Joker (M.J.P.) ★★★★★

Crítica de la película Joker - Guason

La mejor película del año. Joaquin Phoenix está inmenso. Todos somos Joker.

Le pongo cinco estrellas. Me faltan estrellas para ponerle. Le pondría diez si me dejaran. Es la mejor película no solo de este año sino de los últimos años.

El logo de la productora con el que arranca la película es ya en sí mismo toda una declaración de principios sobre lo que vamos a ver a continuación: el retorno del gran cine que los grandes estudios cultivaban allá por los años setenta, cuando pensaban en la calidad, buscaban a su público con más respeto por el público, y no se volcaban en la sobrexplotación de franquicias, secuelas, etcétera.

Joker lleva en su seno a modo de influencia muchos buenos momentos de gran cine de los años setenta y alguno que otro de los años ochenta. Arranca con poderosos ecos que recuerdan Taxi Driver, pero no tara en revelarse como un descenso a la locura del nivel de El resplandor. Una de sus secuencias, el encuentro del protagonista con Wayne en el lavabo, me ha recordado aquel otro momento, también de revelación y que hace avanzar la historia, o lo que es lo mismo, al protagonista hacia la locura, en el que el protagonista de El resplandor se encontraba con el antiguo guarda el hotel Overlord. Y en las secuencias del metro se respira todo el aroma de las buenas películas policíacas que nos servía el cine de los setenta en el marco de la producción comercial de los grandes estudios, tipo The French Connection.

Y lo bueno es que tomando pinceladas de esos títulos, en ningún momento es mero eco, guiño o copia de los mismos. Nada más lejos. Esta película exhibe su personalidad abrumadora desde el primer momento. Pero sus artífices han visto mucho buen cine. Y se nota: saben hacer buen cine. Cine excelente, de hecho, con el que van a demostrar que al público actual no le ocurre nada raro y sabe disfrutar de la calidad como el público de cualquier otra época de la historia del cine.

Otra cosa que va a demostrar esta gran película capaz de devolvernos la fe en el buen cine es que frente al paulatino agotamiento de las fórmulas del cine comercial actual, toca volver a la calidad. Toca volver a ocuparse del espectador adulto. Toca volver a respetar al público. Y toca ponerle delante argumentos, tramas y temas que resulten motivadores para su reflexión, y no solo para la contemplación pasiva de efectos visuales más o menos impresionantes o de nueva generación.

Los artífices de Joker se atreven a arriesgar, a entrar en el territorio comanche de lo inexplorado, buscan al personaje del payaso asesino en un lugar donde no le habían buscado antes, y además tienen una opinión sobre todo aquello que nos cuentan, y sobre el mundo en que vivimos. Porque la película puede ambientarse en época pasada, pero claramente nos está hablando del caos de nuestro presente, de lo cerca que está nuestro mundo de precipitarse al absurdo máximo, de que todo acto tiene sus consecuencias, y de lo poco civilizados que somos bajo nuestro fatal y falso manto de corrección política.

No ha habido una película como esta en la cartelera desde hace tiempo. Necesitábamos recuperar figuras como el Travis Bickle de Taxi Driver, el Jack Torrance de El resplandor, el Willard de Apocalypse Now o el Jake La Motta de Toro salvaje. Necesitábamos recuperar el cine de calidad en el seno de los grandes estudios de Hollywood, en la cúspide el tejido del entretenimiento audiovisual de nuestros días. Y es eso lo que nos ha devuelto Joker.

Y no, no es una película de superhéroes. Afortunadamente. No lo necesita. Necesita ser otra cosa, y lo es de manera brillante. Pero sí es una manera de entender a las figuras de las viñetas con el mismo talento que han aplicado maestros del cómic como Brian Azzarello y Lee Bermejo a la mitología de Batman en obras maestras del comic como Joker o Condenado, por poner dos ejemplos recientes de las joyas que circulan en el mundo de las viñetas y que en muchas ocasiones están superando incluso a las propuestas audiovisuales de esos mismos personajes. Si alguien duda de ello, reparen en el juego de escaleras y callejones que nos propone esta película para solventar con mano firme y pincelada maestra el guiño a la mitología de los personajes. Aclaro, en Joker lo mejor no está en el Callejón del crimen, sino en el encuentro en esa verja de la Mansión Wayne. Porque lo mejor de la película es cómo sistemáticamente esquiva todos los lugares comunes, todo lo previsible, para demostrar que es un animal de otra especie entre la fauna de personajes del comic que inspiran personajes del cine.

Todd Phillips ha dado un puñetazo en la mesa compinchado con Joaquin Phoenix para reivindicar el cine como primera inspiración del cine. Y cada uno de los planos de su película es una declaración de amor por el lenguaje del cine, sin concesiones a otros medios. En los tiempos que vivimos eso es lo que arranca aplausos al terminar la proyección de Joker.

El público sabe lo que quiere. Y le gusta lo bueno. Joker es muy buena. Y nos respeta como espectadores.

Así que, sí, contra viento y marea, este viaje desde la tragedia al terror que es Joker, este paseo por el lado más oscuro de nuestras frustraciones que nos conduce a mirarnos a un espejo donde nuestro desanimó se deforma en compasión y empatía por el protagonista para revelarnos finalmente al monstruo del terror que anida en nuestro interior, en nuestra sociedad, agazapado y oculto en lo cotidiano, nos hace pensar que todos somos un poco Joker. Y así es como nos mete el miedo en el cuerpo.

Joaquin Phoenix debería recibir un Oscar por esta película. La película también. Y su director. Y si no lo reciben y, como algunos pretenden, le dan un premio a Robert Downey Jr. por sacarle la lagrimilla al personal en Vengadores: Endgame, será que nuestro mundo está realmente loco.

Y algunos nos reiremos mucho.

Como Joker.

Miguel Juan Payán

Compra tu entrada:

 

Add to Flipboard Magazine.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler
Modificado por última vez en Viernes, 18 Octubre 2019 12:33
Valora este artículo
(0 votos)
Miguel Juan Payán

Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp