Crítica de la película Serenity

Duele ver tanto talento desperdiciado cuando además la idea era buena….

Serenity es la tercera película como director del guionista Steven Knight, un tipo con el talento suficiente para crear las series Taboo o, sobre todo, Peaky Blinders, y que ha escrito películas como Promesas del Este, Negocios Ocultos, El Caso Fischer o las que él ha dirigido, la más que interesante Redención y la brillante Locke. Pero también es el guionista de Aliados, Los Criminales de Noviembre, El Séptimo Hijo o esta que nos ocupa, así que no todo es brillantez en la cabeza del guionista. Y en este caso todo lo que propone es tan bizarro y está tan fuera de lugar, que uno no sabe realmente si es Knight o le han abducido y suplantado por un clon con la mitad de su talento… o la mitad de la mitad.

La historia es en base cine negro. Un hombre retirado en una isla como pescador, llevando a turistas a disfrutar de la pesca en su barco, y obsesionado con un atún enorme al que debe pescar. Su Moby Dick pero en atún. De repente aparece en la isla su exmujer que le ha encontrado y le ofrece dinero por llevar a pescar a su nuevo marido y dárselo de comer a los tiburones, porque el tipo la pega, la maltrata y es un peligro también para el hijo que tuvieron ellos dos y al que el protagonista no ve desde hace tiempo… Hay en la isla también un tipo que quiere contactar con nuestro pescador a toda costa… pero eso son cosas que deben ver para analizar ustedes mismos.

El problema del guión es que, pese a lo audaz del giro que da pie al tercer acto, nada tiene sentido anteriormente. Una estrella es por ese giro, porque si no estaríamos ante una de las peores películas de los últimos diez años. No es que el momento en cuestión la salve, pero me quito el sombrero porque hay que jugársela muchísimo para hacer algo así en una película que llegó a salas comerciales en USA, recordemos. Pero todo lo demás, los diálogos por ejemplo, son para echarlos de comer a parte. El reparto pone todo el empeño del mundo en rescatarlos, pero no hay forma. Son pesados, reiterativos y, sobre todo, muchas veces ridículos.

Hay un momento, en el primer encuentro entre Diane Lane y Matthew McConaughey, que piensas que pueden salvarlo. Que no todo está perdido, que los cinco primeros minutos han sido una prueba para empezar a contarnos la historia que importa de verdad. No, no es así. Es un pequeño oasis en mitad de un desierto. Anne Hathaway y Jason Clarke (en un papel insufrible y horriblemente mal escrito, caricaturizado hasta el extremo) no aportan casi nada y cuanto más avanza la historia, menos sentido tiene todo. Se supone que el giro lo explica, que explica los tópicos, lo absurdo, lo vacío de la historia. Pero llega tarde y no funciona. No hace que nada de lo anterior realmente encaje. No es más que un producto  muy fallido. Podía haber sido una de las películas del año. Puede que aún lo sea, pero de las peores, me temo.

Jesús Usero

Add to Flipboard Magazine.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler
Modificado por última vez en Viernes, 19 Julio 2019 09:14
Valora este artículo
(0 votos)
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp