Nadie ★★★★

Abril 27, 2021

Crítica de la película Nadie

Una apuesta por el cine de acción más directo y más olvidado últimamente.

      Nadie es la confirmación de que siguen existiendo historias que contar (aunque sea una historia que ya conocemos) de la mano de cineastas interesantes y con repartos que saben muy bien lo que están haciendo. La clave de la nueva película de Ilya Naishuller, director de la más que interesante Hardcore Henry, es quiénes son sus padres, sus responsables más allá del director de la cinta. Por un lado como productor tenemos a David Leitch, el responsable de Deadpool 2 por ejemplo, pero también codirector de John Wick y productor de la saga. Y por supuesto el guionista Derek Kolstad, responsable de las tres primeras películas de John Wick y que escribe el libreto de esta película, con la que comparte un mismo ADN.

      De hecho las similitudes de ambas películas en argumento y personajes son claramente intencionadas y nos llevan a pensar si no sería posible que este Nadie, de nombre Hutch Mansell, formase parte del universo John Wick. Hutch, interpretado por Bod Odenkirk, es un tipo normal. Demasiado normal. Tiene una buena familia y un trabajo de 9 a 5, y una rutina abrumadora en la que todo está calculado, incluso que no saque a tiempo los cubos de basura. Pero eso ha llevado a que su hijo no le respete y su mujer le considere más un mueble que un marido. Aunque una noche, cuando roben su casa y no haga nada por evitarlo, algo saltará en su interior. Porque Hutch tiene un pasado y es cualquier cosa menos un hombre normal.

Nadie 2

      Tener a Bob Odenkirk como protagonista de un producto así se convierte en el mejor valor de la propia película porque es un actor simplemente sensacional que sabe dar multitud de matices a un guión que cumple por sencillez. Sin el actor la película no tendría esas sutilezas, esas miradas, esas explosiones de ira. Y ese humor, ese tono que muchas veces hace que no nos tomemos en serio la propia película, desde su villano hiperbólico (Aleksey Serebryakov) a la esposa de Hutch, interpretada por Connie Nielsen, o su familia política, ese suegro (Michael Ironside) y ese cuñado más cuñado que nadie en el mundo (Billy McLellan). Y por supuesto su padre, un Christopher Lloyd que tiene más de una sorpresa para el espectador. Quizá el más desaprovechado sea RZA.

      La trama de hombre corriente que se descubre como mucho más cuando el mundo intenta atacarle es una que hemos visto en muchas ocasiones, y que si le sumamos un mafioso ruso pues tampoco difiere mucho de John Wick. Aquí lo que cambia es la forma de contar la historia. La adrenalina brutal que le mete Naishuller a las escenas, el sentido del humor  que nunca termina de tomarse las cosas realmente en serio (ojo a la música), la violencia desatada y a veces cercana a un cómic o un dibujo animado o el reparto son los que compensan los tópicos del guión. Algunas de las escenas de acción son memorables y merecen la pena porque rescatan un género muchas veces olvidado en cines que debería volver.

Jesús Usero

Add to Flipboard Magazine.

©accioncine

Logo Accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Viernes, 30 Abril 2021 12:49
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión