Utoya. 22 de julio ★★★★

Crítica de la película Utoya. 22 de julio

Escalofriante recreación de Erik Poppe, de la matanza indiscriminada que perpetró el ultraderechista Anders Breivik, el 22 de julio de 2011.

Unas imágenes exhiben la estruendosa explosión en un edificio de oficinas del gobierno, en Oslo (Noruega). Estas secuencias, tomadas de manera confusa y un tanto amateur, dan paso al  nervioso movimiento de una cámara, que sigue a una chica llamada Kaja; la cual pasa un tiempo de relax y confraternización juvenil en la noruega isla de Utoya, al lado de su hermana pequeña. La adolescente muestra preocupación por lo ocurrido en la capital, y habla de ello con su madre y sus amigos; cuando de repente se escuchan unas detonaciones a lo lejos. Al principio, los chicos piensan que son petardos; pero todo se vuelve oscuro y neurótico, en el momento en que los adolescentes ven a un grupo de compañeros corriendo despavoridos a ponerse a salvo. A partir de esta escena, Erik Poppe introduce al espectador en la pesadilla real que experimentaron los chavales que estaban de campamento en la citada localización, el fatídico 22 de julio de 2011.

El cineasta nórdico opta por una estructura casi de documental, con personajes que, pese a estar inventados en sus respectivas identidades, guardan una correlación fiel con gran parte de las víctimas del sádico Anders Breivik.

Utoya. 22 de julio toma el estilo audiovisual de la impactante Elephant (Gus Van Sant, 2003), y lo mezcla con ciertos toques de El proyecto de la bruja de Blair (Eduardo Sánchez, Daniel Myrick, 1999); todo para generar un producto directo y descarnado, en el que no existe banda sonora, y donde los planos parecen gestionados por la urgencia y el miedo que padecen los muchachos que huyen de la muerte.

Dentro de semejante fórmula creativa, el responsable de La decisión del rey centra el relato en la figura de una joven a la que llaman Kaja, y que es el referente más sincero de la bestialidad homicida llevada a cabo por Breivik. La actriz Andrea Berntzen es la encargada de dotar de físico a la citada heroína; la cual asiste a la matanza con el ánimo de ayudar a los que pueda, y de proteger a su hermana pequeña.

El filme no deja lapsos de tranquilidad, para rebajar la ansiedad que provocan las espeluznantes escenas que el cineasta de Oslo expone con una desnudez encomiable de artificios, lo que dota a los hechos que narra de una verosimilitud aterradora y profunda.

Estas sensaciones de peligro constante quedan brillantemente plasmadas por el rostro desencajado y el sudor de Berntzen, quien se dedica a correr por el campamento con el propósito de sobrevivir al lado de sus amigos y de su hermana. Tal sensación de horror desbordado se encuentra incluso más acentuada por el recurso usado por Poppe, consistente en no mostrar en ningún momento la imagen del criminal (algo que marca una notable diferencia con lo que hizo Paul Greengrass, en el filme 22 de julio). Un tipo al que presenta como un ente amenazante, que únicamente es percibido a través de los mortales disparos que ejecuta con su rifle de asalto.

Semejantes elementos artísticos hacen de Utoya. 22 de julio una película especialmente comprometida con reflejar cómo las víctimas inocentes vivieron la angustiosa carnicería, perpetrada hace ya más de una década. Un punto de vista que sigue con inusitado pulso el nerviosismo de los jóvenes perseguidos; los cuales, en unos 70 minutos de locura, intentaron no ser abatidos por las balas de un perturbado con ansias de causar el mayor daño posible.

Jesús Martín

Add to Flipboard Magazine.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler
Modificado por última vez en Viernes, 19 Julio 2019 09:13
Valora este artículo
(0 votos)
Jesús Martín

Soy un auténtico apasionado de las películas que despiertan la imaginación

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp