Crítica de la película Érase una vez/h2>

Una vuelta de tuerca simpática a dos historias clásicas.

      Alicia y Peter Pan son el objeto de esta pequeña perversión para todos los públicos con ganas de encandilar a las familias que es Érase una vez… una película imperfecta, sí, pero lo suficientemente entretenida para que los jóvenes pasen un rato distraído sin que los padres sientan que están perdiendo el tiempo. Y digo los jóvenes porque aunque la película esté principalmente interpretada por dos niños, en realidad el target es un poco mayor y se nota en el tono de la aventura. Es decir, que a lo mejor los niños menores de 7 u 8 años en realidad se pueden despistar con el tono de la historia, que tiene un par de momentos realmente siniestros. Más cercanos al original literario que a las adaptaciones de Disney, por ejemplo.

Crítica de la película La Madre del Blues

Chadwick Boseman y Viola Davis en dos papeles memorables.

Evidentemente en el caso de Boseman llega con el halo de leyenda que deja el hecho de que éste es el último papel en el que podremos ver al actor, su último trabajo antes de fallecer trágicamente este verano, debido a la enfermedad con la que llevaba luchando varios años. El trabajo de Boseman es magnífico, y seguramente sea uno de los grandes nominados a todos los premios del año, con bastantes posibilidades de ganarlos, como también lo será Viola Davis, quien ya ganó su primer Oscar cuando fue nominada por interpretar en la gran pantalla un personaje del dramaturgo August Wilson. En aquella ocasión fue en Fences, y ahora es dando vida a Ma Rainey, la llamada Madre del Blues.

Crítica de la película Matar a Santa

Ni Mel Gibson ni Walton Goggins levantan una película de mediocre resultado.

      La premisa era enormemente prometedora, una historia a caballo entre la sátira, el cine de acción y una reflexión sobre las fiestas, nuestro consumismo y el propio gobierno americano. Pero se cae poco a poco, se desmonta desde los primeros minutos, con ese camino que toma y que no es capaz de definir lo que quiere ser. Mel Gibson hace un Santa Claus con toques de realismo, un tipo cercano y que sufre para pagar las facturas y llegar a fin de mes cuando las cosas vienen mal dadas. Y Goggins es perfecto como asesino a sueldo que busca acabar con el gran Santa Claus por el enfado de un niño que no ha recibido lo que deseaba. Pero en poco más puede apoyarse la película.

De Gaulle ★★★

Noviembre 18, 2020

Crítica de la película De Gaulle

Aproximación poco inspirada hacia la figura de Charles de Gaulle. Gabriel Le Bomin muestra un retrato demasiado idealizado del legendario militar y gobernante.

      Cuando Joe Wright estrenó El instante más oscuro, en 2017; un convincente y enérgico Winston Churchill (interpretado por Gary Oldman) se quejaba amargamente de la incompetencia de los altos mandos políticos y militares de Francia. El primer ministro británico lamentaba profundamente las decisiones del ejecutivo del país de La Marsellesa, consistentes en aceptar la rendición ante el temido Tercer Reich. Esta visión un tanto pesimista del espíritu galo en la Segunda Guerra Mundial parece inspirar el argumento de De Gaulle, para dejar claro que no todos los oficiales franceses actuaron de la misma manera que Pétain y sus partidarios.

      Como si se tratara de un héroe espartano, Charles de Gaulle se presenta en la pantalla como una especie de Leónidas; el cual tiene que luchar bravamente contra las hordas nazis, y contra los insensatos defensores en El Elíseo de una paz que no era tal.

Crítica de la serie La Maldición de Bly Manor

Mike Flanagan cambia completamente de registro para esta secuela espiritual de La Maldición de Hill House.

      ¿Para qué repetir exactamente lo mismo si ya lo has hecho? Incluso aunque lo que ya hiciste supusiese un éxito arrollador entre la audiencia y la crítica, incluso si los fans te piden que repitas la jugada y  todo el mundo espera que hagas más de lo mismo. La segunda temporada de la serie antológica de terror de Netflix, que dio comienzo con La Maldición de Hill House, quiere jugar a algo completamente distinto y lo consigue. Sí, tenemos una nueva casa, maldita y llena de fantasmas (o fantasma, ¿quién sabe?) pero el tono, el desarrollo, el estilo visual y hasta la época son completamente distintos a lo que su creador, Mike Flanagan, nos había mostrado. Y eso hace que esta “secuela” sea tan buena como la anterior.

Crítica de la serie Los Favoritos de Midas

Thriller inteligente y bien servido de la mano de Mateo Gil y un fantástico reparto.

      Podemos decir que aunque Los Favoritos de Midas está claramente anclada en la realidad y algunos de sus elementos suenan a cosas que vemos en las noticias, su componente de ficción es muy marcada y nos separa al mismo tiempo del Madrid que conocemos. Una curiosa disociación que no evita que pensemos continuamente si lo que estamos viendo es real o podría serlo. Manifestaciones en la calle contra una sociedad secreta poderosa y que lo controla todo. ¿Qué es real y qué es ficción? La serie se basa en el relato corto de Jack London, que no está entre los más conocidos del autor, lo cual ayuda a la hora de tener un elemento sorpresa imprescindible.

Crítica de la serie Gangs of London

La serie de acción del año, sin lugar a dudas.

      Tras mucho, mucho tiempo esperando, por fin ha llegado a España Gangs of London, serie de acción creada por Gareth Evans, el responsable de The Raid y su secuela, junto a su habitual director de fotografía, también aquí, Matt Flannery. Por si fuera poco, Evans se encarga de dirigir los episodios 1, 2 y 5, además de haber dirigido las escenas de acción del tercero. Es su criatura en gran medida. Basada en el videojuego de PSP que no muchos recordarán y con el que tampoco tiene mucha relación, más allá de contar una historia de crimen, violencia, traiciones y bandas de Londres. Una idea que, como nos contaba el propio Evans (lean en la revista la entrevista en EXCLUSIVA y un artículo en el que el reparto nos habla de la serie).

Crítica de la película El año que dejamos de jugar

Caroline Link elabora una adaptación algo plana, de la célebre novela Cuando Hitler robó el conejo rosa, de Judith Kerr.

      Los tintes dramáticos, mediados por las experiencias de una niña de diez años, que enmarcan la trama de la novela Cuando Hitler robó el conejo rosa han seducido a miles de lectores, desde su publicación en 1971. En este texto juvenil y alentador, la autora Judith Kerr narró parte de sus vivencias como refugiada, durante la complicada época en que su familia y ella viajaron por el Viejo Continente, para escapar de la amenaza y el terror propagado por el ascenso al poder del Tercer Reich.

Para Sama ★★★★

Noviembre 13, 2020

Crítica de la película Para Sama

La joven directora Waad al-Kateab narra en primera persona el lado más íntimo, emocional y cruel de la Guerra de Siria.

      En el año 2011 una serie de manifestaciones y la rebelión armada de una fracción del ejercito contra el gobierno de al-Assad provocó el estallido de una guerra civil en Siria, a la que se sumarían poco después superpotencias como Estados Unidos y Rusia. A lo largo de todos estos años se han sucedido películas, documentales, reportajes y noticias en televisión que ponían el foco en los aspectos políticos del conflicto y se olvidaban del lado más humano; pero sin que lo supiera el resto del mundo Waad al-Kateab ha luchado desde el principio por ponerle cara al conflicto.

La Llorona ★★★★

Noviembre 12, 2020

Crítica de la película La Llorona

Una magnífica muestra de una filmografía casi desconocida.

      Hablamos de la filmografía no sólo de su director y guionista, Jayro Bustamante, sino también de la de todo un país, Guatemala, cuyas películas no nos llegan con la suficiente regularidad, seguramente. Esta tercera película del director, La Llorona, que hace cierta referencia al mito por supuesto, supone el cierre del llamado tríptico del insulto. La primera entrega, Ixcanul, hablaba del racismo y la siguiente, Temblores, del estigma de la homosexualidad en Guatemala, mientras que esta tercera entrega lo hace en torno, cuenta el director, de la palabra comunista, que es usada en su país para definir a cualquiera que hable de derechos humanos. No quisiera enmendarle la plana a su creador, pero la película va bastante más allá de eso…

Página 1 de 76