Crítica de la película Eliminado: Dark Web

Artificial intento de embutir el subgénero slasher dentro de una pantalla de ordenador.

En 2015, el cineasta Levan Gabriadze asustó a los espectadores con Eliminado: una película construida a partir de las nuevas tecnologías digitales; en la que la acción estaba dividida en múltiples pantallas, correspondientes a los portátiles de los protagonistas.

La supuesta novedad de esta obra estribaba en la planificación escénica, limitada a lo que puede captar una webcam; mientras los personajes eran asesinados por una fuerza indefinida.

Tal fórmula argumental y artística sustenta la secuela de Eliminado: una suerte de espectáculo circense de naturaleza cibernética, en el que Stephen Suso introduce la trama tangencial de una organización criminal, que se dedica a acabar con la vida de incautas víctimas a las que hackean sus dispositivos electrónicos.

Concurso: ELIMINADO: DARK WEB te invita a ver la película en cines.

El próximo 28 de diciembre llega a los cines Eliminado: Dark Web, la película más aterradora hasta la fecha de los productores de Déjame salir, Feliz día de tu muerte y La noche de las bestias.

Eliminado: Dark Web es una historia contada en tiempo real.

Cuando un chico se compra un nuevo portátil, descubre en él toda una serie de archivos escondidos y se los enseña a sus amigos en un chat online, sumergiéndoles a todos involuntariamente en la “dark web”, un lugar virtual oculto destinado a todo tipo de actividades criminales.

Pronto descubren que alguien les observa y que es capaz de cualquier cosa con tal de proteger la “dark web” y el anonimato de todos sus usuarios.

ELIMINADO: DARK WEB
28 de diciembre en cines
#EliminadoDarkWeb

Aprovechando el estreno de ELIMINADO: DARK WEB el 28 de diciembre podréis ganar una de las 10 entradas dobles de las que disponemos

Válida para los cines Kinépolis, Cinesur, Abc, Ocine, Cines La Dehesa, Cines ACEC y MK2 Palacio de Hielo.

Eliminado, más curiosa por su forma que por su contenido. Intriga terrorífica floja.

Eliminado podrá convertirse, o no, en una película de éxito entre la chavalería adicta al miedo epidérmico, los terrores superficiales sin mucho fondo, la flojedad argumental y narrativa, los personajes esquemáticos y la caricaturización de la realidad, que por otra parte son las características dominantes en el cine de terror actual más comercial, que ha perdido su capacidad para inquietarnos realmente y como alternativa ha elegido limitarse a seguir los cauces de explotación más obvios y baratos buscando esa especie de pepita de oro comercial cocinada con poco presupuesto pero receptora de taquillas abultadas. Pero lo que está claro es que beba, o no, de esa fuente de éxito difícilmente explicable por su contenido, es más interesante por lo que sugiere su fórmula.

Eliminado intenta combatir la flojera de propuestas y contenidos del género de terror actual jugando con la manera de trasladar visualmente a la pantalla las últimas modas de interactuación entre las hordas juveniles que son los principales destinatarios y consumidores naturales de este tipo de películas. Persigue así lo mismo que otros intentos de traducir la inmediatez y cercanía de la amenaza para el espectador perseguidos por los grandes clásicos del género, como Hithcock en Psicosis, Polanski en Repulsión y La semilla del diablo, George A. Romero en La noche de los muertos vivientes, Wes Craven en La última casa a la izquierda, Tobe Hooper en La matanza de Tejas o John Carpenter en La noche de Halloween. El problema es que todos ellos pusieron por delante la psicología y la solvencia narrativa en la manipulación de situaciones y personajes capaces de convertir al espectador al mismo tiempo en testigo, víctima y verdugo de los sangrientos acontecimientos que se producen en la pantalla. Sin embargo Eliminado elige darle otra vuelta de tuerca a fórmulas de inmediatez como la del metraje encontrado (found footage) de películas como La maldición de la bruja de Blair o Paranormal Activity, pero aplicándolas  a las tertulias en red tipo Skype, pero de una manera chapucera que no le permite sacar el máximo partido a esa especie de mundo paralelo que se está creando en nuestros días en todo lo relacionado con la interactividad de las redes sociales. Por un lado en lo referido a ese tema, creo que Open Windows, de Nacho Vigalondo le da cien vueltas, y además trabaja con otras claves y con un abanico de posibilidades más amplio, aunque al final decaiga un poco. Por el contrario, Eliminado decide no explotar hasta las últimas consecuencias los asesinatos por la vía del gore, que podrían haber sido una de sus vías de desarrollo más interesante al menos por lo referido a meterle la inquietud en el cuerpo al espectador. Fracasa en meternos miedo o zozobra. Y fracasa igualmente en poner toda la carne en el asador en lo referido a su naturaleza más hitchcockiana, que era otra vía posible de desarrollo. Presenta una voluble naturaleza que la lleva a la deriva entre la intriga y el terror sin acabar de decidirse a llevar la historia por uno u otro de estos caminos, cuya hibridación queda así seriamente perjudicada. De manera que más allá de sus primeros  treinta minutos, curiosos más por la forma que por el contenido, acaba naufragando a la hora de suministrar más revoluciones a una situación de laberinto en caja de zapatos de la que no sabe salir, repitiéndose y hundiéndose en un desenlace poco estimulante.

Miguel Juan Payán 

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp