Jesús Martín

Jesús Martín

Soy un auténtico apasionado de las películas que despiertan la imaginación

Crítica de la película La casa del terror

Macabra versión del juego de escape room y de las ferias populares de los pueblos, con la aparición de unos psicópatas que recuerdan al legendario Pinhead, de Hellraiser.

El aroma de los filmes de terror adolescente de los ochenta, con huidas frenéticas hacia la supervivencia y asesinos con ganas de “cargarse” a todos los incautos que caen en sus redes, prende con fuerza en esta divertida película de Scott Beck y Bryan Woods.

A modo de atracción enloquecida, la trama arranca con un grupo de veinteañeros ansiosos por  vivir experiencias al límite de lo soportable, durante la celebración de la Noche de Halloween. Entre los citados estudiantes se encuentra Harper (Katie Stevens): una chica con un traumático pasado de malos tratos por parte de su padre, que intenta dar carpetazo a su relación con un hombre de similar comportamiento al de su progenitor. La panda escapa de la ciudad, para buscar una extraña y apartada Casa del Terror, que promete un verdadero viaje al horror. Con el objetivo de pasarlo de miedo, los jóvenes penetran en los siniestros laberintos de esta caseta circense; pero lo que desconocen los chavales es que ningún cliente sale con vida, ni finaliza el recorrido propuesto.

Después de trece años sin tocar el tema de la mafia en sus películas, desde El infiltrado (2006); Martin Scorsese regresa al ecosistema de los ilegales clanes italoamericanos e irlandeses asentados en Estados Unidos, donde transcurrían parte de sus mejores obras, como Uno de los nuestros (1990) y Casino (1995).

El irlandés es un largometraje que vuelve a unir al maestro de Taxi Driver con el denominado imperio del crimen, y lo hace dentro de un esquema de clasicismo voluntario y absorbente. Un contexto que Scorsese sabe manejar como pocos, y en el que su estilo y lenguaje audiovisual encajan como un guante.

No obstante, los años transcurridos en otros géneros cinematográficos pueden hacer pensar en una cierta pérdida de empaque e inspiración en el director neoyorquino, a la hora de desarrollar los entornos mafiosos en los que se sustenta la trama de El irlandés. Un miedo que parece diluirse, ante las esperanzadoras coordenadas concitadas por el responsable de La edad de la inocencia.

Daniel Calparsoro recorre las calles de la capital alavesa, para convertir su misteriosa fisonomía arquitectónica en un personaje más de El silencio de la ciudad blanca.

Hay ocasiones en que una película está determinada por los lugares donde transcurre la trama, como si la atmósfera que insuflaran los decorados se pegara fuertemente a la evolución del guion. Esto es lo que ocurre con El silencio de la ciudad blanca, cuyos resultados no serían los mismos sin el elemento de suspense que transmiten los monumentos y las calles de Vitoria Gasteiz.

De similar forma a lo que sucedía con la adaptación de El guardián invisible (Fernando Gómez Molina, 2017) y el valle del Baztán; en esta ocasión el hilo conductor viene igualmente heredado de una novela precedente, del mismo título que el filme de Calparsoro, escrita por Eva García Sáenz de Uruturi. Una unión visual fuerte e irrompible, que la cinta del responsable de Cien años de perdón se encarga de potenciar, con cada plano y secuencia que componen el metraje de la obra.

Crítica de la película La trinchera infinita

Opresiva y estremecedora película, en la que es posible compartir el miedo y la angustia del represaliado protagonista, tanto por el golpe militar de 1936 como por la dictadura franquista.

El tiempo parece detenerse en esta esforzada obra de Jon Garaño, José Mari Goenaga y Aitor Aregi. Sin prisas ni veleidades vertiginosas, el trío de cineastas narra la historia de Higinio y Rosa, con la paciencia analítica que requiere acercarse a uno de los períodos más oscuros de la historia contemporánea de España (el correspondiente al comienzo de la Guerra Civil y el de la posterior dictadura franquista).

Desde las escenas iniciales, cuando Higinio (Antonio de la Torre) tiene que huir de su lecho matrimonial, para evitar ser asesinado por un grupo de partidarios de Franco; La trinchera infinita se erige como una huida constante, en la que la cámara sigue con precisión la asfixia cotidiana que sufren los personajes protagonistas.

La acción arranca en 1936, coincidiendo con el golpe militar que dio origen a la Guerra Civil Española. Higinio y Rosa (Belén Cuesta) llevan casados solo unos meses. Una madrugada, la pareja escucha cómo en el exterior de su casa se detiene un camión. De él bajan unos soldados con el uniforme nacional, hecho que obliga a Higinio a escapar rápidamente de su hogar. Delatado por un vecino del pueblo, el hombre es metido en el camión, con destino a un fusilamiento seguro. En medio de un momento de confusión, el militante republicano salta del transporte y se esconde en el bosque. Una vez que los perseguidores han bajado la guardia, el otrora miembro del ayuntamiento regresa con Rosa, quien decide esconder a su marido en el subsuelo de la casa. Año tras año, la situación no mejora, e Higinio tiene que estar oculto hasta 1969, siempre condenado a pasar sus días en espacios reducidos y con luz escasa.

Un noviembre movidito y cargado de emociones frente a la pantalla. Eso es lo que ofrece la plataforma online HBO España, para sus clientes españoles.

Unos contenidos en los que es posible viajar a la Inglaterra de la época de la dominación romana (Britannia) y al universo fantástico surgido de la mente del novelista Philip Pullman (La materia oscura). Todo ello aderezado con algún que otro tour por la Historia reciente del siglo XX, a través de revoluciones tan emblemáticas como la de la antigua Checoslovaquia (The Sleepers).

La materia oscura abrirá el catálogo de novedades, el próximo 4 de noviembre. Esta esperada y ambiciosa adaptación de los libros juveniles de Philip Pullman sigue las andanzas de una pequeña  huérfana, llamada Lyra Belacqua (a quien interpreta la madrileña Dafne Keen Fernández): una preadolescente, que descubre un siniestro complot para secuestrar niños. En un escenario de inspiración victoriana, y con muchas de sus localizaciones rodadas en el País de Gales, esta producción de ocho episodios cuenta con directores del calibre de Tom Hooper (El discurso del rey): apuesta con la que BBC, New Line Cinema y HBO intentan hacer olvidar el escaso tirón comercial de La brújula dorada (cinta basada en los mismos textos de Pullman, que fue estrenada en salas en 2007).

Amazon Prime Video presenta un suculento menú para la noche de Halloween

Títulos clásicos del cine de terror y series de última hornada, más varias sorpresas ocultas, son algunos de los apetitosos platos en formato audiovisual cocinados por Amazon Prime Video, dispuestos a haceros pasar un Halloween de susto. Plan frente a la pantalla que también puede servir para bajar los caramelos que os hayáis agenciado con el “truco o trato”.

Como entrante, no hay menú para la noche de los muertos o de todos los santos que no incluya un debido homenaje a la película por excelencia en esta celebración: La noche de Halloween (John Carpenter, 1978). Da lo mismo que se haya visionado miles de veces con anterioridad en televisión y vídeo; pero abrir boca con el indestructible de Michael Myers, mientras persigue con su machete a la asustada Jamie Lee Curtis, bien merece una sentada en el sofá… con las luces convenientemente apagadas. Un consejo: probad a ponerla en versión original, donde la voz de Donald Pleasence es casi tan electrizante como las acometidas del serial killer enmascarado.

Dentro del amplio catálogo de Filmin hacemos una selección de los títulos más terroríficos que nos ofrece

Una noche infernal, en la que experimentar los suficientes sustos frente a la pantalla de tu ordenador o tu smartTV, es lo que propone la plataforma oniline Filmin para la jornada del 31 de octubre al 1 de noviembre, cuando las almas de los espíritus díscolos se cuelan en los cuerpos de psicópatas y criminales alentados por el sadismo.

 Filmin basa su oferta en una selección de películas realmente estimulantes, preparadas a conciencia por los responsables del videoclub: reunidas con la misión de divertir e impactar a su clientela.

Para empezar con el menú de degustación, es agradable encontrarse con una cinta como La maldición de Thelma (Joachim Trier, 2017): una movie noruega inédita en España, que resulta especialmente brillante en su puesta en escena y su singular guion. El argumento gira en torno a los problemas de una adolescente, cuando descubre que posee extraordinarios poderes sobrenaturales. Realidad que la introduce en una pesadilla de la que no puede huir. En su exposición y atmósfera puede recordar un poco a la genial Déjame entrar (Thomas Alfredson, 2009).

La plataforma online comandada por Jeff Bezos despliega un amplio catálogo, que incluye las últimas temporadas de Jack Ryan y The Man in the High Castle.

Aventuras, historia, thriller, tramas de espionaje al más puro estilo de los setenta, anécdotas familiares y una versión de un clásico de Alfred Hitchcock son algunos de los ingredientes que componen la oferta de Amazon Prime Video, para animar este mes de noviembre.

El 1 de noviembre, la segunda temporada de Jack Ryan desembarcará en la plataforma liderada por Jeff Bezos. Después de los ocho episodios de la primera entrega, donde el activo agente de la CIA creado por el novelista Tom Clancy estuvo a punto de morir a manos del maquiavélico Mousa Nin Suleiman, Jack viaja a Venezuela; con el fin de ayudar a los ciudadanos de ese lugar, y desactivar una red de tráfico ilegal de armas. Un destino que se alterna con diversos traslados a Moscú, así como otros escenarios a lo largo y ancho del mundo. John Krasinski (Un lugar tranquilo) regresa en la piel de un héroe que antes que él lució los rostros de Harrison Ford, Alec Baldwin, Ben Affleck y Chris Pine. Como caramelo artístico para esta segunda etapa, los responsables han contado con la intensa colaboración de la icónica Noomi “Lisbeth Salander” Rapace (quien encarna a la agente teutona Harriet Bauman).

Crítica de la película El silencio de la ciudad blanca

Daniel Calparsoro diseña con brillantez la adecuada atmósfera tenebrosa que requiere el filme, pero naufraga cuando intenta dotarla de un aura mucho más inquietante de lo que permite el guion.

Tras la adaptación de El guardián invisible, ahora le toca el turno a la primera entrega de la trilogía creada por Eva García Sáenz de Urturi: un relato de asesinatos rituales y salvajes, que transcurre en Vitoria Gasteiz. No resulta baladí comparar la versión cinematográfica de El guardián invisible con esta historia dirigida por Daniel Calparsoro; ya que ambas siguen una pauta más o menos coincidente, que tiene en el folclore autóctono su piedra angular.

La trama de El silencio de la ciudad blanca recrea la investigación llevada a cabo por Unai y su compañera Estíbaliz, para dar con el responsable de una serie de crímenes esotéricos que asolan la urbe de la Virgen Blanca. Estos asesinatos tienen por víctimas a parejas de distinto sexo, cuyos componentes acreditan la misma edad. Los elegidos llevan un intervalo ascendente de cinco años, y los nuevos cadáveres suponen el regreso de una serie de homicidios ocurridos veinte años atrás. De hecho, el encarcelado entonces (un misterioso escritor de familia rica) está a punto de ser puesto en libertad. Unai se encuentra perdido, y el asunto no mejora con la llegada de su nueva jefa: la subcomisaria Blanca.

Crítica de la película Amundsen

Sobrio y algo convencional biopic sobre la vida del explorador noruego Roald Amundsen, que dirige Espen Sandberg (Kon-Tiki).

Roald Amundsen era un hombre serio, parco en palabras y con un carácter un tanto singular. Sin embargo, su naturaleza se transformaba, cuando se ponía a surcar las superficies heladas del planeta. Esta obsesión por aventurarse hacia geografías desconocidas convirtió al primer humano acreditado en alcanzar el Polo Sur en una auténtica celebridad, dentro del reino de Noruega; pero los destellos estelares no parecían acompañarle en la parcela más íntima y sosegada de su existencia.

El cineasta Espen Sandberg (quien ya recreó las hazañas del también aventurero Thor Heyerdall, en Kon-Tiki) se acerca a la escurridiza y pétrea personalidad de Amundsen, desde una perspectiva un tanto opaca. La necesidad de quedarse en el envoltorio, y hurgar poco en las capas menos mediáticas de tan ilustre protagonista, lleva al director a mostrar un retrato algo frío, donde los conflictos con su hermano Leon están rebajados en intensidad, y en el que las peleas por sacar adelante las expediciones son meras anécdotas, eclipsadas por la grandeza de los proyectos emprendidos.

Bajo semejantes premisas, el actor Pål Sverre Hagen (que igualmente prestó su físico para encarnar al antes citado Thor Heyerdall, en Kon-Tiki) modifica sus facciones convenientemente, para parecer el envejecido individuo que se dio a conocer por su espectacular viaje al temido Paso del Noroeste (el mismo en el que encallaron los navegantes de la serie El Terror). Un trabajo que se aprecia mejor desde el punto de vista estético, ya que su caracterización no consigue traspasar en ningún momento la dura epidermis del aventurero nacido en Borge al que representa. De esta manera, el intérprete refleja la faz de un individuo atrapado en su propio universo, al que únicamente le mueve su pasión por ir donde los demás mortales aún no se habían atrevido a trasladarse.

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp