Tiempo ★★★★

Julio 29, 2021

Crítica de la película Tiempo

De lo mejor que ha hecho Shyamalan en los últimos tiempos.

         Trabajando sobre la intriga, y no sobre el terror de susto, que por otra parte raramente forma parte de la receta que nos propone M. Night Shyamalan en sus películas, el director consigue uno de sus mejores trabajos y también una de sus películas más maduras e interesantes.

         Destacan en la misma sobre todo el trabajo con los primeros planos, la composición de los planos de conjunto, y la manera de contar con la cámara muy cerca de los personajes una historia que en otras manos y con abordaje más simple y menos interesante habría tirado de planos generales explotando la playa superficialmente.

         En lugar de esto Shyamalan tira de primeros planos, construye sobre sus actores, muy cerca de sus actores, inquietantemente cerca, rompiendo así su espacio privado y el nuestro, suscitando una incomodidad en el espectador que sirve bien al suspense que nos propone. Así es además coherente con el tema de las relaciones emocionales entre los personajes y su reflexión sobre cómo cambia nuestra percepción y valoración de las cosas según vamos cambiando de edad y pasamos de infancia a adolescencia, edad adulta y finalmente vejez. Y cómo con la edad acabas valorando más justamente lo que realmente importa sobre todo lo demás, enfrentándote así con los errores cometidos.


Tiempo 2

         Ese contenido no impide que la película funcione muy bien como una intriga inquietante similar a la que podemos encontrarnos en algunos capítulos de series como En los límites de la realidad o Black Mirror, o como la que en su momento planteara la serie Perdidos. Ese es el tono. Si alguien va buscando sustos, gore a tope, etcétera, esta no es su película. Naturalmente tiene sus momentos inquietantes, incluso alguno truculento y grotesco, pero Shyamalan no saca partido sangriento ni gore a algunos momentos que podría fácilmente haber adornado así para mayor satisfacción de los amigos del impacto visual. Más bien al contrario: no se ensaña con mostrar los cadáveres, ni criadillas, que curiosamente suele dejar fuera de plano, y es coherente, porque ese no es el planteamiento de su película ni de cómo quiere entenderse con el público.

         Su juego con el público es mantenernos inquietos, a la expectativa de lo que ocurre, pero jugando con ese espacio cercano del que hablaba antes, abordando así con bastante economía en lo que se refiere a tiempo de metraje y frases de guión, los asuntos esenciales del pasado de los personajes.

         Otro tema que valoro positivamente de esta película en el marco general de la filmografía de Shyamalan es que al contrario de otros de sus trabajos, como Señales o El bosque, ésta no se le cae al final tanto como en esos otros casos a la hora de llegar al desenlace. Al contrario: en el tercer acto incluso acierta a plantearle al espectador un dilema relacionado con la experimentación y la salud, que entra como remate de la jugada, centrada en el resto de su metraje de forma interesante en las relaciones humanas y la convivencia, la evolución de los sentimientos en la pareja y en las familias, y cómo el tiempo en el que se desarrollan nuestras vidas en el fondo no afecta tanto a cómo nos enamoramos, nos desenamoramos, nos engañamos y nos desengañamos, y nos equivocamos al interpretar nuestros sentimientos.

         La única pega que le saco a la película es que cae en un exceso de explicación al final. Le sobra ese flashback de regreso para contarnos cómo se produce el desenlace que ya nos ha mostrado tirando de la voz en off de manera mucho más eficaz, y no deja así que el público haga ese final del camino por cuenta propia, le sobra el plano del helicóptero y el diálogo final sobre la tía.

         Aviso final: no es una odisea de supervivencia ni una fórmula de scape room.

                                            Miguel Juan Payán

Add to Flipboard Magazine.

©accioncine

Logo Accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler
.

Modificado por última vez en Viernes, 30 Julio 2021 11:42
Miguel Juan Payán

Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática