Entrevista Abril Zamora nos habla de La vida por delante

Noviembre 12, 2020

No sólo es una actriz con un potencial enorme y mucha experiencia que acaba de debutar en el cine internacional frente a Sofia Loren en otra de las películas que suenan para la temporada de premios, como es La Vida por Delante, sino que además Abril Zamora es directora y guionista, responsable de la serie Señoras del (H)AMPA o de episodios de Élite.

Llena de energía y vitalidad como su personaje en la película, Abril hace muy sencilla esta entrevista en EXCLUSIVA en la que nos habla de la película, de su personaje y de trabajar con Sofia Loren entre otras muchas cosas.

      ¿Cómo surge un proyecto tan especial como La Vida por Delante? ¿Cómo te llega esta película?
      Yo tampoco lo sé, Jesús, yo tampoco lo sé (risas) y de repente me veo hoy aquí en este “embolao” de entrevistas, que estoy disfrutando muchísimo y pienso que si alguien me dice a mí hace un año y medio que de pronto me voy a ir a hacer una película internacional, en un idioma que desconozco, con Sofia Loren, sinceramente no me lo creo. Fue un proceso muy normal, aunque sinceramente no sé cómo el director llegó a mí o cómo me encontró. Se puso en contacto con mi agencia de representantes para que le enviara una prueba, y yo al principio desestimé la propuesta, porque era en italiano, y por mucho que me dijeran que era una película maravillosa con Sofia Loren, ya me siento suficientemente fraude durante el día a día como para sentírmelo un poco más (risas). Pero él insistió y mis representantes insistieron. Lo hice al final, les gusté mucho, hice algunas pruebas más… yo en ningún momento pensaba que me iban a llamar, porque soy una actriz de aquí española, cómo me iban a llamar cuando el personaje ni siquiera era española. Pero al final sucedió, y al final convirtieron al personaje, Lola, en española también para que me sintiese mucho más tranquila y no tuviese que preocuparme todo el tiempo en el acento, en lo que decía y cómo lo decía.

      ¿Qué nos puedes contar tú de Lola? Porque nuestra audiencia todavía no conoce al personaje.
      
Os puedo contar que es un personaje que se fue construyendo sobre la marcha, y aunque es un personaje que no tiene nada que ver conmigo, ni en su bagaje ni en su recorrido ni en su historia, tenemos una energía muy similar, porque al director le encantó que pusiera mucho de mí misma, no de mi historia, ni de mi vivencia, sino de mi energía, de mi fisicalidad, de mi manera de reaccionar a las cosas. Yo veo la película y pienso “Soy muy yo”, aunque realmente la situación es muy diferente. Creo que Lola es un personaje que se agradece en la película porque aunque no tiene un recorrido larguísimo, como es una película muy emocional, con secuencias muy duras, aunque esté contada desde el punto de vista de Ibra, del niño. Todo tiene un punto de vista casi naif e inocente, aunque toque temas muy complicados como la prostitución, la inmigración, las drogas, la soledad… creo que cuando aparece el personaje de Lola se agradece, porque es como la tecla más ligera, el soplo de aire fresco que hace que la película sea mucho más fácil de digerir. Yo no era muy consciente de lo que hacía, porque cuando grabas una película en otro idioma, aunque eres consciente de lo que estás diciendo, como grabas de forma escalonada, hasta que no la ves completa, que yo la vi hace muy poco también, no sabes en el proyecto en el que estás de verdad. Yo tenía una idea preconcebida y el resultado fue infinitamente mejor de lo que podía imaginar y me tocó mucho emocionalmente como espectadora.

      Casi me has quitado la pregunta, porque sí me ha dejado la sensación de que en un mundo muy oscuro donde viven esos personajes, con todos esos temas que tú dices, el personaje de Lola es un punto de luz, pese a su historia complicada.
      
Sí, y eso es una maravilla. Es una cosa que llevo muy por bandera en la vida. Quieras que no, yo soy una actriz trans y siempre, quieras que no, se ha asociado la transexualidad a algo sórdido, negativo, oscuro, doloroso, un camino muy tortuoso… y yo intento ser el reflejo de que, claro, no ha sido un camino de rosas, pero como tampoco lo ha sido el tuyo o el de nadie. Todo el mundo tiene sus complicaciones. Y siempre he intentado dar una imagen real y esperanzadora que es lo que siento. Creo que al personaje de Lola le pasa igual, Romain Gary cuando creó el personaje, aunque yo no me he leído la novela, lo reconozco, creo que juega mucho a esto. El hecho de plantearte unos personajes en un marco muy complicado pero que todos tienen un halo de querer que las cosas salgan bien, o querer buscar algo tan básico como el amor o el cariño, o algo más básico aún como es la aceptación, el hecho de sentirte aceptado. Y la presentación de mi personaje en la película, cuando ya está todo presentado, que aparezco, entro y bailo con el personaje de Sofia Loren, da a entender mucho la declaración de intenciones que representa este personaje. Por muy complicada que sea tu situación, ella que es una prostituta, que no tiene tiempo para estar con su hijo, que tiene un conflicto con su exmujer, que tiene un conflicto con su padre… entra como un torbellino hablando de maquillaje y poniendo un vinilo para bailar con ella. Creo que es algo que me gusta llevar por bandera, que entiendo muy bien del personaje y de lo que ello representa dentro de la película.

      Y acabas de decirlo, entra bailando con Sofia Loren… Es Sofia Loren…
      ¡Lo sé! En algunos momentos se me olvida… (risas)

      ¿Cómo ha sido esa experiencia? Es de las últimas leyendas vivas del cine que nos quedan…
      
Yo siempre digo que Sofia es una señora muy normal (risas). Y es la verdad. Yo soy una actriz muy insegura y empaticé mucho con ella porque la veía dudando y exigiéndose mucho todo el rato. Eso la humanizó muchísimo, porque no la encontré como el icono, el referente o el mito. Eso es lo que aparece en las revistas y en el glamour de lo que construye la gente. Pero ella es una señora que quiere hacer su trabajo lo mejor posible, que lo da todo por su trabajo, que se queda a darte la réplica en los contraplanos… Entonces en muchos momentos te acostumbras y no lo recuerdas. Pero luego… Hace poco lo comentaba también, que cuando te mira Sofia Loren en un contraplano te está mirando el sur de Italia, te está mirando una leyenda del cine, Una Jornada Particular, los putos espaguetis, te está mirando y te obliga a sentir que tú también eres una persona muy importante porque si no te comería viva. Cuando interpretas un personaje como Lola que es un torbellino, no puedes dejar que el halo y el bagaje que rodea a Sofia Loren te coma, porque si no yo me hubiera hecho súper pequeñita. Y yo que soy insegura y ya de inicio estaba acojonada, imagínate cuando llegué allí y me la encontré cara a cara para hacer una secuencia de baila grabada con un millón de planos. Pues bueno, lo hice lo mejor que pude y sobre todo no hacerme pequeña porque ella me lo facilitó muchísimo. Nunca en ningún momento me pareció una diva.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

 

Revista ACCION

Add to Flipboard Magazine.

Modificado por última vez en Jueves, 12 Noviembre 2020 20:41
Jesús Usero

Periodista cinematográfico experto en televisión