Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Miguel Juan Payán

Miguel Juan Payán

Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

Videocrítica de la serie Das Boot

Llega a la parrilla televisiva una de las series más recomendables de esta temporada, digna heredera de la película El submarino, de Wolfgang Petersen, de la que no es remake ni adaptación, sino una continuación del viaje a las operaciones de las manadas de lobos de los U-Boat alemanes en la batalla del Atlántico con otros elementos y propuestas argumentales de los que hablo en el vídeocomentario. 

Das Boot se estrena en AMC el 21 de febrero a las 22:10h

Videocrítica de la película Holmes&Watson

Una estrella se lleva esta película que es el peor estreno que he visto en lo que llevamos de años y tiene mimbres para alzarse con el primer puesto en la lista de lo peor de esta temporada. Sin gracia. Sin ideas. Desperdiciando actores... Vean el vídeo, sin y con spoilers avisados para saber más.

Crítica de la película Holmes & Watson

Pésima parodia de los personajes. Sin gracia. La peor película en lo que va de año.

Primer problema, construcción de guión. Los chistes no tienen gracia. Ni uno. Bueno sí, uno puede pasar, el primero, la frase con la que abre la película, blanco sobre negro. Después de eso: la nada. No les funciona casi ningún gag. Es más, en algunas ocasiones incluso dejan de completar el recorrido de la broma hasta el final, la dejan a medias, no rematan la faena. Ejemplos de ello: 1.- el chiste de la sala de los acompañantes en el club de genios donde Sherlock se encuentra con su hermano Mycroft; 2.- la broma-guiño a la escena romántica de Ghost en la autopsia… Hay más, pero lo voy a dejar aquí para no hacer más sangre de la innecesaria.

Crítica de la película ¿Podrás perdonarme algún día?

De las mejores entre las nominadas a los Oscar. McCarthy y Grant se tiran como lobos sobre sus personajes.

Desde su aparente sencillez, esta es una de las películas de contenido más interesante entre las que han salido a la palestra en las últimas semanas a la caza de los premios del año. Es también la que, desde su argumento, defiende un tema que define perfectamente rasgos de debilidad que definen la verdadera naturaleza de una sociedad plenamente sumergida en la farsa y el postureo. En muchos aspectos, y desde el territorio de la comedia negra que destila amargura, su fábula tiene como asunto la falsificación de las cartas de escritores famosos, asentándose sobre un caso y un personaje real, pero su verdadero tema es la soledad a la que nos hemos condenado a nosotros mismos y de la que intentamos huir desesperadamente coleccionando memoria ajena en un inquietante ejercicio de huida y ninguneo de nuestras propias experiencias.

Crítica de la película West Side Story

Asociado a Jerome Robbins, Robert Wise le pilló bien el punto a la renovación del musical en esta obra maestra del género que en mi opinión es mejor que Sonrisas y lágrimas de lejos. Pienso que a William Shakespeare le hubiera gustado la traducción de su Romeo y Julieta al cine en esta producción que tiene como trasfondo el clima de enfrentamiento étnico presente en las grandes urbes estadounidenses y en esa subtrama encuentra sus mejores recursos para una propuesta que finalmente tendrá que atender a la peripecia romántica como tema central, si bien su verdadera naturaleza y lo más interesante de la propuesta está en esa relectura actualizada de la obra que la inspiró.

Crítica de la película Bienvenidos a Marwen

Robert Zemeckis sigue sin tener suerte con sus experimentos de animación.

Varias veces lo ha intentado con resultados irregulares, pero no tan irregulares como en ésta ocasión. Salvo en su versión de Cuento de Navidad, Zemeckis no acaba de rematar la jugada al en lo que se refiere a sus trabajos de animación: siempre se quedan por debajo de los resultados de sus propuestas en imagen real. En esta ocasión incluso ha probado suerte adaptando una historia basada en personaje y hechos reales que por la vía del personaje principal se acerca de algún modo a Forrest Gump y además en el juego argumental de híbrido de realidad y ficción tiene algunos puntos en común con otro de los grandes éxitos del director, ¿Quién engañó a Roger Rabit? Pero eso no le ha proporcionado el éxito, sino más bien uno de los más sonoros fracasos comerciales de su carrera, y en todo caso uno de los desencuentros más claros con su público.

Crítica de la película Minority Report de Steven Spielberg

Director: Steven Spielberg; Intérpretes: Tom Cruise, Colin Farrell, Max Von Sydow, Neal McDonough, Samantha Morton, Daniel London, Michael Dickman, Matthew Dickman, Lois Smith, Tim Blake Nelson, George Wallace, Kathryn Morris, Dominic Scott Kay, Arye Gross, Ashley Crow, Mike Binder, Joel Gretsch, Jason Antoon, William Mesnick, Peter Stormare, Patrick Kilpatrick, Katy Boyer, William Mapother, Jessica Capshaw, Richard Cocca, Steve Harris, Keith Campbell, Kirk B. R. Woller, Klea Scott, Frank Grillo, Anna Maria Horsford, Eugene Osment, James Henderson. Año de producción: 2002; Nacionalidad: EE. UU.; Guion: Scott Frank, John Cohen; Director de fotografía: Janusz Kaminski; Música: John Williams; Color; Duración: 145 minutos.

Basada en un relato de Philip K. Dick, viene a representar un paso decisivo en el cine de ciencia ficción de Steven Spielberg, que un año antes había filmado AI, inteligencia artificial, en la que se imponía ya una mirada más amarga y siniestra hacia el futuro y el género de ciencia ficción de la que había presentado en Encuentros en la tercera fase y ET, el extraterrestre. Minority Report completa ese viaje que podríamos definir con el titular: “El cuento de hadas ha terminado”. Si bien mantiene algunos de los elementos más significativos del cine de Spielberg como autor, como es la lucha del individuo contra el sistema, la desconfianza hacia las instituciones establecidas y la autoridad en general, y la teoría de conspiración, además de la inocencia de la infancia como redención. En ese sentido es interesante reparar en el papel del niño perdido que ejerce al mismo tiempo como detonante que arranca la aventura y permite al protagonista completar el proceso de redención, y trazar un paralelismo nada casual entre el niño abducido por los alienígenas en Encuentros en la tercera fase y este otro niño robado, secuestrado, cuyo destino es más dramático, pero que igualmente permite al personaje principal completar su viaje del héroe y la redención. La pérdida podría parecer el epicentro temático de este largometraje, pero en realidad su tema es el libre albedrío que explica las relaciones de enfrentamiento, tensión y sustitución que se producen entre tecnología y religión en todo el argumento, hasta un punto en el que podríamos decir que religión y tecnología acaban solapándose desde los pequeños gestos: la cruz que besa Colin Farrell en momentos claves para su personaje, el pirata informático que se arrodilla y se santigua ante la pre-cog, la denominacón de templo que aplican los policías al lugar en el que residen los pre-cog, considerándose casi sacerdotes o intermediarios, o puentes entre lo divino (los precog, considerados por muchos ciudadanos ángeles custodios que salvaron a las futuras víctimas de asesinatos aún no perpetrados) y lo humano (las víctimas salvadas y los futuros criminales a los que detienen preventivamente antes de que cometan su crimen, con lo cual de algún modo también los “salvan” de sus futuros pecados). La propia fotografía de la película incide en ese aspecto, bañando a los personajes en algunos momentos con una especie de halo sobrenatural o mostrando a los personajes en interiores bañados por una lechosa luz exterior que recuerda el compuesto lechoso en el que están los pre-cog en su templo. Los propios encuadres y planos en contrapicado de Cruise manejando los datos en la pantalla muestran a su personaje como un sacerdote ejecutando su ritual en un altar.

Crítica de la película Desafío Total de Paul Verhoeven

Director: Paul Verhoeven; Intérpretes: Arnold Schwarzenegger, Sharon Stone, Michael Ironside, Rachel Ticotin, Ronny Cox, Marshall Bell, Mel Johnson Jr., Michael Champion, Roy Brocksmith, Ray Baker, Robert Picardo, Rosemary Dunsmore, Mark Carlton, Dean Norris, Lycia Naff, Debbie Lee Carrington, Robert Costanzo, Michael Laguardia, Marc Alaimo, Michael Gregory, Ken Gildin, Mickey Jones, Erika Carlsson, Ellen Gollas, Parker Whitman, Benny Corral, Erik Cord, Bob Tzudiker, Frank Kopyc, Chuck Sloan, Milt Tarver, Paula McClure, Dave Nicholson, Sasha Rhonda, Monica Steuer, Kamala Lopez, Rob Berger, Joe Unger, Peter Kent; Año de producción: 1990; Nacionalidad: EE. UU.; Guion: Ronald Shusett, Dan O’Bannon, Jon Povill, Gary Goldman; Director de fotografía: Jost Vacano; Música: Jerry Goldsmith; Color; Duración: 113minutos.

Todo aficionado al fútbol en España tiene grabada como sintonía de las tardes de los fines de semana la música que compuso para este largometraje Jerry Goldsmith y que acompaña los partidos de la Liga española, la mejor liga del mundo (mal que les pese a algunos, pocos, incrédulos), emitidos por Canal Plus. Durante años, esa sintonía de Desafío total se ha convertido para los choques futbolísticos en algo parecido a lo que fuera la sintonía de Vangelis en Blade Runner para los seguidores del programa Informe semanal, de la primera cadena de Televisión Española.

Crítica de la película Dias Contados de Imanol Uribe

Director: Imanol Uribe; Intérpretes: Carmelo Gómez, Ruth Gabriel, Javier Bardem, Karra Elejalde, Candela Peña, Elvira Mínguez, Pepón Nieto, Joseba Apaolaza, Chacho Carreras, Pedro Casablanc, David Pinilla, Raquel Sanchís, Pepe Colmenero, Marga Sánchez, Mariola Fuentes, José Martorell, Álvaro Gómez, Encarnación Piedrabuena, Leopoldo Casares, Gloria Sirvent, Francisco Videto, Reyes Abades, Pietro Olivera, Imán Padellano. Año de producción: 1994 ; Nacionalidad: España; Guion: Imanol Uribe, basado en la novela de Juan Madrid; Director de fotografía: Javier Aguirresarobe; Música: José Nieto; Color; Duración: 93 minutos.

Un comando de la banda terrorista ETA prepara un atentado con bombas en Madrid, para lo cual destaca a uno de sus miembros más veteranos en un momento en que la propia organización vive tiempos de enfrentamiento interno por discrepancias de opinión en cuanto a las acciones terroristas que conviene emprender en los próximos meses. En esa situación, Antonio (Carmelo Gómez) entra en Madrid y pasa los controles de las fuerzas de seguridad haciendo gala de su carácter temerario, que preocupa e incluso ofende al resto de los miembros de la banda que le acompañan porque piensan que juega por su cuenta, sin reparar en el resto del equipo ni en las órdenes recibidas por sus superiores. Por si eso fuera poco, Antonio tiene un pasado afectivo tóxico e interrumpido con Lourdes (Elvira Mínguez), miembro del mismo comando, lo que embarra aún más la convivencia en el seno del grupo. Y para empeorar más la operación de cara al atentado que preparan, Antonio se encapricha de Charo (Ruth Gabriel), una joven yonqui que vive en el mismo edificio del centro de Madrid en el que se aloja y está rodeada de conflictos, trapicheos con criminales y enfrentamientos con la policía, lo que pone más en riesgo todo el plan para los atentados. Haciéndose pasar por fotógrafo, Antonio intima con Charo, le vende una imagen de sí mismo en la que oculta su verdadera naturaleza, pero finalmente quedará atrapado en su propia red de mentiras y equívocos sentimentales en un momento en que las vidas de todos los que le rodean a él y a Charo están marcadas por el destino y condicionadas por el entorno de crímenes y terrorismo en el que sin saberlo acabarán por cruzarse.

Crítica de la película Polar

Correcto entretenimiento, mejora en su segunda hora. Lo mejor: Mikkelsen.

La adaptación al cine de la novela gráfica de Víctor Santos Polar: surgido del frío no está a la altura del original en viñetas y adolece de cierta falta de ritmo. Ello se debe a una introducción de casi una hora de duración que es puro postizo al relato original, al que no le aporta nada. Muy al contrario, contribuye a alejarlo de su verdadera personalidad para convertirlo en otra historia de asesinos a sueldo perseguidos por asesinos a sueldo. Y en eso esa primera hora de metraje está más cercana al tono y el despliegue visual de Ases calientes que a John Wick o John Wick 2, para que se sitúen y se hagan una idea de a lo que me refiero.

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp