Crítica de la película Festival de la Canción de Eurovisión: La historia de Fire Saga

Will Ferrell vuelve al tipo de comedia que le dio fama.

       Y tras el fiasco comercial y de crítica de Holmes y Watson, película que pese a reunirle con John C. Reilly fue un completo desastre, las cosas no pintaban demasiado brillantes en la carrera del actor y guionista de esta película. Por lo que algo tenía que cambiar. Por un lado presentarse en un proyecto de Netflix, una película que no llegaría a cines, pero que tendría el apoyo del mayor servicio de streaming del mundo. Y allí la tenemos, sin depender de la taquilla. Y la otra, entrar de lleno en el género de comedia disparatada con personajes imposibles en mundos bizarros que tanto éxito le dio en El Reportero, Pasado de Vueltas, Semi-Profesional o Patinazo a la gloria.