Space Jam Nuevas Leyendas ★★

Julio 22, 2021

Crítica de la película Space Jam Nuevas Leyendas

Un nuevo punto de partida que nunca termina de arrancar.

      La primera película de Space Jam, en 1996, consiguió triplicar en todo el mundo su presupuesto de 80 millones de dólares, recaudando más de 90 millones sólo en Norteamérica. Y además dejando un buen sabor de boca en la audiencia que mantiene en su memoria la película como algo mejor de lo que era realmente. A su favor los míticos Looney Tunes, su humor desenfadado y el carisma de Michael Jordan. La nueva película intenta repetir mucho de lo que hizo la original hace ya 25 años, con un éxito dispar en su arranque, pero con un resultado final completamente insatisfactorio debido a su tramo final y a una duración desmedida que termina por lastrarlo todo.

      LeBron James se pone al frente de esta película en la que tiene que rescatar a su hijo en un partido contra una inteligencia artificial. Para ello buscará un equipo que estará compuesto por los personajes populares de los Looney Tunes, de Bugs Bunny al Pato Lucas, pasando por Elmer, el Coyote o el Correcaminos. Nada nuevo ni original, pero tampoco se le exige a una propuesta como la de Space Jam. Se le exige que entretenga y divierta, y pese a sus limitaciones lo hace en su primera hora de proyección. De hecho tiene varios momentos en los que el humor es brillante, cuando juega con los posibles mundos Warner a la caza de jugadores para el equipo de LeBron, por ejemplo.

Space Jam 2

      Es una pena que no explore más esas posibilidades, esos mundos y ese humor desbordante que está lleno de buenos momentos y que nos hacen olvidar una enorme realidad. LeBron James tiene menos carisma, mucho menos, que Michael Jordan. No estamos midiendo lo buenos jugadores que son, ni si son mejores actores (ninguno sabe actuar y lo sabemos perfectamente) pero la capacidad magnética con la cámara que tiene Jordan, no la comparte James, y se nota. Su cara de enfado permanente hace añorar a Jordan, que comprendía mejor también donde estaba. Otra estrella como en su momento Kobe Bryant, quizá hubiese podido aportar ese carisma. No es el mayor pecado, como no lo es que la familia de la ficción del jugador sea de actores profesionales, mucho más competentes que él. Es lo esperado. Aunque lo de Sonequa Martin-Green nos hace desear casi que la protagonista fuese ella.

      El verdadero problema viene en la segunda hora de película, cuando ya todo está hecho y sólo debería concluir la historia y la alarga hasta las casi dos horas de duración. Donde la primera duraba 88 minutos esta llega a los 115. Un desastre en su segunda mitad que se hace interminable, aburrida y repetitiva. Es el momento en el que todo se viene abajo y lo ganado en sus primeros 60 o 70 minutos se pierde casi por completo, porque además no aprovecha a las verdaderas estrellas, los Looney Tunes, que no terminan de explotar en esta película, pese a algunos destellos. Pese a la repetición, los chistes, las gamberradas y el slapstick no están al mismo nivel, por desgracia. El resultado acaba siendo decepcionante, por desgracia.

                                            Jesús Usero

Add to Flipboard Magazine.

©accioncine

Logo Accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler
.

Modificado por última vez en Viernes, 23 Julio 2021 13:39
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión