Otra Ronda ★★★★

Abril 06, 2021

Crítica de la película Otra Ronda

Thomas Vinterberg y Mads Mikkelsen vuelven a dar en el blanco.

      La Caza, la anterior colaboración entre director y actor, es una de las mejores películas que podemos recordar. Una pequeña obra maestra que pone en tela de juicio quiénes somos como sociedad cuando nos sitúa cara a cara con una injusticia real pero con un miedo aún mayor. Cómo nos comportamos cuando lo hacemos como turba anónima, sin miedo a ser descubiertos, sin repercusiones, porque creemos que estamos dando caza a un villano. Por supuesto ambos debían repetir juntos porque el resultado merecía, permítanme el chiste, otra ronda más. Y la nueva película está a punto de igualar lo que vimos en La Caza. Quizá no sea tan brillante como aquella pero sigue siendo una magnífica película de principio a fin. Más o menos.

      Otra ronda sigue a Martin, interpretado por Mikkelsen, y sus tres mejores amigos. Todos son profesores de instituto, de unos alumnos que últimamente quizá estén abusando del alcohol cuando salen de fiesta. Pero son jóvenes y en un  país en el que todo el mundo bebe, ¿cómo juzgarles? Martin odia en gran medida su vida. Se siente un  espectador de la misma. Una vida gris con una esposa con la que no conecta, unos alumnos que le ignoran o no le entienden, y unos hijos para los que es casi un desconocido. Tras celebrar con sus amigos un cumpleaños verdaderamente memorable, todos deciden poner a prueba una teoría. Que el hombre nace con un déficit de alcohol en sangre del 0,05% y que si siempre se encuentran con ese volumen del alcohol en sangre, la vida les irá mejor…

Otra Ronda 2

      Toda la película depende de un  guión escrito por el propio Vinterberg y Tobias Lindholm, que no trata a los personajes desde un prisma negativo por el uso del alcohol. De hecho, no les juzga y nos muestra inicialmente una vida totalmente cambiada para ellos en la que el espectador duda de lo que está viendo, y ahí reside su magia. La naturalidad con la que se nos cuenta la historia, lo fácil que es empatizar con estos personajes y con sus problemas cotidianos, comprender por qué hacen lo que hacen… eso es duro. Pero es sencillo de entender por parte del espectador. Porque Martin es un tipo cuya vida ha pasado de largo y él ni se ha enterado.

      Aunque todo trae un lado oscuro, claro, pero la película decide siempre mostrarlo con la misma naturalidad que el lado que sí funciona. Y, como la propia película, todo funciona gracias al reparto. Mads Mikkelsen debería ser nominado a todos los premios del mundo gracias a su papel. El cambio en su personaje se nota hasta en cómo camina o habla con sus alumnos. En su mirada profunda que lo cuenta todo. Es maravilloso verle en acción, pero también al resto del reparto, especialmente Thomas Bo Larsen y Maria Bonnevie. Quizá el final no sea ni tan contundente, ni tan redondo como en La Caza. Como si no supieran como dar un broche a tan magnífica película. No es malo, pero quizá es insuficiente para lo que nos han contado. El resto, es una pequeña maravilla.

Jesús Usero

Add to Flipboard Magazine.

©accioncine

Logo Accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Jueves, 15 Abril 2021 13:54
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión