Otra vuelta de tuerca ★★

Enero 20, 2021

Crítica de la película Otra vuelta de tuerca

Floja adaptación de la obra de Henry James, posiblemente la peor.

         Hay muchos intentos del audiovisual, cine y televisión, de trasladar, ya sea en forma de largometraje en pantalla grande, serie o miniserie de televisión o película para televisión, esta obra de Henry James que es sin duda una pieza clave de la literatura de terror sobre temática fantasmal. Pero todas ellas son mejores que la película que aquí nos ocupa.

         Otra vuelta de tuerca en la versión que ahora llega a la cartelera desperdicia la posibilidad de actualizar el original literario con las claves del cine de terror que actualmente se manejan, bien a nivel comercial, por la senda de las propuestas estilo James Wan, o bien por la vía más interesante del cine menos fácilmente clasificable, como las que nos propone Robert Eggers. Ni por uno ni por otro camino. La directora de videoclips y capítulos de series de televisión Floria Sigismondi se muestra muy conformista y poco ambiciosa a la hora de tratar con la novela de James. Más aún si tenemos en cuenta que ésta ha dado lugar a un clásico del género de terror, como Suspense, dirigida por Jack Clayton en 1961, que dejó su huella en películas como Los otros, dirigida por Alejandro Amenábar en 2001, o El orfanato, dirigida por J.A. Bayona en 2007. Cualquiera de ellas debería haber sido un manual de referencia de primer orden para abordar otra vez esta fantasmagórica fábula de Henry James. Incluso un empeño más flojo, en clave de secuela de la novela original, titulado Los últimos juegos prohibidos, que dirigió en 1971 Michael Winner con Marlon Brando en el papel del brutal Peter Quint y Stephanie Beacham como la niñera a la que convierte en su víctima, era mejor, sin ser muy buena, que esta nueva versión que ahora se estrena.

Otra Vuelta De Tuerca 2

         Lo mejor de la película, o al menos lo que más convence, por el trabajo de actores más que por la propuesta visual o el guión, es el trabajo de Finn Wolfhard como Miles. El actor, al que conocemos por papeles previos completamente distintos en la serie de Netflix Stranger Things y las dos últimas películas que han adaptado al cine la novela de Stephen King It, le gana la partida en cada plano a una Mackenzie Davis aún más perdida aquí en su papel como protagonista de lo que estuvo en su incursión en Terminator: Destino oscuro. Es cierto que en ninguna de las dos ha estado respaldada por un guión que le permita construir un personaje sólido más allá del tópico y lo previsible, pero no es menos cierto que está sobreactuando en ambos casos.

         En su juego de apertura, cuando va sembrando lo fantasmagórico en el relato, los atisbos del horror, esta versión de Otra vuelta de tuerca más o menos consigue defenderse. Pero cuando entra en materia, cuando realmente tiene que pasar a la fase de espesamiento terrorífico, empieza a caer en una reiteración de recursos muy gastados, que no inquietan, y entrando en su desenlace, precipitado y torpe, se pierde totalmente y cae en picado.

Miguel Juan Payán

Add to Flipboard Magazine.

©accioncine

Logo Accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Miércoles, 20 Enero 2021 17:17
Miguel Juan Payán

Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática