Beautiful Boy: Siempre serás mi hijo ★★★

Póster de la película Beautiful Boy Póster de la película Beautiful Boy

Crítica de la película Beautiful Boy: Siempre serás mi hijo

Felix van Groeningen narra con eficacia y ritmo decreciente la lucha de un padre, por salvar a su hijo de las drogas.

Resulta curioso que Beautiful Boy casi haya coincidido en la cartelera con El regreso de Ben (Peter Hedges, 2018), una película que guarda más de una similitud con la obra del cineasta belga Felix van Groeningen. Ambas cintas tratan el tema del abismo infernal que las drogas causan en el seno familiar, cuando uno de sus miembros cae en una adición progresiva y mortal. También, en las dos historias el protagonismo está compartido, entre uno de los progenitores y el vástago adolescente que sufre la terrible dependencia hacia las sustancias dopantes. Sin embargo, el filme dirigido por Van Groeningen sigue una línea mucho más desarrollada a lo largo del tiempo, a la que plantea la movie interpretada por Julia Roberts.

Beautiful Boy (que toma el título de la homónima canción de John Lennon, tema que el personaje principal usa para calmar a su hijo cuando es niño) centra su argumento en la terrible historia del periodista freelance David Sheff, cuando descubre que su pequeño Nic está enganchado al cristal y a las metanfetaminas. Con continuos flashbacks, el cineasta a Alabama Monroe compone un emotivo fresco audiovisual, plagado de momentos cargados de efectividad dramática; los cuales permiten el lucimiento del elenco interpretativo al completo.

Steve Carell y Timothée Chalamet en una escena de Beautiful Boy: Siempre serás mi hijo

Steve Carell (Virgen a los cuarenta) da vida al preocupado David Sheff, en una caracterización que se sincroniza a la perfección con la que efectúa el joven Timothée Chalamet (Call Me By Your Name), en la piel del problemático Nic. Los enfrentamientos entre ambos, presididos por la lucha encarnizada del progenitor para salvar de la muerte a su vástago adolescente, alimentan las secuencias más potentes del filme. No obstante, la actitud contemplativa y casi de cine publicitario (destinada a marcar el sello autoral del filme) a la que recurre el cineasta a lo largo del metraje resta eficacia a una trama de potente trascendencia dramática.

Timothée Chalamet en una escena de Beautiful Boy: Siempre serás mi hijo

El ritmo decreciente con el que está narrada la acción sirve para realzar los diferentes pasos por los que transitan los personajes, hasta el instante en que las constantes recaídas de Nic hacen imposible que sus parientes confíen en una salvación cercana. Sin embargo, ese adagio escénico contribuye a que muchas de las situaciones de la película parezcan repetidas, sin un claro sentido de aportar algo significativo a la evolución de la historia.

Van Groeningen parece estar demasiado mediatizado por los libros de los Sheff, en los que se basa el guion del filme; y, en ese ejercicio de no generar algo que se salga mucho de los márgenes conceptuales expuestos en los citados textos, el director cae en el error de perderse en un sinfín de detalles de dudosa eficacia fílmica.

Pero lo que sí consigue el creador belga es focalizar la atención en el duelo mantenido por Carell y Chalamet. El primero, con un papel de altas dosis comprensivas y protectoras; y el segundo, con una parte dada a la exploración interpretativa y a una cuidada desmesura en los gestos y en las actitudes.

Jesús Martín

Add to Flipboard Magazine.

Comenta que que ha parecido este artículo en nuestro grupo Amigos de AccionCine en Telegram o simplemente para charlar de cine entre amigos

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Revista ACCION

haz click para ver el spoiler

haz click para ocultar el spoiler

cotilla, ésto es solo una prueba ;)
Modificado por última vez en Domingo, 17 Marzo 2019 12:30
Valora este artículo
(0 votos)
Jesús Martín

Soy un auténtico apasionado de las películas que despiertan la imaginación

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp