Ofrenda a la Tormenta ★★★

Julio 27, 2020

Crítica de la película Ofrenda a la Tormenta

Buen cierre de la trilogía de Baztan, posiblemente la mejor de las tres entregas.

     Una película que debía haber llegado en primavera a los cines pero que, por desgracia debido al coronavirus, vio su estreno aplazado indefinidamente hasta que Netflix anunció que la película se estrenaría directamente en su servicio de streaming, que ya tenía las dos entregas anteriores, El Guardián Invisible y Legado en los Huesos, ambas dos éxitos para Netflix, por lo que la tercera entrega seguramente funcionaría igual en la plataforma. Ofrenda a la Tormenta ofrece en parte un cierre a la trama, pero deja también la posibilidad de nuevas entregas si el público así lo decide. Y sobre todo, es la entrega que más redonda ha quedado de las tres, a mi modo de ver.

     La trama sigue la historia donde la dejó la película anterior, por lo que es prudente andar con pies de plomo al respecto. Tiene mucho en común porque, al contrario que con El Guardián Invisible, los hechos vienen heredados directamente, especialmente el tema de la madre de la protagonista y ese extraño grupo de personas que mueven los hilos en el valle. Tan peligrosos como ligados a las prácticas ancestrales de brujería. El mal puebla el valle, como avisa uno de los personajes. Y en esta ocasión, al contrario que en las dos anteriores, el elemento sobrenatural encaja mucho mejor, está mejor planteado desde el guión, haciendo que la historia sea más fluida y que ambas partes del relato no choquen tanto como en las dos películas anteriores.

     Por supuesto nada de esto sería posible sin Marta Etura y su portentoso trabajo como protagonista. Una actriz que es capaz de lo que exige la película y mucho más (las escenas en el apartamento tras el giro de guión son la prueba de fuego. Destacan junto a ella especialmente nombres como Francesc Orella, Nene, el pequeño papel de Álvaro Cervantes o Elvira Mínguez, pero el guión no acompaña a personajes como el de Leonardo Sbaraglia. La historia tiene mucho de giallo sobrenatural también, de esas historias de terror de los setenta con asesinatos de por medio y elementos ligados a lo sobrenatural como Phenomena o Suspiria.  Y funciona realmente bien en ese camino.

     Pero no deja de ser un producto que no es redondo ni mucho menos. Fernando González-Molina es un director todoterreno de un brillante nivel visual y lo vuelve a demostrar en la película. En ese aspecto no hay muchas quejas. Pero a nivel historia… unas pocas. El giro final se ve venir desde el minuto uno por el empeño del guión en querer que miremos a otro lado, y además hace poca justicia al desarrollo de algunos personajes. Es la más larga de las tres, con casi 140 minutos, lo que en un par de momentos hace que la trama se resienta, porque está descompensada entre lo que tiene y lo que puede contar. Acelera y frena con demasiada frecuencia. A veces acertadamente, otras haciendo confusa la propia historia (el giro final se ve venir pero además no encaja casi nada…). Una buena película de misterio, un buen policíaco con toques sobrenaturales y un buen cierre para la saga que ojalá hubiese sido excelente. Pero que deja espacio para más entregas.

Jesús Usero

Add to Flipboard Magazine.

  

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

©accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Lunes, 27 Julio 2020 17:22
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión