×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 115

Crítica de la película Triple frontera

Reparto, director y guionista… todo encaja en este ejemplo de un cine casi olvidado…

Para hacer memoria, Triple Frontera nos trae una película dirigida por JC Chandor , director de películas tan interesantes como El Año más violento o Margin Call, con un guión del sensacional Mark Boal, guionista responsable de joyas como En Tierra Hostil, Detroit y Zero Dark Thirty (por algo Kathryn Bigelow produce la película) y un reparto liderado por Oscar Isaac al que se suman nombres magníficos como Charlie Hunnam, Garrett Hedlund, Pedro Pascal o Ben Affleck, que forman este peculiar equipo de fuerzas especiales retirado que vuelve al trabajo para una última y lucrativa misión. Y lo curioso de la película es que tiene todos los tópicos que puedan imaginarse y, pese a ello, funciona…

Pese a que Tron Legacy obtuvo un muy buen resultado de taquilla (aunque es cierto que inferior quizá a lo esperado cuando se dio luz verde al proyecto), e incluso tuvo una serie de animación en el canal Disney, la anunciada tercera entrega de Tron no encontraba el momento de ponerse en marcha y nadie parecía hablar del asunto, hasta el punto de que muchos la dábamos ya por olvidada en el cajón de proyectos que no terminan de realizarse. Pero parece que el proyecto finalmente verá la luz, según anuncia The Hollywood Reporter, con un rodaje que tiene previsto comenzar el próximo otoño y para el que ya han firmado Olivia Wilde y Garrett Hedlund, repitiendo sus papeles de Quorra y Sam Flynn respectivamente, mientras que la película estará dirigida por Joseph Kosinski, director también de la segunda entrega, Tron Legacy. Aunque no se sabe nada de la historia, los rumores apuntan a que continuará la historia donde la dejó la película anterior.

Como comentaba al principio, Tron Legacy fue un éxito de taquilla, con más de 150 millones recaudados en Estados Unidos sólo, pero no fue el éxito navideño que se esperaba, ante todo debido a la moderada recepción de la audiencia y la crítica, que encontraron el producto curioso pero algo aburrido, quizá como la película original, película de culto de los 80 que fue revolucionaria con los efectos especiales, pero fue un fiasco en la taquilla y también, vista con el paso del tiempo, tenía ese problema de ritmo y falta de sentido del espectáculo. Quizá por eso ha sufrido tantos retrasos el proyecto de la tercera parte, pensando que quizá el público no está demasiado interesado en ver la película y que podía terminar siendo un fracaso comercial. A ver qué tiene que ofrecernos Kosinski en esta ocasión.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine