Nuevo Orden ★★★★

Febrero 17, 2021

Crítica de la película Nuevo Orden

Una aproximación distinta a una historia ya conocida.

      He leído en algunos sitios que la película es reaccionaria y que se sitúa del bando de los ricos, ya que el director, Michel Franco, pertenece a ese estatus social. Pero desde el punto de vista de quien esto escribe, nada más lejos de la realidad. La película presenta una rebelión por parte de los más pobres, de los indígenas, ante una clase alta indolente en sus palacios, sin preocuparse de la gente que sufre y padece. Pero el problema de esa rebelión no es que los pobres se alcen. Lo hacen con motivos más que suficientes. Ni tampoco es una defensa de aquellos agredidos, los ricos, que son mezquinos y mediocres en su mayor parte. La película habla de otra cosa. De un poder mucho más oscuro y siniestro. Los auténticos villanos de la historia.

      Franco nos sitúa en una boda de clase alta, donde en vísperas de la revolución, un antiguo trabajador suplica por dinero para la operación que salve a su esposa. Sus antiguos empleadores se comportan… como lo hacen muchos ricos en esos casos. Con un desdén y mezquindad. Pero la hija de la familia es un ser humano decente. Y sin saberlo va a iniciar una serie de movimientos de fichas de dominó que caen una detrás de otra y ante las que nadie puede hacer nada, no importa el dinero que tengas. No importa lo poderoso que creas ser ante la corrupción, el poder real y la fuerza. Y la película supone un baño de realidad.


Nuevo Orden 2

      El director y guionista asegura que no hay nada de su ideología en la película, y no sé si creerlo. Lo que sí hay es un miedo a esa revolución no porque no sea justa, sino porque hay muchos pecados  que esconder y de los que no se salvaría nadie cuando tiene dinero para defenderse. El final de la rebelión muestra claramente el camino que puede acontecer si algo así pasase. O que aconteció en el pasado (hay un par de detalles que pueden recordar a Desaparecido de Costa-Gavras) y volverá a suceder. Unos pocos aprovechándose de la lucha entre ambos. El final es clarísimo al respecto. Vean quién debe pagar las deudas de los demás. Vean quién es o no culpable.

      Quien lleva el peso de casi toda la historia es Naian González Norvind. Un personaje magnífico y el núcleo de la historia. De todos los personajes de clase alta, el único rescatable. El único noble y decente, y la actriz lo borda en el viaje del mismo. Como también lo borda el director en su composición de lugares y en momentos realmente perturbadores, como las torturas. Pero se le va la mano con la misma facilidad con la que compone los planos. Se difumina en algún territorio donde debería ser algo menos neutral y más firma emocional e ideológicamente. Esos detalles son los que le alejan de ser una de las grandes películas del año, pero no de ser una magnífica película.

Jesús Usero

Add to Flipboard Magazine.

©accioncine

Logo Accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Viernes, 19 Febrero 2021 23:23
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión