Crítica de la película Rompiendo las normas

Los necesarios mensajes de la película se sitúan por encima de las personas que dieron vida al movimiento feminista.

      En los últimos años hemos tenido una fuerte corriente de cine feminista y, especialmente, de películas basadas en hechos reales que retratan los esfuerzos de las mujeres a lo largo de la historia por acabar con el patriarcado y poner en cuestión el orden social establecido. Algunas de ellas caían en el maniqueísmo al representar a los hombres como seres unineuronales, mientras que a otras su carácter panfletario les hacía obviar los valores narrativos o cinematográficos. Rompiendo las normas, de la directora Philippa Lowthorpe (Llama a la comadrona), consigue insuflar aire fresco al subgénero al contextualizar la historia en la Inglaterra de 1970, conjugando el nacimiento del Movimiento de Liberación de Mujeres con el certamen de Miss Mundo celebrado en el país.