Clouds ★★★

Octubre 14, 2020

Crítica de la película Clouds

La inspiradora historia de Zach Sobiech se siente más madura y real que el resto de producciones juveniles de Disney+

Hace siete años, el director Justin Baldoni (A dos metros de ti) se enamoró de la energía contagiosa de Zach cuando hizo un breve documental sobre su vida y su lucha contra el cáncer. A pesar de que la canción Clouds logró superar los 3 millones de visualizaciones en Youtube cuando en diciembre de 2012 su autor la subió a la plataforma, y actualmente cuenta con más de 14 millones, Baldoni le prometió al joven que haría todo lo posible para que el mundo entero escuchara su música. El resultado es una adaptación del libro Fly a Little Higher: How god answered a Mom's small prayer in a big way de Laura Sobiech, que encierra un mensaje de esperanza, fe y victoria frente a la adversidad, muy necesario en estos tiempos del COVID-19.

Clouds cuenta la historia real de Zach Sobiech (Fin Argus), un joven con un don excepcional para la música que padece un extraño cáncer de huesos contra el que lucha en su último año de instituto y, desgraciadamente, de vida. Una historia a priori tan lacrimógena y de superación es el producto perfecto para Disney, pero lo cierto es que eran Warner, quien compró los derechos del libro en 2016, y la productora Wayfarer Studios, creada por el propio Baldoni, quienes iban a llevarla a la gran pantalla. Hasta que estalló la pandemia y Disney la compró para estrenarla en su plataforma. Quizás por eso la historia no esté trufada de tópicos adolescentes de instituto, como ocurría en Stargirl, y sí que sea más madura en todos los sentidos, terroríficamente real y durísima para todos aquellos que hayan mirado a la enfermedad a los ojos. Para ello, el director convierte a Zach en un adolescente con el que podemos identificarnos y nos contagia sus ganas de vivir sin hacer un uso abusivo de canciones o números musicales, simplemente a partir de pequeñas acciones remarcadas gracias al notable trabajo interpretativo del joven Fin Argus.

A la hora de encarar los últimos días de su vida, un apoyo fundamental es su familia, a la que Baldoni sabe retratar sin estereotiparla ni realizar subrayados dramáticos. La película no se nutre de situaciones exageradamente dramáticas, sino de pequeños conflictos que ayudan a construir a los personajes, como esa discusión entre los padres (Neve Campbell y Thomas Everett Scott) por un regalo o la de los hermanos por el mando de la televisión, que en su resolución es más elegante y emotivo que todo el concierto final. Ahí es donde encuentra la película su fuerza, en los momentos más íntimos, aunque a veces sea demasiado dura para el público juvenil, que quizás esperaba que la música estuviera más presente. Lo cierto es que la grabación del tema que da nombre a la película y el fulgurante éxito musical de Zach y su compañera (Sabrina Carpenter) no aparecen hasta bien avanzada la narración. Es el elemento diferencial de otras historias sobre personas que hacen frente a graves enfermedades, por lo que el énfasis que hace en su primera mitad en la enfermedad, sin aportar nada nuevo, le acaba pesando al metraje.

Clouds es un satisfactorio añadido al catálogo de Disney+, aunque la compañía ya nos haya contado otras historias semejantes. De hecho, se observan muchos paralelismos entre esta y la ópera prima del director, A dos metros de ti, por lo que Justin Baldoni haría bien en cambiar de género para su próxima película si no quiere acabar encasillado.

  Alejandro Gómez

Disponible en Disney+ desde el 16 de Octubre de 2020

 

 

Add to Flipboard Magazine.

  

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

©accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Viernes, 16 Octubre 2020 08:38
Alejandro Gómez

Todo en uno: cinéfilo, seriéfilo, melómano, lector voraz y tragaldabas.