos visuales, ni escenas tan enormes como las anteriores por los efectos especiales o la grandilocuencia del cine de Michael Bay. Pero es sin duda la mejor escrita y posiblemente mejor interpretada, aprovechando además el talento visual de su director, Travis Knight, responsable de la magnífica Kubo y las Cuerdas Mágicas, acompañado en esta ocasión en el guión por Christina Hodson, una de las guionistas de moda de Hollywood, que da aquí muestras de su talento y que se encarga también del libreto de Batgirl y Birds of Prey. Si le sale algo parecido a Bumblebee… estamos en buenas manos, la verdad sea dicha.

La película nos lleva a 1980, primero a Cybertron, hogar de los Transformers en mitad de una guerra y de una huida, la de los Autobots buscando reagruparse para seguir luchando. Así Bumblebee acaba en nuestro mundo, donde su camino se cruza con el de una joven adolescente que desea tener su primer coche, y que sigue llorando la muerte de su padre, mientras los Decepticons se acercan peligrosamente a nuestro mundo. La película sabe aprovechar su sencilla trama y sus simpáticos personajes para que una historia plagada de tópicos, resulte simpática, divertida y muy personal. La historia de amistad entre Bumblebee y la protagonista es mucho más emotiva, honesta y creíble que lo visto en las anteriores películas. Sobre todo porque no trata como locos histéricos a los padres, por ejemplo… Busca una mayor sencillez… aunque con tópicos.

Que Hailee Steinfeld sea la protagonista ayuda bastante con el desarrollo del personaje que como decimos tiene demasiados tópicos, sobre todo en el tema del padre y la relación con su familia, pero cuando hay talento se rellenan los huecos y se aporta perspectiva al personaje, que crece a lo largo de la historia, muchas veces gracias a la mirada de la joven estrella. Además está Len Cariou por ahí, y un John Cena muy divertido, y la película sabe controlar el tema romántico, casi como si se tratase de una broma, no de un elemento importante de la trama, porque no lo es. Se ríe de ello, y aporta más humor que en las películas anteriores…

Y para los fans de los cómics originales de Marvel de los 80 o la serie de animación… Ahora sí. Siempre he defendido la saga Transformers como lo que es, puro entretenimiento descerebrado con muchos efectos especiales y mucha explosión. Ahora bien, nunca ha sido Transformers. Eran robots grandes, sí. Pero aquí, por fin, nos recuerdan a los diseños originales del cómic y la animación, algo que debemos al maravilloso prólogo por ejemplo (poder ver a Arcee, Wheeljack, Prowl, Soundwave… es maravilloso. Y con sus diseños originales), gracias al guión y al trabajo de diseño del director y su gente, quien también se luce en unas escenas de acción más pequeñas por el menor presupuesto, pero mucho más limpias, mejor rodadas que algunas de las planteadas por Bay. En definitiva, un spin off que da nueva vida a la saga además de ser la más cercana en cuerpo y alma a aquello en lo que se basa.

Jesús Usero

Add to Flipboard Magazine.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Modificado por última vez en Jueves, 27 Diciembre 2018 14:17
Valora este artículo
(0 votos)
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión

Lo último de Jesús Usero

Artículos relacionados (por etiqueta)