Una Joven Prometedora ★★★★

Abril 15, 2021

Crítica de la película Una Joven Prometedora

Comprometida, inteligente y con una Carey Mulligan sensacional.

      Una joven prometedora tiene un aire a caballo entre lo pop y la crítica social, pero sin hacer gala de una continua sobre explicación a los espectadores, ni lanzar demasiados discursos. La película toma una situación demasiado real a día de hoy y la convierte en un relato verdaderamente singular, más thriller que drama, sobre los efectos de la tragedia en la vida cotidiana de cada uno de nosotros. Cuando nadie más quiere recordar, cuando el futuro parece al alcance de la mano, es entonces cuando el pasado convierte a la protagonista en un arma dispuesta a casi todo para conseguir lo que desea… justicia o lo que más se le parezca. En ese sentido la película de Emerald Fennell funciona a las mil maravillas en su debut como directora de largometrajes.

      Una joven cerca de la treintena, abandonó la carrera de medicina y un futuro prometedor tras un evento trágico, y se puso a trabajar como camarera, viviendo aún con sus padres. En lugar de recuperar el pulso de su vida, la joven vive obsesionada con vengar lo que le sucedió a su mejor amiga, haciéndose pasar por borracha en diversos locales y viendo quién quiere llevarla a casa para aprovecharse de ella, cosa que sucede a menudo. Es entonces cuando ella pone en marcha su venganza. Es entonces cuando se reencuentra con un amigo de la facultad que le hace replantearse todo lo que ha estado haciendo en su vida. ¿Será el momento de cambiar?


Una Joven Prometedora 2

      Pese a su mensaje poco esperanzador (todos los hombres son depredadores o casi todos) la película se mantiene casi todo el viaje sin hacer discursos y sin subirse a púlpitos, mucho más interesada en narrar una historia siniestra de por sí. No necesita adornarla con reiteraciones. Casi nunca. La lección va implícita en la película, cuando la película quiere dar lecciones es cuando falla. Mientras el guión de Fennell, que ya ha escrito varios episodios de Killing Eve, por ejemplo, funciona a las mil maravillas con esa mezcla de drama, thriller y humor muy, muy negro. Y esa atmósfera y look realmente arrollador que tiene la película, impropia de una debutante tras las cámaras. La madurez visual de la directora es realmente destacable.

      Y el conocimiento de su reparto. La directora y guionista es actriz también, y su reparto lo agradece. Hay actrices que brillan en pequeños papeles (Alison Brie, Connie Britton, Molly Shannon...) y actores que hacen algo similar, especialmente los heredados de Veronica Mars, Max Greenfield y Chris Lowell. El segundo tiene el momento más brutal, descarnado e impactante de la película. Y hay un cameo realmente espectacular en un pequeño y maravilloso papel para un Alfred Molina siempre brillante. Pero el motor es Carey Mulligan y sin ella no existiría la historia. Lo que nos deja la película es un proyecto elegantemente narrado, con una banda sonora magnífica, con una protagonista simplemente brillante y con un estilo que no parece el de una ópera prima. Quizá el final no funcione y quizá a veces recalque demasiado lo que quiere contar. El resto es maravilloso.

Jesús Usero

Add to Flipboard Magazine.

©accioncine

Logo Accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Jueves, 15 Abril 2021 16:28
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión