A la luz del rumor de que Apple y Netflix luchan por los derechos de la última entrega de James Bond, han aparecido las cifras de presupuesto en contenido que manejan todas las compañías de streaming más importantes del mundo.

      Todos conocemos ya el rumor, algo vago, de que la nueva entrega de James Bond podría pasar a streaming si las intenciones de Netflix o Apple llegan a buen puerto, con una puja por la película que parece haber sido desmentida por MGM, la responsable de Sin Tiempo para Morir. La película no está a la venta, aseguran, aunque Netflix y Apple no han hecho declaraciones al respecto, y no se espera que la hagan. Ambas compañías tienen el dinero necesario para hacerlo, sin duda, aunque no gastan lo mismo en contenido, y si se confirmasen las ofertas, estaríamos hablando de varios cientos de millones de dólares, seguramente (y esto es una opinión, si me lo permiten) cercanos a los 500 millones. Amazon ha asegurado que ellos no han pujado por la película, y desde MGM se asegura que la intención es que el público vea a James Bond en cines. Sobre todo porque Universal tiene algo que decir al respecto, al llevar los derechos internacionales de la cinta…