Crítica de la película El Fotógrafo de Minamata

Uno de los mejores papeles recientes de Johnny Depp al servicio de un guión poco brillante.

      Manteniéndonos al margen de las polémicas y de las situaciones sobre las que decidirán los juzgados correspondientes y que no tienen que ver con la carrera de Depp, no podemos negar el talento que siempre ha tenido el actor. Un talento que le brotaba a borbotones y que en los últimos años, por desgracia, se ha visto ocultado muchas veces debido a la pasión del mismo por los disfraces, el maquillaje, las prótesis y una suerte de personajes extremos que parecían muchas veces intentos por no parecerse a Jack Sparrow, consiguiendo justo lo contrario. Un desperdicio para el talento del actor que aquí vuelve a brillar con fuerza y nos recuerda lo gran intérprete que es.

Crítica de la película Crónica de una tormenta

Más que una película sobre periodismo, una película sobre periodistas.

      O sobre lo que la obra de teatro original, Testosterona, entiende por periodistas en su pequeño mundo. Una visión a veces canalla y a veces idealizada del trabajo de periodista en la redacción de un gran periódico, que sirve para desmantelar a las personas que ejercen la profesión, a un profesor y su alumna, quienes a lo largo de una noche descubren quiénes son realmente, no sólo en sí mismos, sino el uno para el otro. Un viaje lleno de inteligencia por momentos, gracias a sus actores, y que no nos hace sentir que estamos ante una obra de teatro, más bien al contrario. Pero al mismo tiempo uno en el que el guión peca de demasiados errores que no tiene mucho sentido.

Nadie ★★★★

Abril 27, 2021

Crítica de la película Nadie

Una apuesta por el cine de acción más directo y más olvidado últimamente.

Naranjazos Nadie

Los naranjazos se confeccionan con las notas que facilitan los usuarios del grupo de Telegram Familia AccionCine

© diseño  
Recuento hecho en el grupo de Telegram Familia AccionCine por Rafa

      Nadie es la confirmación de que siguen existiendo historias que contar (aunque sea una historia que ya conocemos) de la mano de cineastas interesantes y con repartos que saben muy bien lo que están haciendo. La clave de la nueva película de Ilya Naishuller, director de la más que interesante Hardcore Henry, es quiénes son sus padres, sus responsables más allá del director de la cinta. Por un lado como productor tenemos a David Leitch, el responsable de Deadpool 2 por ejemplo, pero también codirector de John Wick y productor de la saga. Y por supuesto el guionista Derek Kolstad, responsable de las tres primeras películas de John Wick y que escribe el libreto de esta película, con la que comparte un mismo ADN.

Península ★★★

Abril 19, 2021

Crítica de la película Península

Entretenida pero sin el brío de su antecesora. .

      La tercera entrega de la saga Train to Busan ha sido sin duda una experiencia y un entretenimiento más que efectivo, aunque para nada original. Una película mutante que toma elementos de muchas otras sagas, muy evidentes y que funcionan, claro. Pero que no va en ningún caso, a producirnos las sensaciones que nos dejó la brillante segunda entrega. Porque recordemos que esto es una trilogía compuesta por el díptico Seoul Station de animación a la que sólo un mes después siguió en los cines de su país la ya mítica Train to Busan. Península cierra la trilogía, por ahora, con la más espectacular de las entregas, lo que no quiere decir que sea la mejor. Y quizá esa sea desde el inicio su intención.

Crítica de la película Mortal Kombat

Entretenimiento de acción trepidante mejor que sus predecesoras. .

      Bien cierto es que no era muy difícil mejorar lo propuesto por las anteriores películas de Mortal Kombat, pero eso no le resta mérito como entretenimiento competente a esta película que además tiene el acierto de incorporar la brutalidad y las pinceladas gore en sus combates.

Crítica de la película Una Joven Prometedora

Comprometida, inteligente y con una Carey Mulligan sensacional.

      Una joven prometedora tiene un aire a caballo entre lo pop y la crítica social, pero sin hacer gala de una continua sobre explicación a los espectadores, ni lanzar demasiados discursos. La película toma una situación demasiado real a día de hoy y la convierte en un relato verdaderamente singular, más thriller que drama, sobre los efectos de la tragedia en la vida cotidiana de cada uno de nosotros. Cuando nadie más quiere recordar, cuando el futuro parece al alcance de la mano, es entonces cuando el pasado convierte a la protagonista en un arma dispuesta a casi todo para conseguir lo que desea… justicia o lo que más se le parezca. En ese sentido la película de Emerald Fennell funciona a las mil maravillas en su debut como directora de largometrajes.

Crítica de la película Otra Ronda

Thomas Vinterberg y Mads Mikkelsen vuelven a dar en el blanco.

      La Caza, la anterior colaboración entre director y actor, es una de las mejores películas que podemos recordar. Una pequeña obra maestra que pone en tela de juicio quiénes somos como sociedad cuando nos sitúa cara a cara con una injusticia real pero con un miedo aún mayor. Cómo nos comportamos cuando lo hacemos como turba anónima, sin miedo a ser descubiertos, sin repercusiones, porque creemos que estamos dando caza a un villano. Por supuesto ambos debían repetir juntos porque el resultado merecía, permítanme el chiste, otra ronda más. Y la nueva película está a punto de igualar lo que vimos en La Caza. Quizá no sea tan brillante como aquella pero sigue siendo una magnífica película de principio a fin. Más o menos.

Crítica de la película Guerra de mentiras

Interesante reflexión sobre la mentira, su origen y sus consecuencias.

         Esta frase es el punto de partida de una de las películas más interesantes que vamos a ver este año. Una película útil, por cuanto nos lleva a reflexionar sobre una mentira que ha definido nuestro mundo desde principios de este siglo, la mentira y el miedo que condujeron a la invasión de Irak, y a pensar en qué otras mentiras están definiendo nuestro mundo y a nosotros mismos en esta era de la pandemia.

         La acción nos traslada a Irak en 1997, siguiendo los pasos del protagonista, un científico alemán experto en armas biológicas que forma parte de la misión de inspección de armas de las Naciones Unidas. La película rápidamente define a este personaje desde su inclinación a dejarse llevar por la mentira. Ya en sus primeros compases, en menos de 9 minutos de metraje, la película define el conflicto y la retorcida, pero humana, naturaleza de su protagonista, al tiempo que siembra claves de anticipación sobre las consecuencias que van a tener sus actos. Y lo hace de forma natural, fluida, cercana. No es solo que la película se base en hechos reales. Es que además se ha propuesto mantenernos siempre cerca, muy cerca, de ese pobre tipo miserable que la va a liar muy parda con sus mentiras, para que lo acompañemos en un camino que se va estrechando cada vez más mientras se interna en el laberinto casi kafkiano que él mismo ha construido y en la pesadilla de engaños y conspiración que le convierte en miembro del mismo clan de desesperados hijos de la angustia en el que podríamos encontrarnos al protagonista de la novela Crimen y castigo de Dostoiewski. Y Kafka y Dostievski forman un mal paisaje para vivir.

Crítica de la película Lo que queda de nosotras

Drama desdramatizado y optimista sobre la sororidad.

         Las que quedan atrás, por ejemplo, habría sido un título que responde mejor a lo que propone el argumento. Ellas son las que quedan atrás. Cuatro ellas concretamente: la primera esposa y la hija del primer matrimonio, la segunda hija y la hija del segundo matrimonio. No deja de ser paradójico que sea el marido, Craig, quien propicia, con su muy discutible actuación, la unión que llevará a la sororidad de las cuatro mujeres que deja por atrás.

         La faena del tipo me la creo a pies juntillas. Ocurre con más frecuencia de la que piensan muchas crédulas (y algunos crédulos) que en aras de un equivocado homenaje al romanticismo dejan los asuntos en manos de sus parejas, en lugar de llevarlo todo a medias. Por algo dice el refrán que donde hay confianza da asco.

Archenemy ★★★

Abril 06, 2021

Crítica de la película Archenemy

Rara pero curiosa. Cóctel de esquizofrenia, metanfetaminas y superhéroes.

       ¿Estamos ante una futura película de culto? Yo sospecho que sí.

       Psicodélica en su arranque, con la animación que se mantiene como recurso de referencia al origen fantástico del personaje interpretado por Joe Manganiello, Archenemy es película repleta de guiños y simbolismo en los que se ahoga un poco su sencillez argumental.

       Considerada como una reflexión de la fantasía de superhéroes en la que vive habita nuestra cultura popular en este siglo XXI tan maltratado por lo inesperado, por el caos que se ha asentado en nuestro supuesta realidad ordenada, creo que no ha sido valorada como merece.