Robocop ★★★★

Febrero 08, 2019

Crítica de la película Robocop

Bienvenido a Hollywood, Sr. Verhoeven

En 1987 Paul Verhoeven estrenó Robocop, su primera película rodada en Estados Unidos (la octava en su filmografía) y fue un proyecto que pasó por varias manos siendo rechazado por diversos directores, incluido Verhoeven, quien tras leer el título del guión lo dejó tirado pensando que era una película insulsa, copia del Terminator de James Cameron estrenado en 1984. Cuando su mujer ojeó el guión, pensó que Verhoeven podría hacer suyo el proyecto aportando sátira con la que criticar la corrupción política, la manipulación mediática, el capitalismo, la resurrección… convenciendo al director para aceptar este proyecto.

Como ya he comentado en otra ocasión, Verhoeven ya había demostrado su capacidad para entrar en proyectos que habían sido gestados por otras personas y conseguir imprimir su sello de identidad en cada uno de ellos. Ese sello no era otro que otorgar a todos estos proyectos un alma de serie B por el atrevimiento de sus propuestas pero sin restar calidad a la misma, mostrando de manera explícita escenas de acción, de sexo, de violencia, de gore, violaciones… que cualquier otro director no se habría atrevido a rodar.

En un futuro indeterminado, la seguridad pública está gestionada por la empresa POC (Productos de Omni Consumo) haciendo que la policía esté privatizada en un momento en el que los policías están siendo brutalmente asesinados por una banda de criminales liderada por Clarence Boddicker (Kurtwiid Smith). Ante esta situación el Vicepresidente de la POC, Dick Jones (Ronny Cox), propone utilizar su programa de Robots Policía encabezado por el RP-209, un prototipo robot con el que sustituir a los agentes de policía. Jones decide hacer una demostración al consejo ejecutivo de la compañía que termina con uno de los ejecutivos acribillado a balazos a manos del RP-209 que sufre un fallo de funcionamiento. Es entonces cuando el decepcionado director de la compañía, al que llaman “El viejo” (Dan O´Herlihy), decide dar una oportunidad al proyecto de otro ejecutivo, Bob Morton (Miguel Ferrer), quien apuesta por los cyborg y asegura al viejo que su programa Robocop puede estar operativo en 90 días, “tan pronto como algún imbécil se ofrezca voluntario”.

Crítica de la película Desafío Total de Paul Verhoeven

Director: Paul Verhoeven; Intérpretes: Arnold Schwarzenegger, Sharon Stone, Michael Ironside, Rachel Ticotin, Ronny Cox, Marshall Bell, Mel Johnson Jr., Michael Champion, Roy Brocksmith, Ray Baker, Robert Picardo, Rosemary Dunsmore, Mark Carlton, Dean Norris, Lycia Naff, Debbie Lee Carrington, Robert Costanzo, Michael Laguardia, Marc Alaimo, Michael Gregory, Ken Gildin, Mickey Jones, Erika Carlsson, Ellen Gollas, Parker Whitman, Benny Corral, Erik Cord, Bob Tzudiker, Frank Kopyc, Chuck Sloan, Milt Tarver, Paula McClure, Dave Nicholson, Sasha Rhonda, Monica Steuer, Kamala Lopez, Rob Berger, Joe Unger, Peter Kent; Año de producción: 1990; Nacionalidad: EE. UU.; Guion: Ronald Shusett, Dan O’Bannon, Jon Povill, Gary Goldman; Director de fotografía: Jost Vacano; Música: Jerry Goldsmith; Color; Duración: 113minutos.

Todo aficionado al fútbol en España tiene grabada como sintonía de las tardes de los fines de semana la música que compuso para este largometraje Jerry Goldsmith y que acompaña los partidos de la Liga española, la mejor liga del mundo (mal que les pese a algunos, pocos, incrédulos), emitidos por Canal Plus. Durante años, esa sintonía de Desafío total se ha convertido para los choques futbolísticos en algo parecido a lo que fuera la sintonía de Vangelis en Blade Runner para los seguidores del programa Informe semanal, de la primera cadena de Televisión Española.