Imprimir esta página

Crítica de la película Mirai

Hosoda logra un largometraje cercano y familiar pero lejos del nivel de otras de sus obras.

Mirai llega a los cines el próximo 15 de marzo y tras su paso por los Oscars, vamos a analizar si merece o no merece la pena su nominación a mejor película de animación japonesa. La cinta se centra en una familia que trae al mundo un nuevo miembro, es entonces cuando Kun, el único hijo hasta el momento del nacimiento de su nueva hermana, empieza a sentir celos e intentará captar la atención de sus padres de todas las maneras posibles.

Viniendo de uno de los grandes directores de la animación japonesa, Mamoru Hosoda, (El niño y la bestia, Los niños lobo) no podía salir nada malo de este nuevo trabajo, y sin lugar a dudas así ha sido, pero he de decir que esperaba mucho más de ella. Ojo, la película me ha gustado, es preciosa y sencilla, pero no me parece que esté a la altura de otras cintas de animación japonesas estrenadas durante el pasado año. ¿El por qué? Quizás sea su ritmo. La trama comienza algo lenta, le cuesta bastante arrancar, siendo uno de sus problemas, ya que podemos encontrarnos con que la historia comienza a fluir después de unos veinte minutos, acaparando casi un tercio de su duración. Es posiblemente su principal fallo.

Fotograma de Mirai

Se trata de una obra centrada en lo familiar, en las obligaciones y responsabilidades de los padres con sus hijos. Hosoda logra plasmar perfectamente el sentimiento de celos y de dependencia que cualquier niño a edades tempranas siente cuando un nuevo hermano/a aparece en la familia, haciéndolo de manera creativa a través de viajes en el tiempo, pero con un formato un tanto repetitivo, ya que la historia sigue un mismo patrón durante toda la película, convirtiéndose en una repetición de eventos que ya no sorprenden tras su primera aparición. A pesar de ello, resulta interesante y gratificante ver los distintos momentos de la vida de los familiares, momentos que permiten al protagonista recapacitar sobre su comportamiento y aprendizaje. El director por su parte consigue crear esa naturalidad en los personajes que tanto le caracteriza, haciendo que el espectador (tanto adulto como niño) se sienta muchas veces identificado con ellos, tanto si han sido padres como si han contado con un nuevo miembro en la familia siendo pequeños. Es por ello que la película posiblemente esté más enfocada al público adulto por el tema de la paternidad, eje principal de la película.

Fotograma de Mirai

Una cosa buena más es su trama; sencilla, cercana y muy bonita, culminando con un final esperado y predecible, pero que agradará a todos. Por otra parte, y centrándonos en la animación, está bastante bien realizada, no tanto su banda sonora que no destaca demasiado a pesar de estar bien elegida para sus escenas.

¿Ha conseguido Mirai estar a la altura de lo esperado? En cierta parte sí, pero no ha llegado a tener el nivel de otras obras de Hosoda, quizás por su ralentizado ritmo y formato repetitivo. A pesar de eso, su trama (mezclada con viajes en el tiempo), sus cercanos personajes y su animación se unen para lograr un trabajo digno.

Christian Mesa

Add to Flipboard Magazine.

Comenta que que ha parecido este artículo en nuestro grupo Amigos de AccionCine en Telegram o simplemente para charlar de cine entre amigos

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Revista ACCION

haz click para ver el spoiler

haz click para ocultar el spoiler

cotilla, ésto es solo una prueba ;)
Modificado por última vez en Domingo, 17 Marzo 2019 12:30
Valora este artículo
(0 votos)
Christian Mesa

Lo último de Christian Mesa

Artículos relacionados (por etiqueta)