Gretel y Hansel ★★★

Julio 27, 2020

Crítica de la película Gretel y Hansel

Un interesante giro al cuento clásico.

     Quizá más cercano a lo que los hermanos Grimm plantearon inicialmente. Sus cuentos eran mucho más oscuros, más siniestros y más violentos que lo que ha llegado muchas veces en adaptaciones a nuestros días. Y si uno se remite a los mismos para leerlos, se dará cuenta de que tanto ellos como Hans Christian Andersen, por ejemplo, eran bastante aterradores. Y eso intenta la película de Oz Perkins, autor también del guión de la película. Un cineasta que ha conseguido interesantes resultados con películas como Soy la bonita criatura que vive en esta casa o La Enviada del Mal. Todas interesantes, pero las dos anteriores podemos decir que están por encima de su tercera película como realizador. Sin dejar de ser un trabajo muy interesante.

     Una transformación del cuento de los hermanos Grimm que en lugar de presentarnos a dos hermanos de la misma edad, se convierte en un cuento de paso a la madurez, con una Gretel en plena adolescencia y con un Hansel que apenas es un niño de ocho años. A partir de ahí la historia es más o menos similar al cuento. Una búsqueda de hogar, comida y trabajo, la aparición de una casita en el bosque de donde viene un olor a tarta… Y el descubrimiento que hay cierto tipo de monstruos que se esconden entre nosotros y que son tan antiguos como nosotros, porque somos nosotros. Nosotros y la oscuridad. Un siniestro relato sobre una bruja humana, o una humana bruja, según quieran verlo, la verdad.


Lo interesante de la historia, poderosamente liderada por Sophia Lillis, es ese paso al terror vía una serie de poderosas imágenes, a camino entre el sueño y la realidad, con formas geométricas poderosas que se clavan en la cabeza del espectador, con un interesante uso de una paleta cromática siempre entre el gris y el azul, y con una rival, en el rostro de Alice Krige, que impone con su simple presencia, y que se compagina muy bien con la presencia de Jessica de Gouw, aunque esta podía haber aparecido más. Su tono camina entre Ari Aster y Robert Eggers, lo que es realmente interesante sin terminar de revolucionar absolutamente nada. Su problema es que lo pretende.

Su quizá mayor error, que parte de la historia, es pensar que el cuento tiene realmente la posibilidad de presentar esta historia densa, onírica y por momentos agotadora, extenuante para el espectador. No es que la historia se mueva despacio es que no se mueve en absoluto por momentos y no para convertirse en un elemento contemplativo. Simplemente porque la película alarga excesivamente una historia que tal y como está planteada no daba para noventa minutos de metraje. Se cree más importante de lo que es y piensa que es La Bruja, pero no tiene ni su guión ni su pegada visual. Transmite inquietud y miedo por momentos, pero en otro da vueltas sobre sí misma y despista al espectador. Es muy interesante, aunque queda la sensación de película a medio cocer…

Jesús Usero

Add to Flipboard Magazine.

  

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

©accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Lunes, 27 Julio 2020 17:21
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión