Crítica de la película A todo tren, destino Asturias

Nueva comedia familiar de Santiago Segura, tan efectiva como las anteriores.

      Con un conocimiento cada vez mayor, a mi modesto entender, del público a quien va dirigido este tipo de cine, Santiago Segura se embarca en su tercera aventura como director de cine familiar, tras las exitosas dos entregas de Padre no hay más que Uno, lo que lleva además a que sea la tercera película que estrena el cineasta y actor en tres años consecutivos en verano, prueba de su eficacia tras las cámaras y la excelente comunión con el público que tiene, donde la audiencia responde y lo hace llenando las salas para pasar un rato entretenido en familia, ni más ni menos. De hecho, el verano pasado se encargó él solo de salvar la taquilla…