Crítica de la película El Vicio del Poder

Adam McKay vuelve a satirizar la sociedad americana.

Con un reparto brillante, el director de La Gran Apuesta se mete de lleno en la política americana tras asaltar la economía en su anterior película, también una de las nominadas a diversos premios el año de su estreno. En esta ocasión repiten junto a McKay gente como Christian bale o Steve Carell, el primero como protagonista imprescindible de la película y uno de los grandes favoritos a llevarse el Oscar este año, dando vida a un político republicano como Dick Cheney, quien fuese vicepresidente de George W. Bush, un puesto que podía ser decorativo en manos de otros, pero que en su caso le convirtió en uno de los hombres más poderosos del mundo, que cambió en gran medida la política americana y mundial…