Crítica de la película RAMBO Last Blood

Lástima: no empieza a ser realmente Rambo hasta los 20 minutos finales.

Después de una larga espera y las buenas vibraciones que como disparate de acción nos dejó la cuarta película de la saga, Rambo: Last Blood me deja una sensación agridulce de desperdicio de reparto por guión flojo y que además en su primera parte aplaza la acción a que nos tiene acostumbrados la saga en sus entregas anteriores.

El problema añadido es que esa primera parte, la más emotiva -forzadamente emotiva, todo hay que decirlo-, aborda un tema serio, un asunto tan grave y trágico como la trata de blancas, y eso encaja mal con el tipo de disparate de acción y aventuras que siempre ha propuesto el tipo de propuestas que protagoniza este icónico personaje.

Es una pena porque sin duda la película esporádicamente en su primer y segundo acto y totalmente en el tercer acto, entra en el juego de lo que esperan los espectadores de la saga de Rambo, e incluso incluye un desenlace que es la acción más brutal del protagonista en sus cinco aventuras cinematográficas.

El actor ha confirmado los rumores que hablaban de una séptima entrega del personaje en solitario, que tendría que ver con un país extranjero y un nuevo boxeador.

Llevamos tiempo oyendo hablar entre rumores y filtraciones de Rocky VII. Según los mismos, Sylvester Stallone planearía regresar como protagonista de una nueva entrega de Rocky, alejado de Creed y de las dos películas lideradas por Michael B. Jordan en las que el actor ha tenido un papel imprescindible. No había confirmación, pero se decía que sería la séptima entrega de Rocky, con el personaje volviendo para entrenar a un nuevo discípulo, en esta ocasión un joven latinoamericano, que tras volver a su país para visitar a su familia y dada su condición de inmigrante ilegal, no puede volver a Estados Unidos, por lo que será Rocky quien viaje a este país para entrenarle.

La icónica película de Stallone tendrá finalmente un reboot de la mano de su protagonista y del director Robert Rodríguez, y además Stallone espera que la siguiente sea Tango y Cash.

Masacrada por la crítica, pero adorada por los fans, Cobra, dirigida por George Pan Cosmatos, y estrenada en 1986, nos dio uno de los papeles más icónicos de Stallone más allá de la saga rocky y Rambo, y desde hace un tiempo, con la moda de los remakes y los reboots, se había mencionado la posibilidad de volver al personaje y su universo, hablando incluso de una serie de televisión, pero nunca terminó de cuajar. Ahora según ha anunciado Fandango, el actor ha declarado que trabaja junto a Robert Rodríguez en el proyecto, y que podría suceder, aunque en este momento está en manos de Rodríguez y es su bebé.

El mítico personaje de Sylvester Stallone podría regresar en una nueva película alejado del personaje de Adonis Creed y la nueva franquicia, volviendo a la saga original.

El final de Creed II daba una sensación de cierre y despedida de muchas cosas, pero quizá la principal de separación de caminos entre los personajes principales. O quizá no. No sabemos si Rocky aparecerá en Creed III, parece improbable incluso (recordemos que el actor quería que el combate final fuese entre  él y Dolph Lundgren y hubo que explicarle que eso no era posible…), pero podría ser porque el personaje, el más icónico de la carrera del actor, que ha aparecido en ocho películas, encuentra su propio camino en otra película de la saga Rocky y no de Creed. Dos sagas que podrían continuar a la par, quizá incluso cruzándose en el futuro, según ha anunciado Variety, en una entrevista con Stallone.

Aunque muchos esperaban que Rambo: Last Blood fuese la despedida del personaje, el cineasta no descarta volver

Sylvester Stallone ultima en estos momentos Rambo: Last Blood, quinta entrega del personaje que Lionsgate estrena en USA el 20 de Septiembre de este mismo año, y mucho se ha especulado sobre la película sobre todo debido a su título, recordando que la primera entrega se llamaba First Blood en su título original. Pero Stallone ha dejado claro que este no tiene que ser el que diga adiós al personaje, ni mucho menos. Ha sido en The Cannes Film Festival on YouTube donde ha anunciado que si la película es un éxito él volverá a una sexta entrega.

Con el rodaje aparentemente ya terminado, el actor Sylvester Stallone ha presentado las primeras imágenes detrás de las cámaras de la última aventura de Rambo.

Preparándose para la guerra, así encontramos a John Rambo, el icónico personaje interpretado por quinta vez por Sylvester Stallone, en las primeras imágenes de video detrás de las cámaras que hemos podido ver. Eso es lo que ha compartido con todos sus fans el actor a través de su cuenta de Instagram, dejando que viésemos unos segundos de lo que ha sido el rodaje y lo que nos espera en la película Rambo V: Last Blood, que se estrena en USA el próximo 20 de septiembre.

Crítica de la película Rocky

El despegar de Stallone y el nacimiento de uno de los personajes más queridos del cine

En el año 1976 Sylvester Stallone era un perfecto desconocido, un joven que soñaba tanto con convertirse en actor de cine que para pagar sus clases de arte dramático tuvo que participar en una película porno al sólo quedarle 20 dólares en el bolsillo. Hablando en plata, vivía en la más absoluta miseria ya que, como aseguró el propio Stallone más adelante, el apartamento en el que vivía Rocky en la película (que era un cuchitril) era mucho mejor que el suyo e incluso tuvo que vender su perro por 25 dólares, tal era su situación por aquel entonces. Pero ya se sabe, América es la tierra de las oportunidades, el lugar en el que los soñadores persiguen ese inalcanzable ideal conocido como “el sueño americano” y eso mismo hizo Stallone.

Empezó como extra en películas y series como Bananas (de Woody Allen), Carrera de la Muerte 2000 o por ejemplo en Kojak y rápidamente empezó a bocetar guiones hasta que el 24 de Marzo de 1975 presenció el combate entre el gran Muhammad Ali y Chuck Wepner, pelea que dominó Ali en todo momento pero, en el noveno asalto, Chuck golpeó a Ali, consiguiendo derribar al campeón, quien inmediatamente se levantó para seguir con el combate para continuar dándole a Wepner la paliza de su vida. No sé si cayó por el golpe o por inestabilidad pero lo cierto es que cayó y eso dio la idea a Stallone para escribir el guión sobre un boxeador que fuera totalmente desconocido, un don nadie al que nadie toma en serio pero que fuera capaz no sólo de derribar al campeón sino que, además, aguantar los 15 asaltos, demostrando a todo el mundo que no era uno más del montón.

En sólo tres días preparó el guión de Rocky, un guión que encantó a los productores pero había un problema, que no querían a Stallone en la película pero el actor se negaba a soltar el caramelo porque sabía que era tal el potencial de ese guión que se aferró a él con todas sus fuerzas, a sabiendas que si se deshacía de él se arrepentiría toda la vida. Los productores, convencidos de que podrían convencer a Stallone de soltar el guión con ayuda de un cheque que el actor necesitaba más que el comer, pensaron en varios actores para interpretar al púgil más famoso de Filadelfia: Ryan O´Neail, Burt Reynolds, James Caan o Robert Redford fueron algunos de los candidatos. Le ofrecieron a Stallone 300.000 dólares para que se saliera de este proyecto, cantidad que le resolvía la vida en aquel momento, pero nada lo convenció. Finalmente, accedieron a darle el papel principal a cambio de pagarle tan sólo 35.000 dólares por el guión.

El actor y guionista de la película ha mencionado en redes sociales que el primer montaje está listo para enseñar al estudio y que el final es inesperado y va a sorprender a todo el mundo.

Algo que viene en consonancia con las palabras del presidente de Lionsgate, estudio responsable de la película, Joe Drake, quien en la CinemaCon de Las Vegas ha anunciado que la película tendrá un final sorprendente e inesperado. Ahora Stallone, protagonista de la película, como no podía ser de otro modo, ha lanzado un post en redes sociales en el que habla del proceso de edición de una película, que al parecer puede ser doloroso, pero que en esta ocasión no lo está siendo.

Crítica de la película Rambo III

Cuando el chicle ya no puede estirarse más, ocurren estas cosas

En el año 1988 vio la luz la tercera entrega de Rambo, una película dirigida por Peter MacDonald y que resultaba innecesaria dentro de la saga ya que no aportaba nada nuevo al universo de este super soldado americano, el cual llevaba dos películas tratando de dejar atrás lo vivido en la Guerra de Vietnam pero siempre encontraba la manera de volver a la acción.

Tras los sucesos vividos en la segunda película (Rambo: Acorralado parte 2), Rambo (Sylvester Stallone) vive en Tailandia ayudando a unos monjes a construir un Monasterio a la vez que participa en peleas con palos para ayudar a estos monjes económicamente. Es entonces cuando el coronel Trautman (Richard Crenna) se presenta en el Monasterio con un asesor militar (Kurtwood Smith) para pedirle que participe en una misión en Afganistán para suministrar misiles stinger a las fuerzas rebeldes que luchan contra los invasores soviéticos. A pesar de que el propio Trautman participará en la misión, Rambo declina la oferta alegando que “ya ha pagado su tributo y su guerra ha terminado”.

Sin embargo, cuando Trautman es capturado en plena misión por el coronel soviético Zaysen (Marc de Jonge), Rambo decide acudir en su ayuda, iniciando una misión de rescate por su cuenta a sabiendas de que si es capturado el Gobierno Americano negará cualquier relación con él, algo a lo que lamentablemente nuestro héroe ya está acostumbrado…

Crítica de la película Rambo

Una secuela que no era necesaria pero que aún así es muy entretenidaine

Mientras escribo estas líneas, se está terminando de realizar la que será la quinta entrega de la saga de Rambo, la cual empezó en 1982 con Acorralado y que, tras su rotundo éxito, la secuela estaba asegurada. Antes de analizar esta película voy a hacer un breve resumen de quién es John Rambo por si hay algún rezagado que no sepa quién es, evitando spoilers de la película original por si alguien aún no la ha visto.

El personaje de Rambo es el protagonista de la novela “Primera Sangre” del escritor David Morrell, quien mientras daba clases en la Universidad de Iowa vio que muchos jóvenes que volvían de la guerra de Vietnam eran incapaces de adaptarse a la vida civil, padeciendo serios problemas de concentración, estrés postraumático o dificultades para controlar la ira. De esta manera nace el personaje de Rambo, un veterano de guerra que había desempeñado con honores su trabajo en Vietnam pero que al regresar a casa se encontró con un país que no sólo le despreciaba y le daba la espalda sino que, además, no le daba opciones para reinsertarse en la sociedad y ganarse la vida, teniendo casi que mendigar para sobrevivir hasta que choca con el Sheriff de un pueblo con ganas de tocarle las narices y Rambo se desata provocando el caos.

La novela es mucho más violenta que la película Acorralado, en la que Rambo (Sylvester Stallone) sobre todo se defiende intentando provocar el menor daño posible, evitando matar a sus atacantes quienes no terminan de entender contra quien se están enfrentando. La mejor manera de resumirlo sería parafraseando al gran Clint Eastwood en Gran Torino: “¿Nunca os habéis cruzado con alguien a quien no deberíais haber puteado? Ese soy yo...”. En efecto, ese es John Rambo.

Página 1 de 5

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp