The Mauritanian ★★★

Marzo 17, 2021

Crítica de la película The Mauritanian

Técnicamente impecable, pero algo frío e impersonal.

      La nueva película de Kevin MacDonald ha creado cierto revuelo a su alrededor gracias a sus nominaciones a los BAFTA y a que Jodie Foster ganó el Globo de Oro, lo que hace que la película sea ya una de las más firmes candidatas a llevarse algún premio en los Oscars, cuyas nominaciones son en breve, especialmente el de Foster que se espera sea nominada, o el de Tahar Rahim, el protagonista, que aunque no ganó el Globo de Oro, tiene muchas papeletas de ser nominado también. Y todo a las órdenes de un Macdonald que ya sabe lo que es brindarle un Oscar a un miembro de su reparto, pero al que el producto final no le queda del todo redondo. Casi se queda más cerca del documental en su tono.

      La película cuenta la historia real de Mohamedou Ould Slahi, interpretado por Rahim, quien fue arrestado tras los atentados del 11 de septiembre por el gobierno norteamericano y encerrado en Guantánamo durante años sin ser acusado de nada, hasta que una abogada, a la que da vida Foster, se puso a trabajar en su caso. Una lucha contra el gobierno y contra el ejército que mantuvo preso a Slahi sin pruebas reales de su culpabilidad, sometiéndole a torturas, buscando un culpable, no el culpable real de los atentados. Sin importar hasta qué punto se deshumanizaba a los presos de la isla y sin importar las víctimas que se generasen sólo por asociación de una forma u otra con los terroristas.

The Mauritanian 2

      Y sí, Rahim está magnífico, como también lo está Foster. O Shailene Woodley. Pero ni ella está para ganar el Globo de Oro, lo siento, ni él está a la altura de ella, me temo. Es excelente el trabajo del actor, pero la presencia de Foster impone muchísimo y nada es capaz de evitar eso. Y se nota porque cuando la película se convierte en algo más, algo no puramente formulaico, es cuando aparece Benedict Cumberbatch en pantalla junto a Foster. Ahí tienes la verdadera película. La presencia por ejemplo de Zachary Levi está desaprovechada también y eso afecta al resultado de la película, cuyo problema es esa fórmula, ese guión de laboratorio basado en el libro de Slahi. Es un problema que se hace muy evidente a partir de la mitad de la película…

      Porque en la primera hora el ritmo es brillante, la historia atrae y los personajes son interesantes. Pero a medida que avanza la película se obsesiona en humanizar sólo a Slahi, convirtiendo en meras herramientas narrativas al resto de personajes. No les conocemos, no sabemos nada de ellos, no tienen un trasfondo que les haga reales o humanos. Son máscaras. Eso, junto a esos flashbacks continuos y esa reiteración de historias, ralentiza la trama y lastra la historia que se vuelve farragosa e impersonal. Fría, mecánica, como si fuese un documental. Una película que se queda así a medio gas de su enorme potencial y del talento de su reparto.

Jesús Usero

Add to Flipboard Magazine.

©accioncine

Logo Accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Viernes, 19 Marzo 2021 13:32
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión