La tercera entrega de la saga Cazafantasmas ya tiene título oficial en inglés, Ghostbusters: Afterlife, y puede que su tráiler nos llegue en las próximas semanas.

Sucedió recientemente con Star Wars Episodio IX, cuando descubrimos a través de su tráiler que la película podía ser más violenta que las anteriores, debido a la censura que ese tráiler iba a recibir en Reino Unido. La más alta hasta la fecha para una película de Star Wars. Ahora, a través de una nueva filtración, conocemos el título de la nueva película de Cazafantasmas, la tercera entrega que hasta ahora llamábamos Ghostbusters 3 y que supone un regreso a la historia original, de la mano de Jason Reitman, con el reparto de las dos primeras películas y dejando a un lado el fallido reboot reciente. La British Board of Film Classification ha sido la responsable de la filtración del título.

Cazafantasmas ***

Agosto 08, 2016
Un buen blockbuster veraniego. Mucho mejor de lo que la gente espera. Y mira que le han llovido palos a la película desde mucho antes del estreno, entre gente que no quería ver un remake de la popular franquicia de los ochenta y gente que no quería ver a cuatro mujeres ocupar el lugar de cuatro hombres en la gran pantalla. Busquen la excusa que quieran, pero la película no es ni mucho menos el desastre que muchos deseaban que fuese, tirando del carro de una nostalgia absolutamente desenfocada. Sí, los remakes son innecesarios en el 99% de los casos. Pero una vez puesto en marcha, cuando ya no hay vuelta atrás, lo mejor que se puede hacer es dejar de quejarse y disfrutar del viaje.

La trama es bastante similar a la historia original de la primera película. Cuatro personajes, en este caso cuatro mujeres, que se unen para investigar fenómenos paranormales pese a que el mundo las tache de locas. Lo que nadie espera es que realmente estas fuerzas del más allá existan y, cuando se desaten por completo, quede en manos de ellas salvar al mundo. Forman un buen equipo Wiig, McCarthy, McKinnon y Jones, se nota la química entre ellas y el humor que despliegan junto al resto del reparto, donde, digan lo que digan, destaca un Chris Hemsworth haciendo de rubio guapo y tonto que consigue arrancar muchas risas con su forma de actuar y la estupidez del personaje. Andy García tampoco está mal en su papel de alcalde de la ciudad, con un punto de vista del asunto… diferente. Y efectivo.