×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 115

Causas, teorías y conspiraciones sobre la muerte de Bruce Lee y Brandon Lee

La maldición del Dragón

Hace 46 años que Bruce Lee fallecía y muchas son las teorías sobre su muerte. Tenemos la versión oficial y multitud de versiones, desde las más paranoicas a otras más realistas, pero sin pruebas. El 20 de julio de 1973, Bruce estaba en el apartamento de la actriz Betty Ting Pei para, desde allí, reunirse con el productor y big boss de la Golden Harvest, Raymond Chow y con el británico George Lazenby para hablar de Juego con la Muerte. Bruce sufría un terrible dolor de cabeza, por lo que le pidió a Ting Pei un analgésico. Tras tomarse un Equagesic, se tumbó un rato, para entrar en coma y fallecer horas después. Oficialmente, el Pequeño Dragón sufrió una reacción hiperalérgica a uno de los componentes de la pastilla, provocándole un edema cerebral. La noticia causó un auténtico revuelo. ¿Cómo un hombre como Bruce Lee pudo morir así? Por ello surgieron varias teorías, algunas meras noticias amarillistas para buscar el morbo, como el asesinato de la estrella por parte de las Tríadas, la mafia china, por negarse a pagar protección. Otro tipo de mafia china, los Tong, también fueron señalados, indicando que Ting Pei fue utilizada por las mismas para acabar con él, aunque nunca nadie ha dicho el motivo de quererle muerto. También es conocido el combate de Bruce contra Wong Jack Man para que pudiese enseñar Kung Fu a los occidentales, ganando Lee y, por ello, siendo asesinado por la comunidad china. Y no podemos dejar fuera a la mafia italiana, una teoría popular en Hong Kong, al negarse a que Lee les dejase participar en el desarrollo de su carrera. Podemos llegar a teorías más locas, como que fue asesinado por una prostituta que le dio un afrodisíaco muy potente que le volvió violento. El Dim Mak, o Golpe de la Muerte como muchos lo llaman, visto en Contacto Sangriento (1988), también es parte de estas teorías de conspiración. Supuestamente, le habían golpeado en cierto momento con esta técnica para que, meses después, falleciese, algo que aparecía en la prestigiosa revista Black Belt Magazine en 1985 según Jan Hollander. También podemos hablar de ese ataque, supuestamente epiléptico que sufrió durante el montaje de Operación Dragón en los estudios, un desvanecimiento en los baños debido en parte al calor agobiante de las instalaciones, días antes de su fallecimiento. Pero nunca se le diagnosticó dicha enfermedad.

Por otro lado, en la autopsia, le detectaron THC en el organismo y restos de hachís en el estómago, algo que realmente consumía debido a los dolores de espalda tras la lesión con pesas que casi le impidió volver a caminar. Recordemos que tanto la marihuana como el hachís, eran legales en muchos sitios en 1973, pero las dosis detectadas no eran mortales. Por ello surgió una teoría conspiranoica que apuntaba al mismísimo Raymond Chow, que era quien, según esta idea, le conseguía hachís de Nepal, muy potente. El caso es que Bruce estaría pensando en trabajar con otra productora, y Chow, lejos de querer perder a su gallina de los huevos de oro, decidiría que o trabajaba con él, o con nadie. Siguiendo con las drogas, hay comentarios sobre consumo de cocaína y heroína por parte del Pequeño Dragón, con declaraciones de gente que afirmaba conocer al camello que vendía estas sustancias a estrellas como Lee, Mick Jagger o Janis Joplin, una versión totalmente fantástica al no encontrarse rastro de estas drogas en su organismo. Incluso se habló de una extraña droga denominada 707.

Si nos centramos en el título de esta noticia, hay un par de teorías, una de ellas vista en el biopic Dragón. La Vida de Bruce Lee (1993), sobre una maldición familiar que llevó a modificar el nombre de Bruce para hacer creer a los espíritus que Bruce era una chica, Sai Fon, Pequeño Fénix, y evitar que el primer varón de la familia fuese asesinado por ellos. Si a esto le sumamos el fallecimiento de su hijo, Brandon Lee, durante el rodaje de El Cuervo (1994), podría parecer que, en efecto, existía una maldición familiar.

Y no puedo terminar mencionando otros titulares que decían que murió después de una sesión maratoniana de sexo con Ting Pei (siempre se ha especulado que ambos eran amantes, pero ese es tema para otra ocasión), o con una hierba letal. Incluso se habla del Feng Shui, una ciencia china energética utilizada en la construcción de edificios que afectaría a la casa de Bruce en Hong Kong, situada en una zona denominada Los Nueve Dragones, que, al comenzar a edificarse dicha zona, interrumpieron el flujo energético, llegando a enfermarse los trabajadores de la zona. Con la llegada de Bruce, los espíritus de los dragones que supuestamente allí vivieron, decidieron acabar con él al ser sólo un pequeño dragón. Según algunas fuentes, Bruce fue avisado de ello, por lo que colocó un reflector con los trigramas del I-Ching para protegerse, pero dos días antes de fallecer, un tifón derribó un árbol que arrancó el reflector y quedando desprotegido.

Como puedes ver, muchas son las teorías, unas nada creíbles y otras sin datos reales que se puedan confirmar, por lo que cuando me preguntan sobre cómo murió Bruce, suelo dejar clara la versión oficial, y comentar otras teorías, pero como dijo su viuda, Linda, prefiero pensar en cómo vivió a cómo murió, por mucho que desee saber la verdad detrás de estas teorías.

 

Iván Fernández

Add to Flipboard Magazine.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Revista ACCION

Modificado por última vez en Martes, 06 Agosto 2019 11:24
Valora este artículo
(0 votos)
Iván Fernández Ronin

Madrid, 1977. Amante de la cultura asiática, artes marciales y cine en todas sus vertientes, sobre todo de Bruce Lee y el cine marcial que veía sin parar durante la década de los ’80, marcándole e influyéndole profundamente en todos los aspectos de su vida. Por ello fundó la Asociación Cultural y Juvenil Ronin para poder difundir la cultura oriental y su cine a través, desde 1999 y durante casi diez años, el fanzine Ronin, sobre todo el cine de artes marciales que, tras dejar de editarse, se transformó en el blog Ronin Cine Asiático. Durante varios años colaboró con su asociación en las Jornadas de Cómic, Manga y Cultura Oriental de Leganés para pasar a organizarlas junto al Ayuntamiento de Leganés, incluyendo la I Muestra de Cine Asiático de Leganés, además de en eventos como Expocómic, Expomanga y Japan Weekend y realizando concursos, charlas y actividades como concursos de cómic, ilustración o haikus, además de proyecciones de cine oriental. Tras dejar de acudir a estos eventos, se centró en el cine asiático y de artes marciales en su web para dar el salto profesional escribiendo en la revista Acción desde 2009 y en la revista de artes marciales Dragonz Magazine, desde su fundación en enero de 2015, así como en sus respectivas webs con noticias y entrevistas a estrellas del cine de artes marciales. Ha participado de forma puntual en charlas para estudiantes de Comunicación Audiovisual de la Universidad Rey Juan Carlos I de Vicálvaro, en el Centro Cultural Coreano de Madrid, en libros técnicos como “Análisis de Secuencias 2” y otros medios de comunicación como Punto Radio o Europa FM como experto en cine oriental además de en el International Action Film Festival (NIAFFS) con críticas semanales en su blog y como miembro del jurado en el año 2017. Ha estudiado fotografía y producción de vídeo, realizado cortometrajes (ganando el premio al Mejor Cortometraje de Leganés en 1997) y trabajado desde el año 2000 al 2007 en televisión en diferentes puestos, series, programas y eventos, además de impartir clases de Karate y Jiu-Jitsu a niños y adultos durante varios años o montar conciertos. También es el presidente de la Asociación Cultural Hwarang, especializada en Corea y que colabora con la Embajada y el propio Centro Cultural Coreano.

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp