Elementos filtrados por fecha: Mayo 2018 - AccionCine - Tu revista de cine y series
Lo dábamos por muerto y enterrado, tras una serie de severos varapalos, y parece que podría no ser así. Tras el fracaso crítico y comercial de La Momia, con Tom Cruise, los responsables creativos de la franquicia de monstruos de la Universal, Chris Morgan y Alex Kurtzman, abandonaron el barco, mientras el remake de La Novia de Frankenstein con Angelina Jolie y Javier Bardem, se retrasaba, haciendo que Jolie y el director previsto, Bill Condon abandonasen el proyecto y la película desapareciese del calendario de estrenos.
Publicado en Lo último
Tras tres fines de semana reinando sin oposición, sin que nadie se hubiese atrevido a contraprogramar con la que está siendo sin duda la película del año, tocaba el turno a otro de los grandes estrenos del verano, una de las películas que decidirían el estado de salud de la taquilla en todo el mundo, como iba a ser la secuela de Deadpool, y no ha defraudado. Avengers ya tenía un desgaste importante, y era el momento para otro taquillazo, puesto que ha ocupado otra película de superhéroes, pero distinta. Primero una comedia, una sátira del género, con categoría R, para un público más adulto, porque como sabemos, en USA no pueden pasar a las salas los menores de 17 años si no están acompañados, a una película R. Con un buen apoyo de la crítica, que ha considerado que la secuela es superior en varios aspectos a la primera, y una campaña de marketing brillante, además de un presupuesto casi el doble que en la anterior (de 58 millones ha pasado a 110) la película ha arrancado como el segundo mejor estreno R de la historia, con 125 millones de dólares sólo en USA, y cerca de superar el estreno de la primera parte.
Publicado en Taquillas
Viernes, 18 Mayo 2018 16:33

Farenheit 451 ★★★

Interesante adaptación de la obra de Ray Bradbury. Una de las mejores novelas de futuros distópicos que he tenido el placer de leer, y que se convirtió en un proyecto personal del actor Michael B. Jordan, quien se convirtió en productor de esta película que estrena en nuestro país HBO el próximo domingo, y que es un tipo de ciencia ficción que no se ve por desgracia últimamente, más centrado en la historia y los personajes, que en los efectos visuales o la acción. Una película de ciencia ficción de las que no se hacen demasiadas, aunque sus buenas intenciones no terminan de cuajar en un producto redondo o inolvidable. Es una buena película de ciencia ficción, pero es imperfecta.

Quien no haya leído el libro, debería saber que la historia es la de un futuro no muy lejano en el que en Estados Unidos los libros están completamente prohibidos, y la escritura, los llamados grafitis, que un grupo de rebeldes llamados anguilas, eels, intentan salvaguardar, mientras los bomberos del 451 acaban con ellos por completo, quemando cualquier forma de literatura que encuentren, sea en papel o en ordenadores… Y a este grupo pertenece el protagonista, un tipo que no se cuestiona su papel hasta que comienza a hacerlo y el mundo cambia para él por completo. Nada es como él creía y nadie es lo que él creía. El libro de Bradbury ya fue adaptado al cine por Truffaut en 1966, una película que ha envejecido bastante, pero que sigue teniendo cosas magníficas…

El inicio de la película es lo más prometedor. El uso que hace de temas que están muy, muy presentes en nuestros días (la censura proveniente de cualquier medio, el fascismo mediático, la cultura de la corrección política, la pérdida de libertad, el uso de redes sociales para vivir una vida de cara al público…) es capital para que la historia se nos haga interesante, pese a algunos tópicos que van cogiendo fuerza, para convertirse en demasiado importantes en el último tramo de la película, más genérico, más acelerado y menos interesante. Sucede por ejemplo con ese villano al que Michael Shannon intenta darle todo lo que puede, pero que se parece demasiado a otros personajes interpretados por el actor.

Michael B. Jordan se mueve perfectamente como protagonista, con ese carisma tan especial que tiene el actor, y además podemos ver a Sofia Boutella en un papel más que interesante y distinto a lo que nos tiene acostumbrados. Se nota también la falta de presupuesto en algunos momentos, y el hecho de que apenas dura 100 minutos. Lo que es una ventaja porque no se hace larga, en ningún momento, pero no puede ahondar en los temas que propone, que son muchos y muy interesantes. Pese a los altibajos queda una película interesante, bien narrada e interpretada, que falla en su tramo final pero propone muchísimo, todo interesante. Sea en televisión o cine, necesitamos más películas de este estilo, incluso aunque sea mejor el libro.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncinecolor="#FC2F03">

VENGADORES: LA GUERRA DEL INFINITO XXXXX

Publicado en Criticas
Después del éxito que está teniendo en Japón el juego arcade Dragon Ball Heroes, era de esperar que esta noticia llegara pronto. La revista V-Jump ha confirmado, en su edición del mes de julio, que el videojuego contará con una versión animada, aunque en principio no contará con muchos episodios al tratarse de un anime promocional.
Publicado en Anime - Manga
Viernes, 18 Mayo 2018 12:53

Concurso DEADPOOL 2

Aprovechando el estreno de DEADPOOL 2 el 18 de MAYO podréis ganar una de los 5 packs formados por Muñeco para PC + Hucha de palabrotas

DEADPOOL 2 – SINOPSIS – 18 DE MAYO EN CINES
¡Vuelve el mercenario bocazas de Marvel! Más grande, mejor y (ocasionalmente) más despelotado que nunca. Cuando un súper soldado aparece para cumplir una misión homicida, Deadpool se ve obligado a reflexionar sobre la amistad, la familia y qué significa realmente ser un héroe, todo esto mientras reparte estopa a diestro y siniestro. Porque, a veces, para hacer lo correcto, tienes que pelear sucio.

Publicado en Concursos de cine
Pese a los problemas de salud sufridos por la estrella de la franquicia, Arnold Schwarzenegger, que en parte han obligado a atrasar el estreno e inicio de rodaje de la nueva entrega de Terminator que dirigirá Tim Miller y que estará producida por James Cameron, la producción se lanza ya y tiene ya un aroma muy español.
Publicado en Lo último
Viernes, 18 Mayo 2018 08:00

Deadpool 2 ★★★★ por J.U.

Sí, es cierto, es más grande, más larga y más dura que la primera. Y mejor. Porque en esta ocasión tanto Ryan Reynolds como los dos guionistas de la película, que repiten de la primera entrega, Rhett Reese y Paul Wernick, han trabajado para darle a Deadpool un puntito que lo lleve hacia adelante. A todos los niveles es más película, está mejor construida y armada que la primera. Tiene un guión más compacto (sin las necesidades y los encorsetamientos a los que a menudo somete la fórmula de orígenes de un personaje), mayor presupuesto, menos miedo aún que en la anterior (echando por la borda cualquier rastro de corrección política que quedase, si es que quedaba alguna), un reparto superior (incluir a Josh Brolin siempre es un acierto, pero cuando entre los secundarios hay nombres como Eddie Marsan, la película se dispara por momentos, y eso se nota) y también, para qué engañarnos, un mejor director. Por mucho cariño que le tengamos a Tim Miller, por mucho que crease el tono visual de la franquicia, o incluso su experiencia con los efectos visuales… David Leitch es mejor director. Es sencillo. Leitch, quien codirigió John Wick y además dirigió Atómica, es un virtuoso de las escenas de acción, de la estética y la fotografía, y eso tampoco estaba precisamente presente en Deadpool, también debido a su moderado presupuesto. Pero es cierto que Leitch tiene un algo para las escenas de acción que convierten el espectáculo de las mismas en algo diferente…

Tim Miller era un director primerizo, y Leitch ya viene fogueado de dos películas bastante potentes, visualmente, una de ellas un referente para el cine de acción de los últimos años, como es John Wick. El director de Deadpool 2 quizá no haya aprovechado la oportunidad para cambiar las reglas del juego con esta secuela, pero en realidad no hacía falta. Podíamos exigirle que no fuese una película continuista, que cambiase de marcha, que se saltase todo lo visto realmente en la película anterior, pero no lo hacemos con ninguna, ¿por qué ahora? Es cierto que la película deja al espectador con la sensación de que no hay nada que pueda sorprenderle realmente en Deadpool 2, como sí sucedía con una primera entrega en la que todo parecía inesperado. Deadpool es una sátira del mundo de los superhéroes, y con su aparición no sabíamos hasta qué punto sería capaz de llevar los chistes, las bromas y la violencia. Ahora ya lo sabemos, ya no nos sorprende tanto. Ha perdido esa capacidad por el camino. ¿Es eso malo? No, porque no baja el ritmo ni se detiene, porque no hace prisioneros (la mayor parte del tiempo) y porque la película sabe ir un paso más allá (los cameos son demenciales, como las escenas postcréditos de la película, que consiguen aún más carcajadas que la propia película, y creíamos que eso no era posible…). Pero es una secuela, y como tal no sorprende como lo hizo la primera entrega.

A Reynolds no vamos a descubrirle ahora. Su presencia en la película lo es todo. Es Deadpool en cuerpo y alma, y aunque no le veamos debajo de la máscara, sabemos que está allí. Es cuestión de cómo se mueve, cómo habla… El actor está frente al papel de su vida y lo sabe. Es su niño pequeño y aquí deja de nuevo esa sensación de que el personaje está por encima del actor, que puestos a elegir, Reynolds elegiría al personaje por encima de sí mismo (el número de bromas sobre su persona parecen confirmarlo). Claro que además de eso, tenemos a Josh Brolin, quien no sólo viene de ser Thanos y darle a Marvel su villano definitivo, sino que además tiene en esta película la oportunidad de dar vida a otro personaje mítico de Marvel, pero del universo mutante. Su personaje es la parte seria de la trama, un tipo tan oscuro y depresivo, que podría ser un personaje de DC. El carisma y el talento del actor son todo lo que necesitamos para que sea la encarnación perfecta del personaje. Zazie Beetz merece ser mencionada, porque su Dominó es una pequeña maravilla que roba escenas con una facilidad pasmosa. Y también tenemos, como os decía, a gente como Eddie Marsan, un pedazo de actor capaz de componer un personaje con ecos de muchos otros de X-Men en apenas cinco minutos. Y además tenemos varios cameos, cada uno más delirante que el anterior, cada uno más divertido. Y gente como Terry Crews o Bill Skarsgard que no son moco de pavo…

La película tiene más poso dramático, una historia más equilibrada, un mejor desarrollo de personajes, lo que permite que nos metamos más en la misma. Se disfruta incluso más que la primera. Aunque tenga un enorme pero, que perdonamos debido a la calidad del resto de la producción. Se trata del tono excesivamente edulcorado y cargado de ñoñería de un aspecto del guión que no se puede revelar sin hacer spoiler, pero que lo veréis en cuanto empiece la película y lo seguiréis viendo según la historia avance. Es algo que carga demasiado las tintas en un aspecto en el que Deadpool no debería cargar las tintas. Pero se lo perdonamos, por supuesto, porque absolutamente todo lo demás brilla con un nivel espectacular. Se nota el mayor presupuesto, y las escenas de acción son brillantes, algunas incluso, como el tramo final, realmente magníficas. Y por supuesto el humor, la clave de todo. Hay más trama que en la primera entrega, pero esto sigue siendo una parodia, una sátira del mundo de los superhéroes, con continuas rupturas de la cuarta pared y chistes de metalenguaje, de autorreferencia, autoparodia… No se frena y no se pierde por el camino, y cada vez que se pone un pelín moñas, regresa todavía con más fuerza con u nuevo arrebato de humor salvaje y delirante. Si sigue manteniendo este nivel, tenemos Deadpool para largo, lo que a un género tan saturado como el de superhéroes le viene muy bien. Si sigue a este nivel, repito.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncinecolor="#FC2F03">

VENGADORES: LA GUERRA DEL INFINITO XXXXX

Publicado en Criticas
Tras una magnífica primera temporada, Violet Evergardencolor="#FC2F03"> vuelve con un capítulo extra para los que se quedaron con ganas de más. La página web oficial del anime lanzó el pasado miércoles un video promocional del episodio extra que vendrá incluido en la cuarta entrega del Blu-Ray y DVD que se está vendiendo en Japón. Éste será proyectado también durante el evento “Violet Evergarden Film & Concert” que tendrá lugar el 1 de Julio en el NHK hall, donde también estarán presentes el reparto y el equipo de la serie. El nuevo episodio estará centrado en la petición de una carta por parte de una cantante de ópera y tendrá lugar varios meses entre los acontecimientos ocurridos en los episodios 4 y 5.
Publicado en Anime - Manga
Miércoles, 16 Mayo 2018 19:02

Deadpool 2 ★★★★ por M.J.P.

Mejora la primera, tiene más pasta, más personajes, más trama y más de todo.

Más cameos, más chistes, más seguridad, más entidad como película en lo argumental, frente a la construcción más de anécdota. Acción desatada y apabullante en el arranque para que no quepa dudad alguna de que en eso no va a decaer. Y luego una secuela que en muchos aspectos es más sólida que su predecesora y además sale beneficiada de la incorporación al conjunto de los personajes de Dominó y Cable.

Liberada de la obligación de presentar al personaje de toda película de orígenes, como era la primera, obligación que no obstante aquella supo manejar muy bien tirando de humor, esta segunda peripecia cinematográfica de Masacre (o Deadpool, si ustedes lo prefieren), sienta más firmemente los pies en lo cinematográfico sin dejar de echarle una buena mirada de repaso a las claves del cómic que no obstante convengamos en que no pueden pasar tal cual al cine directamente. Comprobado el éxito y la popularidad ganada por el personaje de Ryan Reynolds en el cine con Deadpool, esta segunda entrega puede sacar pecho, respirar a fondo y ganar en personalidad cinematográfica sin perder de vista que en su fórmula el chiste siempre es lo más importante, la risa es el objetivo principal y todo lo demás está en función de su capacidad para encadenar un diabólico guión que encadena y dispara bromas, guiños, cameos y otros disparates a velocidad tan trepidante que más vale estar muy atento a lo que ocurre en pantalla. El ritmo es de tal nivel, que impide que te entren ganas de bajar la vista al reloj, porque además sabes que como lo hagas, te pierdes algo fijo, lo que equivale a perderse una risa. El bombardeo de humor llega de todas partes, por lo verbal a través del diálogo, por lo visual, también a través de lo musical… y es como un laberinto que encierra chistes dentro de chistes, en una laboriosa tarea de ordeño de la sonrisa, la risa y la carcajada.

Acierta en mantener el mismo tono que la primera. Acierta en sacarle jugo a los medios más amplios que tiene sin que por ello se deje arrastrar a un despliegue visual que corte el rollo a lo esencial del asunto, sí, exacto, digámoslo de nuevo: la risa. Pero tengo la impresión de que si en la primera llevaba a cabo una esforzada labor para mantener el equilibrio entre la gamberrada y la acción, en esta segunda el juego que practica es hacer que la comedia absorba a la acción. De manera que hay secuencias trepidantes y espectaculares de peleas, tiroteos, decapitaciones, puñetazos y persecuciones, pero sin que en ningún momento nada de ello desplace a la comedia. Ocurría ya en la primera, pero en esta el maridaje entre acción y comedia es más fluido, y el ritmo lo marca más claramente la comedia. Asistimos en Deadpool 2 a un variopinto y siempre eficaz encadenado de gags verbales y visuales que bebe copiosamente de la cultura popular y la sátira hacia las fórmulas de explotación de ocio audiovisual en nuestros días. Hay leña para todos. De buen rollo, pero leña al fin y al cabo, de esa que desde la parodia nos hace pararnos a pensar en qué mundo vivimos y qué tipo de entretenimientos consumimos. Hay por supuesto palitos bien orquestados a lo políticamente correcto y cómo está influyendo como cortina de humo moral para tapar lo que realmente importa. El chiste con los niños acaba convirtiéndose en llamada de atención hacia los abusos, por ejemplo. De manera que no seamos simplistas: no todos los chistes que hay en Deadpool 2 tienen la intención de provocar la reflexión en segundo término del espectador ni aspira ésta a ser una comedia sesuda sobre los problemas de nuestro tiempo. Pero hay numerosas oportunidades en la película para reparar en por qué el humor es un síntoma de salud mental y una señal de inteligencia, empezando por la capacidad para reírse de uno mismo que exhibe el propio Ryan Reynolds a través de su personaje. Vean las secuencias extras después de los créditos y entenderán mejora qué me refiero.

Cierto es que este es el imperio del gag, hasta el punto de que si es necesario interrumpir la acción para aprovechar mejor un momento cómico, los artífices de la película no van a dudarlo ni un momento: interrumpen. Porque aquí los chistes son como los números musicales para el musical: la verdadera salsa de todo el asunto. Lo que le ocurre al personaje de Masacre es que ha crecido de Deadpool a Deadpool 2, para bien. Y de una forma que anuncia una larga vida en el cine si a sus promotores les viene en gana seguir con el asunto. Del original a la secuela no se nota desgaste. Han sabido superar la falta del factor sorpresa que era la primera con una mayor solidez en el planteamiento argumental y ampliando el número de convidados al festín. Han mejorado hacia la madurez el reto al que se enfrenta el protagonista, que no es ya el típico y tópico villano antagonista que vimos en la primera entrega, aunque allí supieran tratar bien el lugar común y lo previsible para convertirlo también en herramienta de humor. Aquí el reto tiene más interés, es menos tópico y sencillo.

El otro asunto que han sabido tratar muy bien es conseguir que el cargamento sentimentaloide de su trama no sea un lastre para la comedia y la acción. No lo es porque Morena Baccarin vende muy bien esa parte más emotiva manejando de forma más contenida que en la primera el papel de “novia” del antihéroe. Y no lo es porque la aparición de esos momentos emocionales está cuidadosamente milimetrada y rodeada de chistes y guiños que arropan tanto al personaje principal como a sus acompañantes, el grupo de superhéroes reunidos para la misión, ese Cable que tanto tiene en común con Terminator, esa Dominó que sirve como excusa para reflexionar y parodiar lo que vale para el lenguaje del cómic y lo que quizá no vale para el lenguaje del cine, o lo que es lo mismo, el trajín de metalenguaje que es uno de los caballos de batalla y está entre las principales herramientas de estas dos películas.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncinecolor="#FC2F03">

VENGADORES: LA GUERRA DEL INFINITO XXXXX

Publicado en Criticas
Crítica HAN SOLO *SIN SPOILERS* por Miguel Juan Payán
Publicado en Videocríticas

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp