Crítica de la película The Outpost

Buen cine bélico. Sólida dirección y actores con todas las claves del género.

Rod Lurie dirige su mejor trabajo en The Outpost, y de paso le da la ocasión, finalmente, a Scott Eastwood de poder trabajar con un papel más interesante y sólido de los que suelen ofrecerles y empezar a quitarse de encima la sombra de las comparaciones con su padre. El reto de este actor, como demuestra esta película, es encontrar su propio camino para desarrollar su personalidad cinematográfica, algo que no tiene fácil por la huella que ha dejado su ilustre progenitor.