Historias Lamentables ★★★

Noviembre 23, 2020

Crítica de la película Historias Lamentables

La nueva película de Javier Fesser tras el éxito de Campeones.

      Un éxito descomunal con una película que recaudó decenas de millones de euros y que además recibió el reconocimiento de los premios en la gala de los Goya de 2019, donde se llevó tres galardones incluyendo el de mejor película. Campeones fue un enorme éxito que, pese a tener algunos toques del humor realmente único de Javier Fesser, era más convencional que El Milagro de P. Tinto o Mortadelo y Filemón, por no mencionar sus cortometrajes tan conocidos. Historias Lamentables es una posible mezcla de ambas que además ha llegado de la mano de Amazon Prime, quien adquirió los derechos de la película antes de que se estrenara en cines, debido al problema con la pandemia que ha cambiado tantas cosas en el mundo del cine y la exhibición.

      Historias Lamentables se compone de varios mediometrajes que repasan historias… sí, lamentables como su título indica. Pequeños relatos que dan un giro hacia lo esperpéntico, lo bizarro, lo terrible… según avanzan y se convierten en otra cosa. Interconectadas o no, las historias que nos señala el director y guionista van desde la del hijo de un empresario que desea impresionar a su padre el día que se retira, a una mujer que vive algo recluida porque no es precisamente la mejor persona del mundo. Por no hablar de ese hermano que ha heredado la empresa familiar en Zaragoza y que no ha sido precisamente honesto con su familia. Todas ellas con repartos no muy conocidos, pero realmente espectaculares y uno de sus grandes aciertos.


      Algunos rostros les sonarán del cine y la televisión, de papeles secundarios o del propio cine del director. Pero no serán todos, y posiblemente la mayoría pasen desapercibidos. Aunque según pasan los minutos uno descubre realmente que son actores de enorme talento que tienen mucho que ofrecer dentro del peculiar estilo de Fesser a la hora de contar historias. Un estilo que aquí brilla con una factura técnica impecable y una producción esmerada y brillante. El estilo de Javier Fesser a la hora de contar este tipo de historias es único, personal e intransferible. Todos podemos reconocerlo y todos vamos a reconocerlo, lo que hace muy especial lo que vemos, en su apartado visual. Y realmente se disfruta algo así. Hubiese sido, y seguramente lo sea cuando llegue a cines en unos meses, una maravilla.

      Pero, y es un pero considerable, la película no termina de rematar lo que suele ser el gran punto fuerte del cine del director en casi todas las ocasiones. El humor. Es una comedia que apenas nos saca alguna carcajada y que busca más la sonrisa, a veces cómplice a veces de voyeur. La película y su esquema no es lo suficientemente disparatado, pero tampoco exprime a sus personajes porque nos da sólo retazos de sus historias. Por una lado recuerda a los primeros cortometrajes del director, por otro no tiene el humor disparatado y salvaje de aquellos. Se conforma con menos y eso hace que se disfrute, pero que nos deje con ganas de más. De esos momentos en el cine del autor en el que se saltaba al vacío.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

 

Add to Flipboard Magazine.

  

©accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Viernes, 27 Noviembre 2020 13:21
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión