El Hijo ★★★ por M.J.P.

Crítica de la película El Hijo

Entretenida historia de terror de progenitor frente a adolescente con segunda lectura. 

La segunda lectura es una broma sobre el emblemático personaje que lanzó las figuras de superhéroes en el cómic y sirvió también como abanderado del desembarco de esos personajes en el cine, primero en forma de serial, dibujos animados luego y finalmente en los largometrajes de finales de los setenta y primera mitad de los noventa. Me refiero, claro está, a Supermán.

Lo que plantea el argumento de El hijo no es otra cosa que una versión siniestra en clave de terror de lo que habría sucedido en el caso de que Superman hubiera resultado ser un supervillano en lugar de un superhéroe. Tan simple como eso. Pero sacando el máximo partido a a la posibilidad en sus claves más terroríficas, salpicadas con guiños al espectador y chistes que alcanzan su fase más paródica en el paroxismo de las imágenes del telepredicador que cierran el relato y permite jugar con esa baza imprescindible de las fábula de terror que son los finales abiertos.

Interesa la película por ese camino alternativo a las ficciones de superhéroes y todo lo que arrastran tras de sí como fórmula narrativa en la que el personaje humano queda borrado de las tramas oficiando como meros comparsas de las hazañas de los héroes con capacidades especiales, lanzando un mensaje de sumisión de lo humano a lo sobrehumano que a nivel sociológico y psicológico podría llegar a ser muy definitorio de la sociedad en que vivimos y de la sustitución de las religiones tradicionales por alternativas más laxas, coloristas y festivas que además exigen mucho menos compromiso por parte de sus “fieles”.

Desde esa visión siniestra, El hijo, aun habiendo sido concebida esencialmente como producto comercial, de ocio y evasión, y celebración festiva de los códigos narrativos y visuales del terror, sirve, como tantas otras fábulas de terror, puede servir para llevar al espectador a reparar y reflexionar en esa segunda lectura inquietante de los superhéroes. Pero además, dejando a un lado su relación con el mismo, la película aborda con gracia y desparpajo singular un tema recurrente en el género de terror: el miedo a la vida, a la creación de vida, y sus consecuencias, lo que nos lleva a la paternidad y maternidad, el miedo a la responsabilidad y al choque inevitable de carácter generacional con el adolescente que siendo tu hijo, llegado a cierto punto de su desarrollo y con las furiosas hormonas haciendo horas extras, se antoja más alienígena que el octavo pasajero de la película de Ridley Scott.

Ese otro aspecto, tratado con humor pero al mismo tiempo incorporando toda la parafernalia visual del gore y los clásicos momentos de inquietud, persecución, estallidos sangrientos y ruptura del mundo ordenado a manos de los brutales agentes del caos, sirve a una divertida propuesta cuyos artífices han sido muy hábiles a la hora de ganarse la complicidad del espectador merced a su facilidad para jugar y al mismo tiempo bromear con los tópicos del género.

Miguel Juan Payán

Comenta que que ha parecido este artículo en nuestro grupo Amigos de AccionCine en Telegram o simplemente para charlar de cine entre amigos

Add to Flipboard Magazine.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Revista ACCION

Modificado por última vez en Viernes, 10 Mayo 2019 00:09
Valora este artículo
(0 votos)
Miguel Juan Payán

Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp