Que Leonor Watling rebosa talento y belleza que vaya a descubrirse ahora. Ahí está su carrera, como actriz o en el mundo musical, para dar fe de ello. Lo que es difícil describir es ese carisma especial que tiene, y esa ternura en el trato que convierte una entrevista con ella en una auténtica delicia, por lo que tiene que decir y por cómo lo dice. Sentados en una sala de cine, hablando de Una Pistola en cada Mano, hay un momento de esos que nunca se olvidan, en el que ante un halago por su trabajo responde con un gracias lleno de candidez que desarma por completo al más pintado. Y de un rodaje especial y una película muy particular nos habla en esta entrevista.