Crítica de la película Identidad Robada  

Drama correcto apoyado en su excelente reparto, aunque demasiado televisivo.

Joel Edgerton es un excelente actor que ha destacado en películas como Warrior, La Noche más Oscura o El Gran Gatsby, pero además es un cineasta con varios guiones en su haber y que debutó como director de cine con la más que interesante El Regalo, en la que también fue guionista y se reservó un interesante papel. Aquí hace algo parecido pero con un género completamente distinto, y el resultado es correcto pero irregular, con Edgerton demostrando nuevamente que es capaz de sacar lo mejor de los actores con los que colabora, pero que visualmente no termina nunca de despegar. Una de cal y otra de arena, pero queda por debajo de los visto en El Regalo y sabemos que Edgerton puede dar mucho más de sí.