Crítica Un Mundo Normal ★★★★

Septiembre 08, 2020

Crítica de la película Un Mundo Normal

Achero Mañas vuelve a la dirección de largometrajes de la mejor forma posible.

      Diez años esperando que el director de Noviembre o El Bola, volviese a ponerse detrás de las cámaras para rodar una nueva película, y por fin ha llegado el momento de disfrutarla. Una comedia dramática o un drama cómic, elijan ustedes, con elementos de road movie realmente peculiar, y con un desarrollo de personajes de lo más interesante, que lidia con las relaciones entre padres e hijas, madres e hijos. Una reflexión sobre el amor, el dolor, la pérdida, el crecimiento, la búsqueda de uno mismo y la familia, construida como un enorme homenaje a la propia madre del director y guionista. Emotiva pero nunca lacrimógena, inteligente y muy bien servida, Un Mundo Normal es una muy buena película.

      Un director de teatro en plena crisis vital, debe afrontar sus muchos problemas en un mundo que le considera un loco, especialmente su hija. O seguir luchando por levantar el musical que siempre ha soñado, o rendirse al mundo de la televisión y dirigir una serie infame, pero muy bien pagada. Hacerse adulto o seguir soñando. Cuando su madre fallece, para sorpresa de todos, decide robar el cadáver y llevarlo a la costa, para lanzarlo al mar, lo que ella le obligó a prometer. En ese viaje tan peculiar, su hija se sumará a él, intentando evitar que su padre cometa una locura. Aunque quizá su padre no esté tan loco como ella o el resto del mundo creen, y en este viaje descubra realmente quién es él y quién  empieza a ser ella.

      Un Mundo Normal tiene entre sus muchas virtudes a Ernesto Alterio. El actor, que lleva una racha excelente la verdad, lidera el reparto con esa mezcla de niño grande y adulto encerrado que permite explorar a un personaje complejo, divertido, único y muy tridimensional, quizá un reflejo del propio director de la película. Junto a él brillante Gala Amyach, y brillantes Pau Durá, Ruth Díaz o Magüi Mira, aunque no tienen el tiempo suficiente en pantalla. De hecho hay personajes, como la aspirante a actriz interpretada por Raquel Villarejo Hervás, de los que queremos saber más y están a punto de robar la película.

      No lo consiguen pero nos ponen a pensar en otras opciones, otras posibilidades de la misma historia. Una historia que tiene mucho de road trip americana. Pero claro, ir del medio Oeste americano a la costa, puede llevar días. De Madrid a la playa… unas horas nada más. Mantener el viaje en marcha y en tensión es clave, y el director lo consigue con un sentido del humor envidiable y con unos personajes y unos secundarios llenos de encanto. Y con detalles perturbadores que a veces recuerdan a David Lynch incluso, como ese momento con la dueña del hotel de carretera. Le sobra la arrogancia que tiene a la hora de despedazar a la televisión, como si allí solo hiciesen basura. Como si en el cine o en el teatro o en la literatura, todo fuese puro y bueno. Le sobra la condescendencia que tiene por momentos, enseñándonos y educándonos con personajes que lo tienen todo… Pero poco más que echarle en cara a una película honesta, humana y divertida.

Jesús Usero

 

Add to Flipboard Magazine.

  

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

©accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Martes, 08 Septiembre 2020 18:21
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión