El buen patrón ★★★★

Octubre 12, 2021

Crítica de la película El buen patrón

Fernando León de Aranoa vuelve a la carga con una magnífica película.

      Un drama cómico o una comedia dramática, depende de cómo quieran enfocarla, que reúne de nuevo al director al director y guionista con Javier Bardem y con un reparto plagado de talento, para contar una historia sencilla pero que habla mucho de nosotros y de quiénes somos como sociedad, a través de una pequeña fábrica. Un microcosmos en el que el director coloca como jefe (y cabeza de familia) al personaje de Bardem, mientras nos ayuda a descubrir que las cosas no son tan sencillas como parece y que detrás de todo mundo en perfecto equilibrio, hay muchas mentiras, muchas cosas escondidas y un equilibrio que parece cualquier cosa menos perfecto.

      El Buen Patrón nos presenta a Blanco, el dueño de una fábrica de balanzas industriales, un tipo seguro y carismático que trabaja junto a la que considera su gente para seguir siendo referente con su empresa, y que está a punto de recibir el premio a la excelencia por parte de las autoridades. Pero para recibir ese galardón tiene que pasar la inspección de una comitiva del gobierno que está a punto de llegar. En esos momentos los problemas se agrandan para Blanco, que empieza a descubrir que su pequeño y equilibrado mundo no lo es tanto y que todo puede descontrolarse en cualquier momento. La fecha se acerca y los problemas siguen creciendo y acumulándose, lo que llevará al patrón de la empresa a hacer lo que crea necesario para conseguir el ansiado reconocimiento.

El Buen Patron 2

      La película de León de Aranoa sabe que tiene unos hombros muy sólidos sobre los que apoyarse, como son los de Javier Bardem. El actor cambia su aspecto físico, pero también la forma en la que se mueve, en la que habla (ojo a lo que hace con la voz)… es una transformación completa para dar vida a Blanco y convertirse en ese patrón carismático pero que puede ser realmente siniestro. Junto a él nombres como Manolo Solo, Óscar de la Fuente o Celso Bugallo, y Almudena Amor, todo un descubrimiento con una interpretación arrolladora. Lo sabe el director y lo aprovecha. Con su sólido guión y con sus actores tiene la mitad del camino hecho.

      Pero no se queda sólo ahí. Fernando León de Aranoa crea todo un universo para sus criaturas, visualmente fascinante. No sólo desde las localizaciones y decorados, sino cómo las presenta el director, como esa balanza que se encuentra a las puertas de la fábrica. O los momentos en que utiliza el plano subjetivo para colocarnos en la cabeza de Blanco. Aunque quizá algo obvio en sus intenciones y en su forma de mirar al mundo, El Buen Patrón sigue siendo una película de excelente factura, con un mensaje muy interesante sobre aquellos que mandan, y con mucha fuerza. Una película que sigue resonando en la cabeza al terminar, dejándonos el sabor agridulce que deben dejar estas historias. Porque la realidad siempre es agridulce. Y porque quizás, no haya buenos patrones. Quizás.

                                             Jesús Usero

Entérate de las últimas noticias en nuestro canal de Telegram

images/stories/recursos/unete-a-nuestro-canal-de-noticias

 

Add to Flipboard Magazine.

©accioncine

Logo Accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler
.

Modificado por última vez en Viernes, 15 Octubre 2021 16:38
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión