×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 115

Crítica de la película The Outpost

Buen cine bélico. Sólida dirección y actores con todas las claves del género.

Rod Lurie dirige su mejor trabajo en The Outpost, y de paso le da la ocasión, finalmente, a Scott Eastwood de poder trabajar con un papel más interesante y sólido de los que suelen ofrecerles y empezar a quitarse de encima la sombra de las comparaciones con su padre. El reto de este actor, como demuestra esta película, es encontrar su propio camino para desarrollar su personalidad cinematográfica, algo que no tiene fácil por la huella que ha dejado su ilustre progenitor.

Eso es lo que indican los rumores, según Deadline, que sitúan a Raimi al frente de la película, de la que, por ahora, es su productor. Según la web, Raimi se habría puesto a producir la película con la intención de dirigirla también. Sería el próximo proyecto del director de la trilogía original de Spiderman tras OZ, Un Mundo de Fantasía, y los dos episodios que ha dirigido para la fallida serie Rake. La película estará escrita por Paul Tamasy y Eric Johnson, guionistas de The Fighter, y está basada en el libro de Jake Tapper, The Outpost: An Untold Story Of American Valor. La película contará la historia real de un grupo de 53 soldados americanos que controlan un puesto de guardia remoto en el este de Afganistán, y se ven sorprendidos y superados por cientos de talibanes que atacan la base. Es decir, una actualización de Zulú, basada también en hechos reales.

Según el propio Raimi se trata de una historia de valentía, coraje y sacrificio de los hombres de uniforme de los Estados Unidos, perfecta para la gran pantalla. Y aunque el ADN de la película parece más que sólido, con un buen equipo de guionistas y un más que interesante director y productor a la cabeza del proyecto, de confirmarse la noticia, la idea no es nueva, como decíamos antes, y cabe plantearse hasta qué punto podrá ser mejor, por ejemplo, que la mencionada Zulú, que es una obra maestra. O que 300, que tiene la misma historia de base, aunque ambientada en la antigua Grecia, y con toques fantásticos. Además queda por descubrirse la capacidad que tiene Raimi para dirigir un género desconocido para él, algo que a muchos directores les cambia la carrera, y no siempre para bien. De todos modos, lo dicho, suena más que interesante y apetecible. No tenemos mucho cine bélico últimamente y se le echa de menos.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Jesús Usero