Imprimir esta página

Crítica de la película Tu mejor amigo: Un nuevo viaje

Sensible secuela de Tu mejor amigo, en la que Gail Mancuso sigue fielmente el esquema argumental establecido por el escritor W. Bruce Cameron.

A estas alturas, a nadie le pilla por sorpresa reconocer que el perro es el mejor amigo del hombre; a pesar de que la cosa no esté tan clara si se invierten los términos (sobre todo cuando aparece alguna noticia relativa al maltrato animal). El narrador W. Bruce Cameron quiso dar un voto de confianza a sus congéneres, y fusionar el mundo de los humanos y el de los canes; a través de un compromiso que requiere continuas reencarnaciones por parte del /los perro/s protagonista/s. De esta forma, y bajo semejante tesis, surgió el libro Tu mejor amigo, que se convirtió en un best-seller desde casi su aparición en las librerías.

La fórmula de encarrilar una historia de amor y amistad entre un niño y su can, que trasciende incluso al viaje hacia el Más Allá del segundo de ellos, cautivó a los lectores y al cineasta Lasse Hallström, quien había dirigido previamente la versión norteamericana de Siempre a tu lado (Hachiko).

Dos años después del estreno de Tu mejor amigo, Gail Mancuso toma el testigo de Hallström, para regresar a las aventuras llevadas a cabo por Bailey (más conocido como Gran Jefe) y el granjero Ethan. Ha pasado el tiempo, y el otrora joven propietario de Bailey se ha convertido en un individuo con achaques y canas en el cabello. Este señor vive en su propiedad campestre con su can, su esposa Hannah, su nuera viuda y su nieta de diez años. La mala fortuna ha arrebatado prematuramente la vida al hijo de Ethan y Hannah; y, desde entonces, la pareja se ha volcado en cuidar a su nieta C.J. Sin embargo, la relación con su nuera es bastante penosa. Tanto es así que, un día, la mujer decide regresar a la ciudad con C.J., y retomar su carrera como cantante. Ethan y Hannah se quedan desolados; por lo que, cuando el hombre debe sacrificar a su querido Bailey (para ahorrarle los dolores de una enfermedad incurable), el granjero le pide que busque y proteja a la pequeña C.J., en cuanto este acceda a su nuevo cuerpo. Un objetivo que llenará las sucesivas existencias del perro de un propósito determinado.

Mancuso no escatima ni una escena para provocar sensaciones de nostalgia y tristeza constantes, que no consiguen diluir ni las contadas gracias de los perros que aparecen en el metraje. Esto facilita que el ingrediente dramático sea el que mejor funcione en la película, bastante floja en cuanto al planteamiento de situaciones sorpresivas o de interpretaciones memorables.

Tu mejor amigo: un nuevo viaje hace suyas las reglas de la calificación de cine para toda la familia (del bebé a los abuelos), y eso provoca que el tono amable y un tanto empalagoso se ejercite con manga ancha, sin equilibrar las dosis de enternecimiento cinematográfico y las meramente humorísticas.

El resultado es una película que explota al máximo la vena sensible, sin alejarse en ningún instante de los estereotipos relacionados con los filmes de similar naturaleza argumental;  y que se hacen especialmente patentes a la hora de retratar las acciones y motivaciones de los roles humanos (brillan mucho más los perros).

Jesús Martín

Add to Flipboard Magazine.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler
Modificado por última vez en Martes, 02 Julio 2019 09:40
Valora este artículo
(0 votos)
Jesús Martín

Soy un auténtico apasionado de las películas que despiertan la imaginación

Lo último de Jesús Martín

Artículos relacionados (por etiqueta)