A la venta en quioscos

A la venta en quioscos

También podéis ojear la revista, incluso desde desde dispositivos móviles:

o bien pinchad aqui para verla a pantalla completa

Síguenos en

Entrevista Nicholas Pinnock nos habla de For Life: Cadena Perpetua

     Tras su paso por series tan interesantes como Marcella, Fortitude o Counterpart, Nicholas Pinnock protagoniza la nueva serie de AXN en España, For Life: Cadena Perpetua, una serie centrada en Aaron, un hombre condenado a cadena perpetua por un crimen que no cometió, llevado a tomar una medida imprevista por el sistema. Estudiar derecho y defender, desde prisión, a gente a la que el sistema también ha traicionado, para poco a poco poder mostrar su inocencia. El actor estuvo hablando con nosotros de ese sistema legal, de la serie y sus personajes y de lo que nos espera en For Life en esta entrevista.

    ¿Ha sido muy duro meterse en el papel? Quiero decir, ¿ha cambiado su visión del sistema legal, judiciario y penitenciario?
    Es una pregunta difícil de responder. El papel que yo tengo es el de contar la historia, porque mi historia es la serie. ¿Hasta qué punto eso refleja la vida real? Es decisión de los guionistas, yo sólo estoy ahí para ayudarles a contar la historia. Pero a través de la investigación que hice para prepararme, aprendí muchísimo más del sistema legal de lo que sabía antes. Me ha permitido aprender sobre lo justo y también sobre las terribles injusticias que hay en todo el mundo. Esos casos, algunos, en los que personas inocentes han acabado en la cárcel. Esta es una serie inspirada por hechos reales, ya sabéis, la historia de Isaac Wright Jr., pero no está basada en su historia. Esto quiere decir que hay muchos elementos que se han manipulado y alterado para poder generar un drama. A fin de cuentas esto es una obra de entretenimiento. Así que hay muchos elementos de la historia que no son verídicos al 100%. No puedes decir que esto es exactamente lo que pasó, porque no es el caso. Si te centras en un caso, lo que ves en un episodio que son 46 minutos, pudieron ser hasta 10 meses en la vida real, porque pasan muchas cosas en un caso, pero obviamente en la televisión tienes una limitación de tiempo. A veces es complicado a través de esos 45 o 46 minutos, mostrar como ese caso pudo tener un efecto prolongado a lo largo de meses en la vida de otra persona, porque así fue en la vida real. Pero sí que me abrió los ojos. ¿Cambió mi punto de vista? Yo diría que sí, realmente. Pero es difícil decir sí o no tajantemente.

     La serie parece llevarnos hacia la liberación de Aaron, pero no sabemos cuándo sucederá. ¿Es algo que tienen claro en la serie, cuándo llegará ese momento, quizá esta temporada o la siguiente? ¿O la idea es alargarlo en el tiempo durante toda la serie?
    Eso no te lo puedo contar (risas). Lo que sí te puedo contar es que no va a ir en la dirección en la que te esperas. Lo diferente de esta serie es que con cada caso… Aaron elige los casos porque enlazan con su caso de una manera u otra, porque en el fondo lo que él quiere es ayudarse a sí mismo. Él quiere que se reabra su caso para que se anule su sentencia. ¿Va a pasar esta temporada? Eso no puedo decírtelo. Sólo puedo invitarte a que la veas y con un poco de suerte lo descubrirás en unas cuantas semanas. Pero es un viaje maravilloso en sí mismo y es un viaje con muchos giros y curvas. El camino cada vez se hace más complicado. Su trabajo y su mundo se hacen cada vez más difíciles, y por lo tanto, como tú empatizas con este personaje, cada vez para ti va a ser más difícil. Si consigo que como audiencia la gente se conmueva con la historia como yo lo hice cuando conocí la historia, es que he hecho mi trabajo bien.

     ¿Pero lo tienen definido dentro de la serie? ¿Hay un plan por parte de los guionistas?
     La respuesta es sí. Pero cómo empezaron los guiones al principio y cómo han terminado siendo no son precisamente lo mismo. El proceso comienza con un piloto y según estamos rodando a diario, porque lo que está escrito en el papel, los actores a veces lo interpretamos de forma distinta, y por ejemplo se fijan en una mirada que hacemos a otro personaje, algo que no estaba en papel y que despierta una idea que antes no se tenía. Por ejemplo el modo en que interpretas una frase. Los guionistas pensaban que iba a ser de una forma pero yo la he interpretado con un subtexto que no se esperaban, y eso les hace pensar en una trama que les lleva en una dirección que no esperaban y no estaba planificada originalmente. Tienen una idea básica muy clara, pero para cuando empiezas el rodaje muchos de esos elementos planificados al principio, ya no siquiera existen.
Dicen los expertos que cuando condenan a alguien a cadena perpetua si es culpable no se desespera hasta que pasan un par de años, mientras que si es inocente se desespera desde el primer minuto. Aquí este personaje se desespera pero es fuerte y sigue adelante, sigue luchando. ¿Dónde encuentra esa fuerza el personaje?
Su libertad y su familia. Cuando hablé con Isaac (Wright Jr, en quien se inspira la serie), su objetivo era volver a casa con su hija, él lo que quería era salir. La frustración estaba ahí, la rabia, la tristeza… todos los elementos que vemos en la serie, son reales. Pero si uno se regodea en esas emociones durante un tiempo, pierdes la meta clara, que es que tiene que salir de ahí. En la serie hemos intentado replicar eso, y hemos intentado o esperamos mostrar características propias del personaje real, cuando le vemos en una situación en la que nunca debería haberse encontrado, pero seguía centrado en la idea de que había que reabrir su caso. Necesitaba que le absolviesen, que se demostrase su inocencia y regresar a casa.

     Da la sensación de que Aaron es un personaje siempre a punto de explotar por esa frustración, esa ira contenida al enfrentarse a un poder, una justicia corruptas. ¿Cree que representa Aaron a muchos americanos y ciudadanos del mundo que sienten que la justicia no es justa?
     Sí. Sí, sin duda. No puedo añadir nada a eso, porque es esa sensación. Creo que hay mucha gente que da igual en qué situación se encuentren se van a sentir identificados con esa frustración y con la injusticia de la historia. Da igual que no hayas sido nunca encarcelado o que no tengas a nadie en la cárcel, porque la injusticia de que tengas gente que no te escucha, que te acusen por ejemplo de mentir cuando estás diciendo la verdad… Esa frustración es real para muchísima gente. Y creo que sí, que Aaron está hablando en representación de todas esas personas.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

©accioncine 

 

Revista ACCION

Add to Flipboard Magazine. 
Modificado por última vez en Sábado, 09 Mayo 2020 14:16
Valora este artículo
(0 votos)
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
Telf. 91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp