Entrevista David Galán Galindo director de Orígenes secretos

Septiembre 02, 2020

Conocido por su trabajo como guionista y por haber dirigido más de 30 cortometrajes, algunos de los cuales acabaron siendo parte de largometrajes recopilatorios como Al Final todos Mueren, David Galán Galindo se ganó a muchos fans con su novela Orígenes Secretos, que ahora ha transformado él mismo en película, recién estrenada por Netflix. Un proyecto valiente y distinto del que su creador y director nos habla con pasión y sin pelos en la lengua, especialmente de lo difícil que ha sido levantar un proyecto así en nuestro país. Quizá el primero de muchos. Esperemos que así sea.

Día de estreno, con la película ya en marcha. ¿Cómo llevas esta presentación de Orígenes Secretos al público?
Bien. Tenía muchas ganas de que la película estuviera disponible, como cualquier director, pero en este caso en concreto, como es una película que está abriendo camino, digamos, (su propuesta no tiene muchos referentes en España) muchas veces la gente no sabe qué película le estás vendiendo. Entonces yo tenía muchas ganas de que llegara el día y que lo que se dijera de la película fuese con la película vista y sabiendo lo que es. Porque estamos tan acostumbrados aquí a ver cosas de superhéroes hechas de coña, parodias creadas como para reírse del género, que es muy difícil que la gente se dé cuenta de que esta vez no, esta vez es en serio. Esta vez está hecho por parte de alguien que lleva leyendo cómics desde los siete años, y que respeta al género y quería hacer esto. Pero por mucho que se lo cuentes, hasta que no lo vean no lo creerán.

Volviendo al origen, nunca mejor dicho, a tu libro. ¿Mientras lo escribías tenías en mente que querías que esto se convirtiese en una película? Que lo adaptases tú u otra persona.
Sí… Cuando escribí la novela yo ya había hecho unos 30 cortometrajes, y la novela la escribí un poco para cimentar mi propuesta. Es un proyecto que da mucho miedo a cualquier productor, porque cualquiera quiere tener referentes, saber quién ha hecho algo similar que haya funcionado. Cuando das referentes norteamericanos, no les sirven. Ellos quieren que lo haya hecho antes alguien en España y que esté todo muy testado y muy controlado. Creí que el hecho de que existiera una novela, demostraba que esta historia funcionaba por sí misma. Y ahí estaban las críticas de la novela, y el fandom de la novela. Eso podía darme algo de apoyo, algo de credibilidad para enfrentarme a ese momento. Yo escribí la novela pensando en que tuviera valor por sí misma, claro. Porque lo más normal es que se hubiera quedado en novela y ya está, por eso quería que funcionase ella sola. Pero, secretamente, ya hay mucha cinematografía en ella porque lo que más me gustaba era pensar que quien leyese la novela dijese “Joder, de aquí saldría una película muy buena”. Ese era un poco el plan secreto (risas).

images/stories/news/2020/09/origenes-secretos-david-galan-3

¿Siempre pensando en dirigirla tú mismo o pensando en que fuese llevada al cine o televisión aunque no fueses tú el director?
Pues, siempre he pensado que quería dirigirla yo. Y no la hubiera soltado. No la hubiera soltado por nada del mundo. No por nada, porque conozco gente que podía haberse acercado a ella de manera muy eficaz. Pero, mi confianza en el sector cinematográfico era nula, porque yo me daba cuenta de lo que me pasaba cuan do intentaba vender el proyecto y sabía que eso le iba a pasar a cualquiera. Y yo sé que yo no iba a ceder en lo fundamental. Cuando a mí me han propuesto llevarlo más hacia la comedia, me he negado. Cuando me han propuesto rebajar ciertas cosas, me he negado. A mí me han llegado a decir que creásemos un grupo de superhéroes nuevos para quitarnos problemas de derechos. Y me he negado. Si yo no puedo hablar de Batman, yo no quiero hacer esta película. Y ese tipo de cosas en las que yo me plantaba, solo confío en mí para hacerlas. Yo sabía que no iba a renunciar a las cosas que para mí son fundamentales de la historia, y otra persona habría renunciado antes. Por eso no quería soltarlo.

En el reparto encontramos grandes nombres veteranos y jóvenes. Mucho talento y rostros más que conocidos. No sé hasta qué punto, igual que comentas con las productoras, fue un reto presentarse a ellos y decirles “Esto es lo que quiero hacer y quiero contar con vosotros”.
Pues no se pareció en nada ninguno de los dos procesos, porque a ellos el proyecto les parecía distinto a cualquier cosa y eso les atraía mucho. Javier Rey lleva años y años diciendo en las entrevistas, cuando le preguntan por su papel soñado, que le gustaría interpretar a un superhéroe. Y no se lo creía. Ya no que se fuera a hacer una película de un superhéroe en España, sino que se fuera a hacer una película de un superhéroe tomado en serio. Con el resto pasó algo igual. Eran papeles que ellos veían que no son los que les suelen ofrecer. Hicimos así un poco el núcleo duro con Antonio Resines, Brays Efe, Verónica Echegui y Javier Rey, y luego con el resto fue similar.

Una de las escenas de arranque, la de Antonio y Javier descubriendo el primer cadáver, creo que sienta el tono de la misma, y la relación maestro/aprendiz que se crea entre ellos. ¿Lo tenías claro, que esa escena era clave para marcar ese tono?
Yo tenía claro que la primera escena tenía que tener un tono de thriller muy marcado. Porque toda la película es una enorme trampa. Para mí era importante mantenerme en el thriller todo el tiempo para que cuando dé el salto a otros géneros, me sigan. Sí, sí lo tenía claro. Porque si has entrado en la película pensando que iba a ser una comedia, esa secuencia con el culturista te deja claro que no, que no va a ser eso. Y me gusta mucho esto que dices de la relación mentor/alumno porque en la escena anterior, cuando Jorge Elías (Brays Efe) va a abrir la verja, se ve a dos jedis y cómo uno le da el sable al otro. Que es justo lo que hace después Resines con Javi con la linterna. Es el maestro jedi con el aprendiz.

Creo que tienes muy claros los referentes visuales de la película. Desde Seven y Fincher a, he creído ver, los Batman de Nolan y Burton. ¿Desde qué momento lo tenías decidido?
Pues desde el principio, porque creo que lo que nos daba credibilidad era eso. Apuntar alto y apuntar a todos estos códigos que tenemos la suerte que ya han establecido los maestros, y honrarles. Y honrarles sin vergüenza, sin llevarlo por lo bajo. Por ejemplo creo que si vas a homenajear a Burton, pon una cuba de ácido verde. No andes con cortapisas, no vayas a escondidas. Es que creo que es muy gratificante para el espectador darse cuenta de que no son cosas ocultas, de que estás estableciendo un juego con él.

images/stories/news/2020/09/origenes-secretos-david-galan-1

Además uno de los grandes aciertos es ese tono visual, esa fotografía… No sé cuántos quebraderos de cabeza te habrá dado la película en ese sentido.
No ha sido nada sencillo. Es mérito de Rita Noriega, la directora de fotografía, que es una auténtica bestia. Y causa muchos quebraderos de cabeza porque ralentiza muchísimo el rodaje. Preparar una iluminación de una película como las que hace Fincher, requiere muchísimo tiempo. Y hacerlo con los tiempos de rodaje que tenemos en España y compaginarlo con los otros elementos, es muy complicado. Pero, claro, es que el premio es muy goloso. Y creo que una película que se está jugando en varias secuencias la credibilidad, como en la del culturista, si no nos lo creemos desde la fotografía, por ejemplo, estamos muertos. En ese sentido, aunque me causó mucho sufrimiento para muchas cosas, porque ralentizaba muchas otras cosas más de lo que me hubiera gustado, el resultado creo que… Está visto por qué había que sufrir. Sufrimos pero puede verse por qué había que hacerlo.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

©accioncine 

Logo Accioncine

 

Revista ACCION

Add to Flipboard Magazine.

Modificado por última vez en Jueves, 03 Septiembre 2020 09:55
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión