Diversión y aventuras para toda la familia. Posiblemente cuando termine el año, no recordemos Home como una de las grandes películas de animación del año, porque quizá no sea una obra memorable a la altura de las mejores de Pixar o de joyas como Cómo Entrenar a tu Dragón. Pero tampoco lo pretende. De hecho, su falta de pretensiones, su interés por el entretenimiento más sencillo y directo, su mensaje familiar sin excesos y su magnífico sentido del humor, hacen que la película funcione a todos los niveles como un reloj suizo, incluso cuando sus personajes y el propio concepto parezcan más destinados a los más pequeños de la casa. No importa, cualquiera pueda pasar un gran rato con la película y nunca aburrirse.

La llegada de una raza alienígena a la tierra desplaza a los humanos, de forma pacífica, pero deja a una chica en busca de su madre, aliada sin quererlo con un alien torpe, bocazas y poco querido por sus congéneres, en un viaje que les hará dar la vuelta al mundo. Perseguidos y con la amenaza de otra raza alienígena que busca a nuestros queridos invasores para acabar con ellos… Como todas estas películas la clave está en el mensaje familiar, de pertenencia, de encontrar nuestro lugar pero sin olvidar a los nuestros. Nada es más importante que la familia, ya sea la que tenemos o la que vamos creando a lo largo de nuestra vida a través de nuestros amigos.

Los niños lo entienden y se lo pasan en grande con una enorme aventura llena de seres adorables y personajes con carisma. El diseño de los aliens es perfecto para la chavalería, como también lo es la joven protagonista. Y el humor es genial para toda la familia, grandes y mayores. Humor que compartido hace que las carcajadas sean más agudas. Aquí es donde la película, no importa la edad que tengamos, es más efectiva. Cuando nos hace a todos reír. Lo consigue sin despeinarse. La animación recuerda a Los Croods, por ejemplo, y ese recuerdo también nos da un punto más de empatía con la historia, porque Los Croods gustó mucho al público. Pero no todo son buenas noticias, evidentemente. Tiene cosas malas.

Tiene detalles de fórmula demasiado repetida, tanto en la trama (pese a algún giro potente, como la llegada a París que sucede mucho antes de lo esperado), como en los personajes. El gato sobra por completo, ni aporta, ni divierte, ni nada. No tiene valor de llegar donde han llegado otras películas de animación (el final, sin ir más lejos), y acaba siendo menos original de lo que debería, lo que nos proporciona la sensación de que el viaje ha sido muy divertido, pero que en esa montaña rusa ya nos habíamos montado antes. Nada nuevo bajo el sol. Por eso quizá no sea memorable, pero qué bien que se lo sigue pasando uno en la montaña rusa. Eso es lo que proporciona la película innegablemente. Un viaje divertido para toda la familia.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp