Crítica de la película La liga de la justicia de Zack Snyder

A la altura de El hombre de acero. Deja en evidencia la versión de 2017.

      Zack Snyder ha demostrado que su Liga de la justicia no tenía casi nada que ver con lo que nos enchufaron en los cines en 2017.

      Más allá de la reivindicación plena que ha conseguido el director con esta versión de cuatro horas, lo que ha quedado puesto de manifiesto con este montaje es que se tomaron muy malas decisiones en la versión de 2017, que podríamos resumir en un concepto: el universo DC en el cine hará muy bien en no intentar imitar al universo Marvel de cine, porque eso es un grave error.

Relic ★★★

Marzo 09, 2021

Crítica de la película Relic

Una inteligente y sólida propuesta de terror psicológico.

         Bajo la influencia de Hereditary, salvando las distancias pero con algunos puntos de contacto argumentales bastante evidentes -la culpa como motor del personaje protagonista, por ejemplo, el desarrollo principalmente en interiores, el hogar convertido en amenaza…-, Relic es una película de intriga en sus dos primeros actos que evoluciona con buen ritmo hacia el desenlace de terror del tercero, y aunque su desenlace no está a la altura de lo visto en casi todo su metraje, es interesante.

Crítica de la película Minari

Pequeña y sutil joya sobre la familia.

      Una de las primeras grandes películas del año. Y por lo que venimos oyendo en los últimos tiempos, candidata a todos los premios posibles aunque en los Globos de Oro sólo ha sido nominada a película en lengua extranjera, lo que es irónico porque la película es norteamericana también, está rodada en territorio americano y tiene la mitad de sus diálogos, más o menos, en inglés. Pero, como siempre, los premios sorprenden por sus decisiones realmente insospechadas. De momento la película que llega ahora a nuestro país hace que apreciemos con mucha fuerza a un actor como Steven Yeun, quien ganase fama con The Walking Dead, y que aquí demuestra, una vez más, que la serie le infrautilizó. Eso sí, brillante como es, no es lo mejor de un reparto realmente maravilloso.

Crítica de la película Los secretos que ocultamos

Intriga entretenida, pero no muy original y demasiado previsible.

      La venganza se sirve fría, dicen, pero a esta película se le va la mano en lo de fría y realmente se queda en un territorio que apenas profundiza en el serio tema que propone. Una mujer rumana casada con un estadounidense, y emigrada al país de su marido, tiene la ingrata sorpresa de encontrarse allí con un criminal de guerra nazi que no solo ha sobrevivido, sino que incluso se pasea por las calles tranquilamente.

Crítica de la película Vicious Fun

Jocoso paseo por los tópicos del cine de terror de serie B de los ochenta.

      La música con la que empieza esta comedia de terror embarcada en hacer parodia del género en el que clava su cuchillo de homenaje al mismo tiempo que lo satiriza en sus tópicos más sangrantes -nunca mejor dicho-, y el uso de una paleta de colores tan radical que haría llorar de dolor al más ochentero de los directores de fotografía de las fábricas de miedo en serie en el cine ochentero, son dos pistas suficientemente claras como para que no nos quepa duda del tipo de película que vamos a ver, e incluso a disfrutar, no sin cierto puntito de nostalgia, si sabemos acoplarnos a su propuesta. Y no cuesta acoplarse porque su arranque despierta suficientemente la curiosidad como para mantenernos enganchados incluso cuando la chispa de su primer y segundo acto empieza a decaer un poco en el desenlace.

Crítica de la película Raya y el último dragón

Un nuevo éxito de la animación en Disney

      Quizá no sea la mejor película de animación del año, ni la más impresionante visualmente, ni la más original, pero Raya y el último dragón es uno de los relatos de acción y aventuras más fascinantes y mejor narrados de lo que llevamos de año. La película es una delicia de principio a fin, que consigue emocionarnos desde el corazón, aunque no reinvente la pólvora porque habla de los valores tradicionales siempre asociados a Disney. Familia, amor, lealtad, confianza, esperanza… Es justo lo que los cines necesitaban en estos momentos, pero con cierta polémica el estreno de la película no ha llegado a gran parte de los cines de España. Mientras muchos la verán en Disney + con un coste extra, como sucedió con Mulán.

Crítica de la película El rey de Zamunda

Tiene sus momentos, pero acaba siendo una descafeinada secuela.

      Y, contrariamente a lo que pueda parecer o a lo que decimos muchas veces, su problema no es la nostalgia. Dirigida en 1988 por John Landis, El Príncipe de Zamunda no fue un éxito entre la crítica, aunque sí entre la audiencia con casi 300 millones recaudados en todo el mundo. Ahora, casi 35 años después, nos llega la secuela, El Príncipe de Zamunda, que se estrena directamente en Amazon Prime Video debido a la situación con los cines. Paramount decidió llevar la película a streaming antes que un estreno sin brillo en cines. Porque, aunque no sea la mejor comedia de la historia, es cierto que podía haber sido un más que potente éxito de taquilla con el público recibiéndola con los brazos abiertos…

Crítica de la película Pasajero oculto

Tenía elementos para ser muy divertida pero la traiciona su guión.

         Empieza interesante, con ese homenaje al cine más disparatado de John Carpenter incluso en la música, en un clave argumental que fusiona el género fantástico con el bélico, pero lamentablemente un giro de guión en el minuto 43:17 la destroza totalmente como entretenimiento creíble. Deja de poder sobrevivir incluso en el territorio del puro disparate.

Crítica de la película Pequeños Detalles

Jean-Phillippe Duval elabora una película emocionante y contenida, donde los paisajes se funden con el drama que cuenta el guion.

      Un interesante thriller que no termina de explotar su potencial. Recordemos que entre sus tres protagonistas, Denzel Washington, Jared Leto y Rami Malek, suman cuatro premios de la Academia, dos de ellos para el primero por supuesto. Y el director y guionista de la película lo sabe. John Lee Hancock aprovecha cada instante en el que tiene al menos a dos de ellos en pantalla, los exprime al máximo consciente de que el espectador va a acudir a ver la película especialmente por ellos tres. Y es un ejercicio inteligente de dejar a tu reparto brillar sin problemas. Pero pese a sus grandes aciertos e ideas, la película acaba siendo demasiado derivativa y no acaba de hacer encajar las piezas como debería. El guión necesitaba un par de vueltas más. Quiere ser Zodiac, pero por momentos acaba siendo un remedo de Seven.

Crítica de la película 14 días, 12 noches

Jean-Phillippe Duval elabora una película emocionante y contenida, donde los paisajes se funden con el drama que cuenta el guion.

      A veces, los silencios son tan importantes como los mejores diálogos. La capacidad para llenar los vacíos sonoros con respiraciones profundas, miradas perdidas, y gestos ralentizados es una técnica arriesgada, que no está al alcance de muchos directores. El miedo a perder el interés de los espectadores suele llevar a los cineastas a preferir las palabras, antes que la mudez ocasional de los personajes. Esto no le ocurre a Jean-Phillippe Duval, quien  opta por el mimetismo de sus dos protagonistas, para enfatizar el carácter íntimo y reservado de 14 días, 12 noches.