Jesús Usero

Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión

No hay confirmación oficial y el rumor ha sido levantado por el propio actor, pero podemos considerar que hasta que se confirme o desmienta, parece algo bastante plausible. Eso sí, algunos pueden considerarlo Spoiler, así que si prefieren ser sorprendidos o no han visto todas las películas del universo Marvel hasta la fecha, quizá deberían dejar de leer justo ahora… Repito, Spoilers más adelante. Porque como ya sabemos el rodaje de Spiderman Far From Home ha comenzado y tiene lugar ahora mismo en Reino Unido, confirmando el regreso de Tom Holland tras el trágico final de Infinity War.
Llevaba tiempo rumoreándose y el actor llevaba un tiempo dejándose querer por la saga galáctica. Hay que recordar que Billy Dee Williams, el Lando Calrissian original, no ha abandonado realmente el personaje nunca, y hemos podido disfrutar de su voz en producciones como el reciente juego Star Wars Battlefront II, la serie Star Wars Rebels, Lego Star Wars… y un largo etcétera. Pero los fans que vieron regresar a Harrison Ford, Mark Hamill y Carrie Fisher pedían el regreso de Billy Dee Williams, algo que sonaba cada vez con más fuerza para el próximo Episodio IX.
La esperadísima tercera entrega de la saga John Wick ya tenía un reparto, en el que contábamos con la incorporación de Halle Berry, teníamos una sinopsis que hablaba de John huyendo de todos los asesinos que pretendían cobrar el precio puesto a su cabeza, y se rumoreaba que el título de la película podía ser este, después del Chapter 2 de la segunda entrega (llamada aquí Pacto de Sangre).
Sigue las reglas de la saga, gran reparto, mucho humor y mucha química. La película de Gary Ross no es ni mucho menos perfecta, pero tampoco lo eran las películas originales de Steven Soderbegh (originales en este nuevo universo que nos vamos encontrando, ya sabemos que la película original, La Cuadrilla de los 11, sigue siendo única e irrepetible) y en ciertos sentidos esta supera a aquellas, sobre todo en el tema de número de personajes y cómo los maneja a la mayoría. Aunque siguen quedando deudas pendientes que quizá se corrijan en nuevas entregas. Porque sí, evidentemente, el éxito de una franquicia como esta, y el éxito en concreto de esta película, sólo pueden significar que más estén en camino. Esta va a acabar recaudando, sólo en USA, más o menos lo mismo que las tres anteriores.

Concebida como un spin off heredero directo de las tres película lideradas por Geoge Clooney y Brad Pitt, la película sigue a la hermana de Danny Ocean, recién salida de prisión, poniendo en pie el golpe del siglo con un grupo de colegas tan pintorescas como únicas. Ocho en total. Eso significa que bajamos el número de personajes (piénsenlo, si se convierte en trilogía como la anterior, acabaríamos en Ocean’s Eleven de nuevo… nada mal pensado), que es uno de los grandes aciertos de la película. Hay menos personajes que son testimoniales (aunque los sigue habiendo) y más para hacer con las protagonistas, cuya química, como no podía ser de otro modo, es la clave sobre la que se sustenta la historia.

Eso sí, las reinas de la función son tres, Sandra Bullock, Cate Blanchett (como era de esperar) y Anne Hathaway, la sorpresa, por así decirlo, de la película. Luego tenemos a quienes roban la película cada vez que aparecen como Helena Bonham Carter y, sobre todo, Sarah Paulson, que muestra de nuevo ese enorme talento que tiene y que casi nadie ha sabido aprovechar fuera de la televisión. Rihanna tiene uno de los personajes más agradecidos, aunque eso nos deja a dos actrices con poco o nada que hacer, que son los personajes testimoniales, Mindy Kaling y Akwafina. Cumple Richard Armitage, pero quien destaca de verdad es el siempre genial James Corden en un pequeño pero jugoso papel.

Su mayor delito, sin duda, es parecerse demasiado a las otras tres películas. Es un spin off y es una heist movie, una película de un golpe preparado a la perfección. Pero el esquema es demasiado similar al de las otras, demasiado. Le falta un punto de personalidad propia que Gary Ross no es capaz de imprimir a la película. Quizá otro director, otro momento, otro guión… El tratamiento de los personajes femeninos es excelente, pero la historia necesitaba una vuelta de tuerca, no que nos señalasen todo el rato que se trata de un spin off. No era necesario y le resta méritos a una película divertida, perfecta para pasar una tarde de verano sin preocupaciones. Y mejor en varios aspectos que cualquiera de las otras tres películas.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

VENGADORES: LA GUERRA DEL INFINITO XXXXX

Tercera, veraniega y muy divertida entrega de esta saga monstruosa. Una apuesta curiosa desde hace unos años, cuando se estrenó la primera temporada y llegó en octubre, con Halloween a la vuelta de la esquina, aprovechando su temática y la fiesta para llevar a las familias al cine, con total seguridad de que los niños no tendrían pesadillas más tarde cuando llegase la noche. Y como ya todos conocen a los personajes, sus peculiaridades y el mundo en el que se mueven, qué mejor forma de cambiar un poco las cosas que sacar a los personajes de su zona de confort, intentar no repetirse, darle al público algo inesperado, ya desde el principio, desde las propias fechas en que se estrena la película.

Así llega Hotel Transilvania 3, película que nos lleva con nuestros personajes favoritos de crucero para contar una aventura que si bien sigue las líneas de las dos anteriores es cierto que busca otros caminos no tan transitados por las dos entregas anteriores. Y no es algo que tenga que ver solo con el argumento o las fechas de estreno, sino también con la propia clave visual de la película, que si bien con sencillez y sin ningún despliegue especialmente asombroso, sí quiere hacer que se sienta una película distinta, con colores distintos y momentos únicos y diferentes a los de las otras dos películas. Siempre efectivo, sin volverse loco y sin volver loco al espectador. Se trata de aprovechar lo que la historia ofrece a nivel visual.

Hay también un elemento muy interesante a seguir teniendo en cuenta en la saga y es el cariño que tienen sus responsables por sus personajes, por sus historias, por lo que tienen que ofrecer. Por los monstruos clásicos de toda la vida, convertidos en muchos casos en broma, pero aquí devuelta la dignidad porque nos reímos con ellos, gracias a ellos. Sí es cierto que, como no podía ser de otro modo siendo Adam Sandler quien pone voz a Drácula en versión original, a veces se le va la mano con la escatología, pero no abusa tanto de ello como lo hace el actor en sus películas de imagen real. Es además más efectivo por el público al que se dirige la propuesta, claro está. Son chistes que les hacen reír.

La película no es perfecta ni tampoco lo pretende. Pretende entretener, pero a veces se le escapa de las manos el esfuerzo. Hay un par de recursos argumentales que, pese al cambio de localización, ya hemos visto en las películas anteriores, y otros nuevos recién planteados que no se aprovechan del todo. El final tiene un humor arrollador, pero hay otros fragmentos de la película que no terminan de encajar, quizá por el exceso de protagonismo de la familia Drácula, cuando otros personajes (Frankie o Blob, por ejemplo) funcionan tan bien o mejor. Pero es una refrescante propuesta para los grandes y pequeños de la casa, una película divertida, honesta y competente.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

VENGADORES: LA GUERRA DEL INFINITO XXXXX

No debería sorprender a nadie, pero sigue haciéndolo, una nueva película de Marvel (y de Disney) se ha colocado en lo más alto de la taquilla, la tercera de la compañía de cómics en hacerlo en lo que llevamos de año, tras los éxitos brutales de Black Panther (casi 700 millones en USA, más de 1346 en todo el mundo) y Avengers: Infinity War (675 millones en Norteamérica más de 2038 en todo el mundo, la cuarta película más taquillera de la historia en todo el mundo… que se dice pronto). Por supuesto nadie esperaba que Antman y la Avispa igualase las cifras vistas por las dos anteriores, no era su objetivo. Para ser exactos cualquier otra secuela vería un desgaste en su segunda parte, como pasa en casi cualquier franquicia (mirad Jurassic World 2… pese a ser un absoluto éxito), pero no con Marvel.
Mientras la secuela de Escuadrón Suicida parece no terminar de arrancar, tenemos ya preparada la próxima película en la que veremos a Harley Quinn interpretada por Margot Robbie, de los muchos proyectos en los que el personaje parece que aparecerá, uno de ellos esta Birds of Prey en la que Harley Quinn unirá fuerzas a personajes como Catwoman. Por lo que la actriz ha confirmado a Flickering Myth, ya hay fecha de inicio de rodaje para la película que dirigirá Cathy Yan y es enero de 2019, cuando la película empezará.
La película que supondrá el primer spin off de la franquicia Fast and Furious, después de ocho películas y con al menos otras dos por llegar, comienza a coger cada vez más fuerza y un reparto que resulta de lo más atractivo, lo que seguro contribuirá al éxito de la película en taquilla. La película protagonizada por Dwayne Johnson y Jason Statham con el título de Hobbs and Shaw, ya tiene villano, como ha anunciado The Hollywood Reporter.
Podíamos esperarlo, porque faltaba por el momento el remake de quizá la última franquicia de terror realmente importante de los 80 con un personaje icónico, después de ver los de Pesadilla en Elm Street, Halloween, Viernes 13, La Matanza de Texas, Posesión Infernal… Todas han tenido sus remakes, y ahora le toca el turno a Muñeco Diabólico, según han anunciado The Hollywood Reporter y Collider. MGM habría acelerado el proyecto, que se trataría de un remake de la película de 1988 actualizado a nuestros tiempos.
Secuela entretenida pero inferior a la película original. No es fácil el arte de hacer secuelas, ni mucho menos hacerlas realmente bien. Por cada Soldado de Invierno que tenemos, hay demasiadas Iron Man 2 o Guardianes de la Galaxia Vol. 2. Encontrar el punto exacto de cocción en una secuela, entre los elementos nuevos, los conocidos y el estilo visual, es complejo y complicado, y en el caso de Ant-Man y la Avispa cae en algunos errores de bulto que seguramente no sucederían bajo la tutela de otros responsables. O para ser más claros, si la falta de Edgar Wright en la primera película ya nos hizo plantearnos cómo habría sido la película bajo su dirección, pese al grato resultado final de la película que dirigió Peyton Reed, en este caso esa sensación de duda es todavía mayor. ¿Cómo sería una saga de películas sobre estos personajes si el director británico se hubiese hecho con las riendas de la misma? Seguramente algo más oscura, pero sin perder el tono de humor, ni el buen hacer visualmente hablando. Porque seguramente ahí es donde más perdimos con la llegada de Peyton Reed… en el tema visual, en el que siempre destaca Wright pero no el responsable de películas como Abajo el Amor…

¿Quiere esto decir que esta película es una mala película? Ni mucho menos… Pero sí que tiene los suficientes problemas para que en determinados momentos uno se ponga a divagar sobre lo humano y lo divino, sobre las diversas tramas, los personajes, los futuros posibles o imposibles, o el pasado que nunca se reescribirá. No, no es mala, pero flojea por momentos. Voy a pasar del momento friki en el abajo firmante sigue con la sensación de que los personajes principales tendrían que ser Janet y Hank (más jóvenes como el resto de Vengadores, pero ellos son los que deberían liderar la trama), y que Scott Lang ya en los cómics era un personaje cargante y poco interesante. Pero no puedo dejar pasar que Paul Rudd, por mucho que lo desee, no está al nivel del resto del reparto, y su compañera en estas lides, Evangeline Lilly, se lo come con patatas en todos y cada uno de los momentos que comparten juntos, incluso en aquellos en los que se supone que deben sacar la escena entre ambos, ella solita se echa sobre sus hombros la responsabilidad de la trama y el guión.

Eso hace que lo que nos apete3zca mientras estamos viendo la película, sea una aventura en solitario de La Avispa, donde no aparezca ni Scott Lang, ni su familia, ni sus compañeros de trabajo. Sobre todo cuando se llegan a momentos como esa escena (ESA ESCENA) en el colegio, que es una escena de relleno tan absoluto que me ha dejado atónito. Como si por decreto la película necesitase durar dos horas, y no pudiesen ser 1h y 50 minutos. En ese momento, Lilly se convierte en reina de la función y hasta nos olvidamos de la presencia de Rudd. Las incorporaciones en esta secuela están muy bien, con Hannah John Kamen, Michelle Pfeiffer, Laurence Fishburne y Walton Goggins a la cabeza. Todos cumplen, todos aportan y todos tienen momentos magníficos, y no me hubiese importado nada en absoluto que hubiesen ampliado sus historias y tramas, sobre todo en el caso de los tres primeros, que casi parecen desaprovechados. Si vas a traer a Bill Foster (Fishburne), que sea para algo más… Eso es un acierto y es bueno, porque nos deja deseando saber más y descubrir más sobre los nuevos personajes (no pasa lo mismo con otros como Michael Peña o Bobby Cannavale, que si no regresan en la tercera entrega no pasa nada…).

Como antes decía, escenas como la del colegio, suponen un traspiés en el ritmo de la película, que a veces se resiente cuando fuerzan demasiado determinados momentos, sobre todo algunos puntuales que están pidiendo a gritos una escena de acción. Las que hay saben a poco, y el director no parece muy interesado en aportar más escenas de acción (si en mostrar varias veces a un personaje rodeado de hormigas gigantes o de hacer elipsis un tanto forzadas…) y esta película requiere de un poco más de sentido de la maravilla, algo que sí tenía la primera entrega, sobre todo en su tramo final. Aquí el tramo final está bien, a veces es incluso magnífico, pero tras la pelea en el restaurante, casi sabe a poco, porque deberían dejar a La Avispa tener más peso en dichas escenas de acción. Suyos son los mejores momentos y las mejores peleas. Y su historia dramática, su arco narrativo en la película, es más interesante también que el del protagonista o coprotagonista, como quieran enfocarlo. Como cuando Pym decide hacer cierta cosa en la película y uno se da cuenta de que esa es la película que realmente quiere ver…

Pasa algo similar al final de la misma, con la escena postcréditos. Por cierto, que la película tiene dos, una magnífica y otra, al final del todo, realmente ridícula por desgracia. Pero la primera, aunque previsible, abre las posibilidades a nuevas cosas que están por llegar, y apetece verlo. Como seguir viendo a La Avispa y a Hank Pym, y a varios personajes más (algo menos a Ant Man). La película pese a esos valles, tiene ritmo, es divertida, tiene carisma y tiene a La Avispa, no se le puede pedir mucho más. No se ha arriesgado, no se ha separado mucho de la original, y tampoco le hace demasiada falta. Cumple con lo esperado, aunque después de Infinity War es un pequeño paso atrás esperado y esperable. Nos queda un producto demasiado dependiente de la fórmula pero resultón, muy entretenido, perfecto para pasar dos horas de verano alejados del calor de las calles. Perfectos para desconectar, pero con menos alma que la anterior. La solución, dejar a Lilly como única protagonista. O a Douglas y Pfeiffer.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

VENGADORES: LA GUERRA DEL INFINITO XXXXX

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
Telf. 91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp